Sony Vaio Duo 11, ¿tablet o ultrabook?

Sony es una empresa que siempre se ha caracterizado por mostrar un acabado y una calidad incuestionable en sus dispositivos y, sobre todo, por un afán de diferenciarse de sus rivales (ya sea mediante productos nuevos, mejorados o, simplemente, retocando el software que terceros desarrollan para sus dispositivos).

 

Esta vez, los ingenieros de la empresa han tenido una idea genial: añadirle un estilizado pero robusto teclado deslizante a su tablet de referencia, dotarle un diseño inmejorable y aplicarle Windows 8. ¿El resultado? Una interesante solución de movilidad tanto para el ocio como para trabajar.

 

Lo que más llama la atención del Vaio Duo 11 es su carácter híbrido. Es una perfecta alternativa a cualquier tableta a la que le añadamos una carcasa con teclado físico incorporado. También lo es a un netbook o un ultrabook en el que busquemos ligereza, potencia y movilidad. Esto le permite combinar la productividad de muchos portátiles ligeros con la comodidad y las posibilidades de ocio de una tableta.

 

Además, el diseño ultracompacto (al que han llamado Surf Slider) hace que pasemos de un «modo» a otro más rápido que un Transformer en las películas de Michael Bay. Pero su sistema no es lo único rápido. Gracias a un procesador de última generación de Intel así como Windows 8, alternar o realizar varias tareas a la vez en el teclado o la pantalla multitáctil será algo común.

 

Asimismo, su pantalla permite escribir, hacer bocetos o interactuar con los contenidos y las aplicaciones gracias a un stylus que acompaña de serie al dispositivo. El «lápiz» es sensible a la presión y permite operar intuitivamente con la tableta. Su latencia es mínima y como el software incluye un reconocimiento de textos, podemos pasar cualquier manuscrito a la colección de letras que vienen con Office. Los ingenieros de la casa explican que han conseguido que el Vaio Duo ignore la presión ejercida por la mano cuando escribimos con el stylus (que tiene dos trazos disposnibles) lo que hará que nuestra letra sea más natural.

 

Como los demás equipos que incluyan Windows 8, el Quick Boot se encargará de encender el Vaio Duo en sólo 10 segundos. Además, si escogemos la opción Rapidwake+Eco, podremos retomar la actividad del ultrabook instantáneamente del mismo modo como se apagó la última vez. Insólito en un equipo de Microsoft.

 

Para acabar, la función One Touch de Sony nos permitirá disfrutar de la música y las fotos de modo instantáneo y sencillo con cualquier dispositivo de la marca compatible con la tecnología NFC. Bastará con que toquemos los dos equipos para que se establezca una conexión inalámbrica entre ellos sin tener que configurar el WiFi o el Bluetooth. Un paso más allá del streaming de Apple (aunque este funciona a las mil maravillas).

 

Como conclusión, un modelo muy recomendable con un grosor de 1,78 cms; un peso de 1,3 kilos -no es demasiado para todo lo que ofrece-; una pantalla panorámica Full HD -sólo medio paso por detrás de la Retina- de 11,6 pulgadas y varios puertos USB y HDMI de última generación que, a diferencia de muchos otros dispositivos, viene con el prurito del Made in Japan. Su precio en Europa lo estimamos en unos 1.500 euros. Algún punto débil tenía que tener.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *