Kindle Fire HDX, verdadera alternativa

 

 

En un mercado en el que el iPad es el rey (Android vende ahora más tabletas en conjunto pero la de la manzana sigue siendo la favorita en todo el mundo) ningún fabricante ha conseguido dar hasta el momento con la tecla para alejar al producto de Apple del primer puesto. A pesar de que su consumo crece tan rápido como se cae el de ordenadores. A pesar de que cada vez hay más alternativas en el mercado -Windows 8 y Android muestran nuevos modelos cada semana-. El binomio iPad Mini-iPad Air parece inamovible… por ahora.

 

Cuando se pregunta a los clientes potenciales qué piden a una tableta la respuesta suele girar en torno al diseño, la cantidad de aplicaciones y la seguridad. Tres pilares fundamentales, más allá del precio -a pesar de que este cuarto ítem es fundamental en los países emergentes-. Y no sólo Apple cumple ahora con ese requisito. La nueva Kindle Fire HDX tiene un aspecto completamente renovado que hace que «dé gusto» enseñarla. No es la más ligera ni estilizada pero pinta mucho mejor que muchas rivales Android y Windows.

 

Sus casi 9 pulgadas -hay una versión más compacta de 7 que se llevará más de la mitad de las ventas- están «demasiado» rodeadas de un marco que da sensación de robustez pero que no pena demasiado el peso del conjunto. Más allá de su utilidad como libro electrónico supervitaminado el nuevo Kindle Fire es mucho más multimedia y mucho más llevadero. Pesa sólo 374 gramos (está más cerca de un iPad Mini que de un iPad Air)  y goza de una pantalla que, sinceramente, nos ha sorprendido por su brillo, nitidez y buena calidad de colores.

 

Pero lo mejor, lo que hace que deje atrás a otros Kindle y entre dando un puñetazo en la mesa, es su procesador quad core de Qualcomm. Las aplicaciones fluyen sorprendentemente rápido gracias a este chip y, sobre todo, nunca se cuelga. El navegador Silk está a la altura de Chrome y, aunque se siguen echando en falta algunas aplicaciones que ya han llegado a Windows (no entendemos la falta de Instagram o de Candy Crush -no por Amazon, sino por los clientes que pierden los desarrolladores), el sistema operativo y su entorno nos ofrecen buenas alternativas a los dominadores del mercado.

 

El precio de esta tableta diferente es de 374€ si estamos dispuestos a tener publicidad en la pantalla o 389€ si queremos que sólo Google nos bombardee en sus búsquedas (nadie está a salvo de la publicidad). La capacidad aumenta solidariamente con el precio: cada salto de 50€ duplica la reserva de memoria. De este modo, el Kindle HDX de 8,9 pulgadas de 64 GB cuesta lo mismo que el iPad Air más «pelado»… aunque nunca tendremos opción de acceder a redes móviles.

 

En definitiva, el producto ideal para quien sea un lector adicto -su oferta sigue siendo imbatible-, quiera un equipo potente y estable, que no pase de moda y que no quiera complicarse (ni gastarse demasiado) sin perder las capacidades básicas.

 

La hermana pequeña -para nosotros la más interesante a todas luces- cuesta 229€ en su configuración más básica y con publicidad. Su procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,2 GHz y 2 GB de memoria lo hacen uno de los modelos más atractivos del mercado junto al iPad Mini (sin pantalla Retina). Una opción diferente, de nuevo, para quien tiene claro lo que busca.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *