Scénic XMod, lo mismo pero diferente

Aunque por estas latitudes no se estile mucho -las temperaturas no son muy extremas- en muchas partes del continente los vehículos de tracción total no están pensados, ni mucho menos, como grandes moles que se suben por las paredes de las montañas más abruptas. Un extra de agarre es, muchas veces, la diferencia entre perder el control del coche o ir pegado al asfalto. Precisamente por eso, a pesar de la moda SUV, son muchos los europeos que se decantan por familiares, berlinas o monovolúmenes 4×4 con un buen maletero, estabilidad y un precio mucho más atractivo que el de los todocaminos.

 

Aprovechando el lavado de cara al que Renault ha sometido a su gama Scénic -mucho más agraciada desde cualquier ángulo- los galos han presentado el acabado XMod, acrónimo en inglés de Cross y Modularity. Las diferencias saltan a la vista: los paragolpes están completamente renovados y cuenta con protecciones por toda su carrocería para hacer más seguras -al menos para la pintura- las incursiones fuera del asfalto. El modelo también aumenta sus dimensiones frente a una Scénic «normal»: es 10 milímetros más alto y 20 más ancho delante y 10 detrás.

 

Pero lo mejor del modelo es su sistema Extended-Grip. Aunque la Scénic no puede contar ni como opción con un sistema puro de tracción total (le quitaría muchísimas ventas al Koleos, mucho menos agraciado estéticamente, más caro y menos modulable), esta tecnología multiplica la adherencia sobre cualquier tipo de piso.

 

En modo «carretera» -la primera de las tres configuraciones que permite- la conducción es exactamente igual que en una Scénic normal y, seguro, será la que más tiempo utilicen los propietarios de la XMod. En modo «terreno blando» una centralita gestionará automáticamente el par motor y, sobre todo, la presión de los frenos para minimizar su desgaste y aumentar el manejo en superficies como el barro o la arena. El último modo, «experto», es similar al anterior y permite que el conductor gestione mejor el par sobre las ruedas. En cualquier caso, la recomendación de la casa es que el modelo siempre calce neumáticos M+S en sus llantas de 16 pulgadas. (El acuerdo comercial con la alemana Continental hace que siempre se recomiende esta marca de gomas).

 

Disponible con dos motores gasolina de 115 y 130 caballos y otros dos diésel con 110 y 130, los sistemas de ahorro de combustible como el Start and Stop así como motores optimizados (el más potente de gasolina es un bloque de sólo 1,2 litros de cilindrada) permiten unos consumos reales de escándalo en un automóvil de estas características: raras veces se superarán los 6,5 litros de media con ninguna de las mecánicas.

 

Con un precio de partida que ronda los 21.000€, unos acabados muy mejorados, un diseño mucho más actual y una modularidad y capacidad a la altura de los mejores del segmento, este extra de seguridad en la adherencia puede ser definitivo para los que quieren llevar a la familia segura en casi cualquier situación. Un acierto mucho más que estético.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *