iMac, la esencia se renueva

Anteayer no sólo se renovaron el Nuevo iPad y se presentó el iPad Mini. El iMac, la joya de la corona, la esencia del renacer de Apple también recibió una merecida -y polémica- actualización. Como dijo Tim Cook, mientras que las ventas de ordenadores caen un 1,2% en todo el mundo y el mejor de sus rivales crece un 2%, las ventas de ordenadores Mac aumentaron un 15%. Además, en lo que va de año, Apple comercializó más tabletas que Lenovo, Dell, HP o Acer ordenadores.

 

Desde su lanzamiento allá por 1999 han pasado ya ocho versiones de un ordenador de sobremesa completamente diferente a todos los demás. Al principio se caracterizó por unas prestaciones más que discretas pero, sobre todo, por un diseño irrepetible. Era uno de los primeros -si no el primero- en tener la configuración de todo en uno. El monitor incluía las aparatosas «torres» características de los PCs y sólo estaba acompañado por un escueto teclado y un ratón minimalista.

 

Ahora, el nuevo iMac es un sofisticado y estilizado todo en uno construido íntegramente en aluminio y cristal que impresiona porque el grosor en sus bordes es de sólo 5 milímetros. Ni siquiera la «joroba» trasera que redondea su perfil hace que sea un dispositivo menos atractivo.

 

Todos los detalles del equipo se han cuidado al máximo. La pantalla, por ejemplo, tan importante en la iconografía de la nueva generación de dispositivos de la casa, no renuncia al brillo de sus colores y a sus marcados contrastes pero, a diferencia de la anterior reduce hasta en un 75% los reflejos provocados por fuentes de luz externas.

 

Para arreglar uno de los puntos débiles del anterior modelo -los molestos reflejos son a veces exagerados- los ingenieros han laminado el cristal exterior de la pantalla sobre el panel LCD con una capa antireflectante con un proceso que Phil Schiller denominó «deposición de plasma de alta precisión».

 

En cuanto al hardware interno, todos los iMac vienen equipados con procesadores Intel i5 de tercera generación, aunque pueden cambiarse por los poderosos i7 de gama superior. Además, la memoria RAM mínima son 8 Gb DDR3 a 1.600 MHz, ampliables por encargo, y un 1 Tb de disco duro -mucho más actualizado que los 500 Gb que incorporaba la anterior generación-.

 

Precisamente, la capacidad de almacenamiento es una de las grandes novedades de los nuevos todo-en-uno ya que estrenan Fusion Drive un sistema que combina el almacenamiento flash -que se caracteriza por su velocidad- y un disco duro convencional. El equipo combina 128 Gb de memoria flash con de 1 a 3 Tb de disco duro de modo que se crea un único volumen de almacenamiento que gestiona de forma inteligente los archivos para optimizar las operaciones de lectura y escritura. En este caso, el equipo sube su precio hasta los 1.699€ una cifra, en nuestra opinión, demasiado alta.

 

Para finalizar, el MacBook Pro de 13 pulgadas también ha recibido un lavado de cara. Gracias a su nuevo chasis mantiene la potencia y es más ligero y delgado. Además, la nueva pantalla Retina multiplica por cuatro la definición de las imágenes y aumenta su precio hasta los 1.699$ -al menos en Estados Unidos, donde ya se comercializa-.

 

El Mac Mini también se actualiza con 4 Gb de RAM DDR3 a 1.600 MHz ampliables hasta los 16 Gb e incluye cuatro puertos USB 3.0, dos Thunderbolt, un HDMI, SDCX, Gigabit Ethernet y un FireWire 800.

 

Aún así, nada de esto superó a la polémica de un iMac que pierde completamente su unidad óptica -igual que anteriores generaciones prescindieron de la disquetera, Apple en vez de pagar por usa una unidad de BluRay ha dicho que todo soporte físico es ya obsoleto. Ni tampoco que el nuevo iPad que tan poco tiempo lleva en el mercado cambie su chip A5X por el A6X -que duplica sus prestaciones- sin cambiar de precio. No me gustaría haberme comprado la tercera generación…

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *