Android, dominio total

Strategy Analytics ha publicado recientemente su último informe sobre el mercado de dispositivos móviles (tanto tabletas como smartphones). Una vez más el gran ganador de esta carrera vuelve a ser Google aunque, por primera vez, el dominio de Samsung y la debilidad de Apple quedan en entredicho.

 

Desde abril hasta junio se comercializaron en todo el mundo 34,6 millones de tabletas Android (casi el doble de los 18,5 del mismo periodo de 2012) mientras que Apple vio como las ventas de iPad pasaban de 17 a 14,6 (el principal problema en Cupertino no es la bajada de ventas o cuota sino que se venden más Mini que iPad clásicos, que les dejan mucho menos beneficio).

 

En resumen, Google se queda con el 67% del mercado mundial de tabletas gracias a un incremento del 47,2% mientras que la otra gran plataforma, iOS, pasa del 47,2% al 28,3%. La falta de un nuevo modelo así como la entrada al mercado de ASUS, Acer, Amazon y los fabricantes de marca blanca han cambiado por completo la cara del negocio. Por cierto, Microsoft se ha quedado en un 4,5%… y eso que Surface ha sufrido un enorme descuento.

 

 

Smartphones, sin rival

 

El mercado de terminales inteligentes, sin embargo, ha hecho que el 67% de las tabletas se quede, literalmente corto. Durante el segundo trimestre del año el 80% de los smartphones vendidos en todo el mundo trabajaban con el robot verde en su interior. Una cifra nunca antes conseguida por otro sistema operativo.

 

Se comercializaron 229,6 millones de equipos y más de 180 millones corrieron con la plataforma de Google que, por cierto, comienza a estandarizarse a espera del inminente Android 5. Muy por detrás, con un 13,6% se ha quedado iOS que ha cosechado su cifra más baja en tres años. Los demás entornos son prácticamente residuales. Incluido Windows Phone 8 que se conforma menos de un 4% gracias a las ventas de 9 millones de Lumias (los terminales de Nokia con WP8).

 

Es curioso que a pesar de que Microsoft se ha posicionado con una estrategia híbrida entre Apple (que no comparte su SO) y Google (que lo cede a cambio de que se instalen Google Play, YouTube o GMail entre otros servicios), el precio que los de Steve Ballmer cobra por licencia a los fabricantes se esté mostrando como un enorme freno en la implantación del programa. Todo ello, por cierto, hace que el desarrollo de aplicaciones sea aún muy lento y que la brecha con la AppStore o la tienda de Google sea cada vez mayor.

 

Por fabricantes, Samsung duplicó en ventas a Apple (76 millones frente a 31,2) y, aunque la brecha con el tercero (LG, ZTE y Huawei están en menos de un millón de terminales de diferencia) es aún enorme, el empuje del mercado chino puede poner en apuros a la empresa de la manzana. De momento, hace pocas horas los de Tim Cook han anunciado que negocian con China Mobile para que el iPhone se venda con la mayor operadora del país. Así, frente a la caída de ventas de BlackBerry y Nokia, sólo Sony y sus nuevos Xperia parecen seguir el ritmo de los nuevos gigantes orientales.

 

Dentro de tres meses, con los nuevos iPhone y iPad ya anunciados es posible que las ventas de Apple desciendan -los clientes potenciales esperarán a las novedades- y sólo una buena campaña navideña parece que podría amargarle a Google un año 2013 que está siendo impresionante (para ellos).

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *