Zynga, ¿mala gestión o mala suerte?

Hasta no hace mucho tiempo Zynga era el perfecto ejemplo de la mutación que estaba viviendo el mercado de los videojuegos. Mientras las grandes clásicas del sector -sobre todo Nintendo- sufrían para no caer en los números rojos y veían como perdían a diario miles de clientes… esta pequeña start up coleccionaba usuarios al amparo de las redes sociales. Especialmente Facebook.

 

Ahora la empresa fundada en 2007 en San Francisco ha perdido el 60% de sus jugadores, el 30% de sus ingresos y se ha dejado el 70% de su valor en el parqué. Farmville o Mafia, sus dos grandes estrellas que otrora fueron el pilar de su buena salud son ahora una lacra. ¿Por qué?

 

Hace menos de un mes Don Mattrick tomó las riendas de la pequeña empresa. Desde entonces pidió a los inversores -la Bolsa- que le dieran al menos tres meses para que pudieran plantear una nueva hoja de ruta que garantizara un futuro estable a Zynga. Mattrick tiene claro que estrategias como conseguir licencias para ser un casino online no tienen nada que ver con lo que Zynga ha demostrado que sabe hacer: buenos juegos gratuitos para redes sociales y móviles.

 

Y es precisamente ahí donde el nuevo CEO quiere poner el acento. El ex responsable de Xbox explicó a los medios «que la oportunidad de negocio» que les rodea «crece por momentos» y que si vuelven a lo que han hecho siempre los resultados volverán solos. Aunque ha día de hoy estén perdiendo terreno frente a Google, Facebook o Apple (sus desarrolladores), Mattrick cree que «podemos hacerlo mejor» y garantizar no sólo la supervivencia de la empresa sino convertirla de nuevo en una inversión atractiva.

 

Con la franqueza que ya le caracterizaba en su etapa Microsoft, el responsable afirmó que los resultados serían malos durante el próximo año. Eso en Wall Street se «premia» hundiendo la acción un 14% más hasta los 2,95 dólares. Hace un año, en su salida a Bolsa, el valor de cada título era de 10.

 

La empresa se ha retrotraído a 2010: tiene 187 millones de jugadores; sus ingresos son de 231 millones trimestrales y los ingresos por micropagos han caído en el último año de 302 millones a poco más de 188. Mattrick reconoce que no es un problema del mercado -King.com siguiendo su antigua fórmula va viento en popa y ya la ha superado en todos los apartados-. Lo bueno es que tienen claro que han de adaptarse urgentemente a los móviles (como hizo Facebook ¡hace un año!). Lo malo es que no sabemos si están a tiempo…

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *