Smartphones, territorio Samsung

La economía es una cruel ciencia social que se guía, demasiado a menudo, por los números. Y, del mismo modo que los números decían hace 6 años que el intento de Apple por derrocar a Nokia (con un 55% del mercado mundial) era un suicidio por mucho que Jobs fuera un visionario, ahora indican que Samsung es un gigante intratable al que ni siquiera los de la manzana pueden hacer frente.

 

De la mano de Google el gigante asiático ha llegado a la enorme cifra de 72,4 millones de teléfonos móviles vendidos en todo el mundo. El 33,1% del mercado mundial. Tanto como Apple (31,2 millones); LG (12,1); Lenovo (11,3) y ZTE (10,1) en el mismo periodo. Su enorme solidez en China -el punto flaco de Apple ya que es el mercado más dinámico del mundo- ha hecho que su cuota aumente 2 puntos en sólo un año… los mismos que se ha dejado la empresa de Tim Cook.

 

El mercado de smartphones -el que se encarga de mantener a su principal rival en segundo lugar- creció un 52% respecto a 2012 y las ventas se dispararon hasta los 238 millones de dispositivos vendidos.

 

Toda esta maraña de datos significa que la empresa de Seúl aumentó sus beneficios un 47,5% respecto al anterior trimestre y llegaron a los 6.400 millones de euros lo que hace de su división Mobile la más importante y la más pujante de un conglomerado que aglutina desde seguros de vida hasta inmobiliarias.

 

Sin embargo, en este capitalismo salvaje que lleva años instalado en el parqué, eso no fue suficiente. A unas cifras que la colocan como la empresa más rentable del segmento más rentable (dispositivos móviles) del sector más rentable (tecnología) del momento le sacaron un pero. Aunque los beneficios crecieron respecto a hace un año, cayeron respecto al mes anterior.

 

A pesar de que por primera vez se incluyeron datos del Galaxy S4, que ha sido un enorme éxito apoyado en una campaña publicitaria global sin precedentes. Vender más para ganar menos es un mal negocio -que lleva castigando a Apple más de medio año-… y los títulos se dejaron un 14%.

 

Desde la empresa dicen que su objetivo de ser el primer fabricante mundial tanto de smartphones como de terminales convencionales se ha cumplido con años de adelanto. Que ningún rival les hace frente y, aunque no lo hacen público, saben que a día de hoy Google les debe más a ellos que ellos a Google. La razón por la que las acciones se han dejado un 14% y las perspectivas no son buenas no es culpa suya: el mercado se enfría… y Apple presentará el 5S, un iPhone grande y varios tamaños de iPad nuevos en septiembre. Y por muy grande que sea Goliath, sigue mirando por el rabillo del ojo a David (que, dicho sea de paso, parece haber cambiado su legendaria honda matagigantes por un tirachinas).

 

Además, por todos es sabido que el mercado chino es tremendamente chauvinista y que ZTE, Huawei o la Xiaomi se presentan como rivales a tener en cuenta en un lugar donde su 19% de cuota de mercado está lejos del más de 50 de otros más maduros como España. Quizá los smarphones sean menos territorio Samsung de lo que parece…

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *