Amazon, el Spotify de los libros

Primero fue iTunes, un paso más allá fue Spotify (y servicios similares) y ahora le toca el turno a la literatura. Amazon propone en Estados Unidos una tarifa plana de libros que será la perdición de los lectores más ávidos y que por primera vez pone a la misma altura -por valor de venta de sus obras- a todos los autores. 600.000 obras que estarán disponibles (y que irán creciendo en número) por 9,99$ al mes. Además, el servicio no se reducirá sólo a los equipos Kindle o Fire de la casa, sino que también se podrá acceder a él a través de las aplicaciones para Android e iOS. ¿El único límite? Que no se podrán descargar más de 10 libros a la vez.

Unlimited, como se llama el servicio, nos presta todo el fondo de catálogo de Amazon. Es cierto que faltan los últimos lanzamientos, pero también que existen en él obras maestras de la literatura y que algunas son recientes. También hay una versión más comercial (desde la saga Harry Potter hasta los Juegos del Hambre) pero por primera vez, el autor más importante no será el más vendido, sino el más leído.

A falta de que se hagan públicas las condiciones para los autores (Amazon siempre ha replicado a Apple en este sentido: 30% vendedor, 70% autor) las editoriales se enfrentan a un gran reto: de imponerse este modelo perderán todo el control sobre la distribución más allá de las ventas por unidades, es decir, los grandes best sellers.

Por cierto, los de Bezos están tan seguros de su éxito que los primeros 30 días son gratis… y se han permitido el lujo de incluir uno de los formatos más exitosos en Estados Unidos y menos comprendidos en el resto del mundo: los audiolibros. No por aquellos que tienen problemas de visión, sino porque son muy demandados para escuchar en el coche, el tercer lugar donde pasan más tiempo los ciudadanos después del trabajo y el hogar.

Como siempre, Amazon vende la nube como su gran punto fuerte. Poder empezar un libro en un soporte, seguir leyéndolo (o escuchándolo) de camino al trabajo, y acabarlo donde y cuando queramos sin problema. Toda una estrategia que hasta ahora le ha funcionado con otros servicios como Primer, que es una tarifa plana de envíos y que aunque se come márgenes de beneficio, han confesado que multiplica las compras de lo usuarios fieles.

No son el único modelo, y a buen seguro hará que muchos se lo piensen (Spotify te permite consumir un producto nuevo cada pocos minutos, si no se leen de 2 a 4 libros al mes se estará perdiendo dinero) pero promete revolucionar el universo literario. ¿El siguiente paso será el cine?

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *