Mustang, el potro llega a Europa

¿Cuántas veces hemos visto en las películas carreras entre muscle cars? Modelos de gran cilindrada, tamaño y potencia, con una carrocería musculosa, aerodinámica y de gran presencia que hacía palidecer a sus equivalentes europeos y japoneses de su época. Ahora, en pleno siglo XXI y con la ecología como principal bandera de los fabricantes de automóviles -y también gracias al enorme éxito que el Camaro está cosechando en toda Europa- Ford se ha decidido a que, por primera vez, el mítico Mustang llegue a Europa. La guerra ha cruzado el Atlántico.

 

El presidente de la filial europea del quinto fabricante mundial y segundo americano anunció en el Ford Open World de Amsterdam celebrado a principios de septiembre que la llegada del deportivo de la casa por excelencia se debe a la enorme expectación que el Mustang levanta en el Viejo Continente y también a la estrategia One Ford que pretende aumentar el número de modelos y tecnologías disponibles en Europa de aquí a 2017 -los rumores sobre el Taurus ya se han disparado-.

 

Aunque la estrategia de la compañía se centra en vehículos funcionales con un diseño agresivo -como son los SUV y monovolúmenes compactos y las berlinas de consumo razonable- Odell considera que el Mustang es compatible con la estrategia verde de Ford puesto que sus ventas supondrán un porcentaje del total del grupo y ayudará a que los motores de gasolina vuelvan a ganar prestigio -no generan tantas sustancias cancerígenas como los diésel-.

 

Así, los de Michigan dejaron entrever que junto al Kuga, SUV con un enorme éxito en Europa, y el EcoSport, modelo aún más pequeño de todocamino, no sería raro que se lanzara en los próximos meses el Edge, SUV híbrido de gran tamaño que ha cosechado un gran éxito en Estados Unidos y Sudamérica por su buena relación calidad-precio-economía de uso.

 

La versión básica del Mustang que se comercializará a este lado del Atlántico contará con un motor V6 -no se barajan los cuatro cilindros para este mito del automovilismo-  de 3,7 litros y 305 caballos que entrega toda su potencia y par al eje trasero. Tanto en la versión Coupé como en la Cabrio, el Mustang podrá equipar cajas de cambios manuales y secuenciales.

 

Preguntado por la posibilidad de que lleguen versiones más potentes -en clara referencia a los Camaro más poderosos- Odell explicó que aún no se saben los precios ni las escalas de potencia, pero sí se ha confirmado que el modelo «estará a la altura de su historia». ¿Quién dijo deportivos diésel? Otro problema para los TT, Golf GTi y compañía…

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *