CleanTech Forum, lugar para la esperanza y el optimismo

Hoy ha comenzado la novena edición del CleanTech Forum para Europa con Bilbao como escenario. El primero de los encuentros de este tipo en Euskadi -y que tiene como marco incomparable el Palacio de Congresos Euskalduna, toda una metáfora de cómo era Bilbao, Bizkaia y Euskadi y hacia dónde quieren ir- contará con unos 470 asistentes (entre ponentes, colaboradores y medios acreditados) entre los que destacan Richard Youngman (Director para Asia y Europa del CleanTech Group) o Nandini Basuthakur (vicenpresidenta de Opower para Europa, Oriente Medio y África).

En la primera exposición del día (titulada «Líderes, optimistas y pensadores: bienvenidos al futuro de la innovación de las tecnogías limpias), Peter Adriaens, mostró su preocupación por cómo engranar el desarrollo económico y el desarrollo sostenible. La pugna entre la búsqueda de beneficios del capitalismo se muestra en muchas regiones del mundo como la principal amenaza para la expansión de las tecnologías verdes. Es por ello que desarrollar métodos eficientes de crecimiento económico se presenta como una meta clave en los países en desarrollo -los BRICS, por ejemplo, son uno de los pocos motores económicos que siguen funcionando a pleno rendimiento frente al estancamiento de las economías del antiguo Primer Mundo- para que nuestro planeta tenga su futuro asegurado. En opinión de Adriaens -Profesor de Ingeniería Medioambiental y Estrategia Empresarial de Tecnologías Limpias de la Universidad de Michigan- abogó por apostar sin miedo por las nuevas tecnologías (TICs) como medio para asentar, desarrollar y dar a conocer las posibilidades de las tecnologías verdes en todos los rincones del planeta. Las tecnologías limpias (y la economía sostenible) no deben ser un fin, sino una herramienta indispensable para generar una sociedad más desarrollada y responsable con un crecimiento económico sostenible.

Nicholas Parker, uno de los fundadores del CleanTech Group, dejó claro la necesidad de apostar por aumentar la transferencia de conocimiento entre los generadores de energía (el Sur como poseedor de los recursos) y los principales consumidores (Europa, Estados Unidos, los gigantes del Sudeste Asiático) para asegurar la sostenibilidad del sistema. El trasvase de capitales (no sólo financiero sino también humano) y de nuevos conocimientos permitirá una globalización justa del modelo -crear clusters y hubs de tecnologías limpias que sean capaces de mostrar a las economías de cada región el tipo de empresas y el modelo económico más viable para cada entorno-. Las CleanTechs deben constituirse como un «idioma universal y global» que nos ayude a caminar hacia una economía mejor -lo que debería resultar también en una sociedad mejor-.

Las nuevas tecnologías (las tecnologías limpias en especial), la investigación, la inversión, la innovación en el mercado, las nuevas industria -y la conversión industrial- y la visión de futuro serán claves desde el presente para hacer que las tecnologías verdes sean una realidad que se traduzca en una economía sostenible global.

Fred Chang, Director de Hua Feng Capital y miembro del CleanTech Group, fue el encargado de mostrar los grandes retos a los que se enfrentan los proyectos limpios en el actual escenario de crisis económica. El papel del los grandes fondos de inversión (donde el gigante chino tiene un papel más relevante que nunca), así como las oportunidades de negocio en mercados emergentes (de nuevo la segunda economía mundial tiene un papel estrella) se presentan como la gran oportunidad de futuro -y presente- para cualquier proyecto «verde» serio.

Sea cual sea el área de trabajo o de innovación de las empresas (solar, eólica, hidráulica, etc.) mercados y clientes como China (que dentro de poco será el primer demandante de energía del planeta por delante de Estados Unidos) serán fundamentales por su impacto, sus expectativas de crecimiento y su capacidad de inversión. Además, Chang mostró el cambio del país de consumidor pasivo de energía (limpia o no) hacia una estrategia que lo ha convertido en un «early adopter» y, sobre todo, el destino más apetecible para casi todos los proyectos de energías limpias del planeta.

La nota más interesante la puso Nandini Basuthakur, quién se enfrentó al auditorio con una misión casi imposible: cambiar la percepción del negocio energético como algo «aburrido» hacia un universo atractivo («Making Energy Sexy»). La representante de Opower explicó la necesidad de educar a la población con mensajes que nos ayuden a gestionar mejor la energía. El sentido de comunidad siempre muestra mejores resultados que los lemas sobre el ahorro económico o la responsabilidad medioambiental individual. Las recomendaciones entre amigos, en las redes sociales, con familiares, etc… el ámbito social permitirá una transformación más eficiente toda vez que los estudios demuestran, casi siempre, que esos pequeños cambios en las comunidades acaban redundando en pequeñas revoluciones sociales… Y en disminuciones del consumo de hasta el 6%, según un estudio de la Hewlett Foundation.

La mandataria de la empresa premiada este año también habló de un futuro -que ya están construyendo ahora- donde los dispositivos que ahora llevamos en el bolsillo (un iPhone, una tableta, el internet de las cosas nos enseñará a gestionar mejor nuestro consumo y nuestros recursos). La domótica futurista que hasta ahora sólo aparecía en el cine o en anuncios futuristas de las marcas tecnológicas son ahora una realidad factible que se da la mano con el desarrollo sostenible y que nos ayudará a crear un mundo mejor.

Hay lugar para el optimismo en el escenario económico más duro que vive nuestro Viejo Mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Sobre todo porque cuando desplegamos un mapamundi de las tecnologías limpias gran parte de los proyectos más interesantes están a este lado del Atlántico. Desde hoy Bilbao también tiene un lugar destacable en ese esperanzador planisferio. Gracias Innobasque.

20130416-211317.jpg

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *