Philips PicoPix, el proyector enano

Philips ha presentado -de la mano de Sagecom, su fabricante en la sombra– el nuevo picoproyector PicoPix 2330, un modelo diminuto que ofrece un brillo de 30 lúmenes en la mitad de espacio que sus hermanos mayores, mucho más caros y voluminosos.

 

Gracias al nuevo diseño del dispositivo, que tiene unas dimensiones de 97 x 54 x 22 mm y un peso de 130 gramos, y a la nueva correa-conector, este modelo ultraportátil de resolución media y una autonomía de entre 8 y 10 horas nos permite proyectar imágenes desde cualquier dispositivo con un USB macho o una tarjeta microSD gracias al lector de tarjetas ubicado en un lateral de la carcasa.

 

Para poner las cosas más fáciles, los ingenieros también han implementado una memoria interna de 2 Gb que, si bien se nos queda escasa para el almacenamiento nativo de fotografías o vídeos, es mucho más que suficiente para guardar presentaciones en cualquier formato -profesores y hombres de negocios son, sin duda, su público objetivo-. Sin embargo, conviene reseñar que el equipo no podrá reproducir contenidos «pesados» como un DVD con una fluidez ni mínimamente aceptable.

 

El talón de Aquiles de este proyector, sin embargo, reside en la reproducción de señales de vídeo desde equipos externos puesto que sólo cuenta con un conector A/V para la captación de vídeo por componentes. Al menos, sí se han acordado de las nuevas tecnologías y gracias a un adaptador, podremos conectar nuestro dispositivo Apple mediante un mini dock de 30 pines. Lo malo, que se vende como accesorio y que ahora los nuevos modelos llevan el conector Lightninng, aunque también podemos comprar el adaptador que venden los de la manzana.

 

Todo es mucho más sencillo cuando trabajamos desde un ordenador, tanto portátil como de sobremesa. La conexión USB y el software preinstalado por los de Philips permiten, incluso, hacer streaming con el dispositivo. De momento la lista de formatos compatibles es limitada, aunque los holandeses prometen actualizaciones de software que multiplicarán la compatibilidad.

 

En cuanto a la imagen proyectada, los 30 lúmenes se escalan hasta una pantalla de 59 pulgadas (1,5 metros) de diagonal. El único requisito es ubicarnos a dos metros del panel y, a poder ser, con la habitación a oscuras puesto que su resolución de 640 x 360 píxeles se queda algo corta en la era de la alta definición.

 

El contraste que nos regala es PicoPix es de 1500:1 y gracias a un pequeño altavoz de 1 W podremos escuchar los contenidos sin necesidad de altavoces. La botonera y la rueda de enfoque harán que regular la imagen sea más sencillo que en sus hermanos mayores.

 

En definitiva, la apuesta de reducir el proyector a la mínima expresión ha hecho que Philips se deje por el camino una buena parte de la calidad de imagen y alguna que otra conexión interesante. Sin embargo, si nuestros trabajos no requieren de alta definición y primamos los equipos compactos y baratos, los 279€ del PicoPix son una opción a tener en cuenta. 6/10 podría ser una nota más que suficiente.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

6 comentarios en «Philips PicoPix, el proyector enano»

  1. Me han regalado uno de estos «maravillosos» reproductores para mi cumpleaños, pero resulta que lo que en un principio parecía tan estupendo, no lo es.

    Dado su limitada resolución, son muy escasos los vídeos que consigo reproducir fluidamente. No soporta la mayoría de los vídeos avi, mpeg o mov que tengo, ya que aunque los reproduzca, nunca hay fluidez en la imagen…
    ¡¡¡Ni siquiera es capaz de reproducir películas originales en DVD!!!

    Siento que he sido estafado al comprar un producto en principio tan versátil pero que al final no es capaz de reproducir nada sin adaptarlo a su limitada capacidad.

    1. Mi recomendación, sin duda, es que escribas al fabricante explicándole tus problemas. Es probable que actualizaciones de software te permitan acceder a los formatos de vídeo que especifican. Además muchas veces la calidad con la que se ve un vídeo en un proyector tiene mucho más que ver con la distancia respecto a la superficie de proyección que con el propio vídeo. El servicio post venta de los holandeses es de los mejores del mercado. Te animo a que te pongas en contacto con ellos. Gracias por compartir tu experiencia con nosotros aunque no haya sido la que esperabas. Si te dan alguna solución espero que la compartas con nosotros.

  2. He hablado por teléfono con el servicio técnico de Philips. Transcribo el final de nuestra conversación:

    – Entonces, lo que me quiere decir es que a parte de los archivos de vídeo que no consigo ver con fluidez ¿me va ha resultar imposible proyectar DVD de películas con mi proyector?
    – Exactamente, señor.

    Se me ha quedado una cara de idiota… Tengo un proyecto incapaz de proyectar nada con una fluidez de imagen suficiente como para poder «soportar» su visionado.

  3. Ora de las limitaciones s que solo ve las unidades a raves del Formato o estandar USM que es un clasico. Osea ve pendrive, unidades FAT, FAT32 incluso NTFS pero siempre del tipo o plataforma mass storage device, si l nchufo un Nokia 920 o una Samsung Tab 2 o un Celular Samung S2 por ejemplo que tenga Android 4, se te quea mirando. Es mas stuve viendo si existe la forma de acer que una unidad MTP o PTP se tranforme n USM pero no hay caso, ai que en mi caso personal tengo que recurrir a MicroSD de 16GB PARA ESTAR PASANDO TODAS MIS COSAS e la tablet al Pico y del Nokia directamente usar Wifi para pasarsela a una compu o Tablet y de ahi al Micro SD. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.