Alibaba, a la conquista de Wall Street

Es una tienda online tan grande como Amazon, un portal tan concurrido como eBay, un sistema de pagos con casi tanta difusión como PayPal, una plataforma social que aspira a codearse con Twitter y tiene sus ojos en Facebook y un generador de tráfico de la talla de Netflix (en China casi tanto como Baidu). Una puntocom oriental a la que el gigante rojo se le queda pequeño y que ya ha presentado la documentación necesaria para que el regulador bursátil estadounidense le permita cotizar en Wall Street.

Tener el 80% del comercio electrónico chino, un número de transacciones tan alto como Amazon (aunque es más eficiente ya que no necesita estructura física para mover la mercancía), la empresa de apenas 15 años es uno de los objetos de deseo de Silicon Valley que, a su vez, la ve como una amenaza. 800 millones de productos forman su catálogo y sus expectativas de crecimiento recuerdan al Google de hace 10 años.

Curiosamente, a diferencia de otras grandes empresas tecnológicas, Alibaba no busca una gran recaudación en su entrada al parqué. Frente a los 16.000 millones que ansiaba Zuckerberg para Facebook, Jack Ma se conforma con 1.000. Puede parecer mucho, pero es una minucia en el lenguaje de Wall Street. Su objetivo es otro: ganar visibilidad. Ser conocida en la tierra prometida de las tecnológicas y comenzar, poco a poco, a apuntalar su nuevo mercado: Estados Unidos.

Hay varios bancos de inversión que están trabajando en su «colocación» algo que, parecen, no será complicado: en los últimos nueve meses superó los 2.800 millones de dólares de beneficio. Todo esto tiene un gran beneficiario en las antípodas neoyorquinas: Yahoo! sigue controlando el 22% de Alibaba y si se rondan los 20.000 millones que se rumorea, recibirá una buena inyección de capital que, una vez más, reforzará a Marissa Mayer al frente de la resucitada empresa.

Ma, que acumula una fortuna de 12.000 millones, ha aprendido la lección. En 2007 se precipitó en su cotización en Hong Kong y el batacazo fue tremendo. Ahora con un valor estimado de 170.000 millones, 25.000 empleados y más de 700 millones de clientes el resultado será bien diferente.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *