Apple vs Amazon, tercer round

El primer asalto vino en forma de libro electrónico vitaminado. El Kindle Fire nacía con lo mejor de Android, toda la experiencia comercial de Amazon y un precio irresistible. Sin embargo, incluso antes del nacimiento del iPad Mini, los de Jeff Bezos perdieron estrepitosamente la batalla contra los de la manzana. Sólo les duraron unas pocas semanas, hasta que los clientes potenciales se dieron cuenta de que quedaban demasiado expuestos a la tienda de Amazon. Para eso no se compra un Android.

 

El segundo enfrentamiento vino de la mano del precio de los libros electrónicos. El formato digital de la literatura le da pingües beneficios a la tienda online más grande del mundo. Para minimizarlo, presuntamente, Apple presionó a las editoriales para que subieran el precio de los textos. Después de muchas argucias de ambas compañías, el asunto terminó en los tribunales pendiente de sentencia.

 

Ahora el pulso llega al centro del universo Apple: iTunes. La última estrategia de los de Bezos ha sido crear una tienda multimedia para los usuarios de dispositivos iOS. Su oferta es inmensa, hasta 22 millones de canciones. Toda una amenaza a la supremacía de iTunes como la mayor tienda musical de internet -por facturación, al menos-.

 

Steve Boom, vicepresidente de Amazon Music, explicó que «los clientes pueden comprar una vez la música y escucharla todas las veces que quieran con álbumes a 5 dólares y canciones a 69 centavos». Ostensiblemente más barato que la tienda de Apple. La ventaja que ofrecen es que, por primera vez en un equipo iOS, la música ya no depende del dispositivo. Da igual que cambiemos un iPhone por un Galaxy o que huyamos de un iMac a un PC -supongo que habrá alguien que encuentre un motivo para hacer esto último-. La música se aloja en nuestra cuenta de la nube de Amazon. Disponible para cualquiera de nuestros dispositivos.

 

La tienda ya está disponible en Estados Unidos y Canadá, los dos principales mercados de los de Seattle y en no mucho tiempo debería dar el salto a Europa vía el Reino Unido. La ventaja que tendremos a este lado del Atlántico es que a los 22 millones de canciones habrá que sumarle otros 7 millones que, por motivos de derechos de autor, no están disponibles para Norteamérica.

 

Una de las novedades más atractivas para los clientes y las discográficas es que Amazon ha anunciado que no se llevará el 30% que normalmente pide Apple por la venta de aplicaciones o temas. Esto no sólo bajará el precio de las canciones, sino que es la principal ventaja junto con el alojamiento en la nube de los archivos (a pesar de que serán accesibles desde la biblioteca de iTunes).

 

La pugna entre ambos gigantes ha hecho que copen el mercado musical en Estados Unidos. No sólo el digital, también el físico. iTunes representa el 64% del negocio de distribución de música digital y el 29% del total frente al 19% de Amazon y al 11% de WalMart. La única amenaza para ellos es la música en streaming y compartirla por las redes sociales: ahí mandan Pandora (con un 50% de las descargas) Clear Channel (25%) y los suecos de Spotify (un 19%, el doble que hace dos años cuando se instalaron en Estados Unidos).

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *