Apple Watch, reapareció la chistera

Por fin Apple comprendió cuál era la clave. Después de casi tres años llorando la pérdida de Steve Jobs y de pulular entre traicionar su ideario o adaptarse al mercado, el equipo de Tim Cook ha concluido que la mejor forma de respetar a su icono es haciendo que Apple volviera a ser lo que era: la única empresa capaz de marcar tendencia en el sector tecnológico, la única capaz de redefinir mercados que ya existían y la única capaz de crear expectación aún cuando todas las novedades están sobre la mesa.

Había corrido más o menos una hora de presentaciones. El iPhone 6, nuevas formas de pago, cifras de ventas sorprendentes (el iPhone sigue siendo el smartphone más vendido en el mundo por mucho que le pese al duo Samsung-Google), etc. cuando Tim Cook volvió a hacer un guiño al ADN de la empresa (el primero fue el propio emplazamiento de la Keynote y recordar a los presentes que allí se dieron a conocer el Mac de 1984 y el iMac de 1999). El heredero de Jobs rezó las palabras mágicas: «one more thing«: un producto llamado a «redefinir lo que se espera de la categoría»; «un nuevo capítulo en la historia de Apple».

«El producto más personal que nunca han creado» y que sirve para «acercar la tecnología a las pesonas» (la clave de Apple y de su mensaje) es todo un ejemplo de la demanda de personalización de los usuarios y, sobre todo, de la capacidad de diseño del equipo liderado por Jonathan Ive. En total tres colecciones con dos tamaños cada una (38 y 42 mm, los habituales en alta relojería) que denotan tres personalidades diferentes: una más deportiva en aluminio anodizado, panel de vidrio Ion-X y correas técnicas en colores vivos; la «clásica» en acero negro o plata y con cristal de zafiro y la más espectacular Edition en oro de 18 quilates, correas de piel y cristal de zafiro.

Todo en él está pensado para ser u reloj como los de siempre con capacidades que nunca hemos tenido en la muñeca («otros relojes dan la hora, éste te dice qué hacer con cada segundo»). La corona, por ejemplo, sirve para hacer zoom; la esfera es Retina HD multitouch; las correas son especialmente resistentes y ligeras. Todo un hito de la ingeniería que ha sorprendido por quedar muy por encima de lo que esperaban los rumores.

El fichaje de grandes figuras de Swatch o Burberry se ha traducido, además, en un instrumento tremendamente exacto. Su sincronización con el iPhone le da una desviación máxima de 50 milisegundos respecto al estándar mundial… y se ajusta automáticamente al lugar del mundo donde estés. También ajusta las notificaciones y mensajes y permite una gran cantidad de personalizaciones, más de dos millones para ser exactos. Si dejamos volar la imaginación será difícil que nuestros Apple Watch se parezca a ningún otro.

Como no podía ser de otra forma, toda la experiencia de Apple en aplicaciones de salud también quedan reflejadas en este dispositivo: aprende los movimientos, los monitoriza, adapta entrenamientos… y se prepara para pasar esos datos a la nube para aumentar nuestro control sobre la salud. Por cierto, el sensor de frecuencia cardiaca incorporado seguro que hará las delicias de los más deportistas ya que permitirá monitorizarse en cualquier momento sin aparatos externos.

La unión del departamento de Nike Smart Watch con los ingenieros de Apple significaba que la actividad física se iba a volver relevante. Pero no imaginábamos que el reloj sería capaz de aunar tantas capacidades. Gestionar las horas de sueño, el tiempo que hacemos ejercicio, cuánto nos movemos en nuestra vida diaria, unificar diferentes deportes, marcar objetivos, vincularlo a la quema de calorías, diferentes ejercicios, evolución del peso, etc. permitirán simplificar y hacer mucho más segura nuestra vida deportiva.

Si nos centramos en el apartado «smart» del teléfono, el equipo tendrá vida completamente autónoma del iPhone y capacidades que lo harán un instrumento que va mucho más allá de lo que hacen sus rivales. El botón de debajo de la corona nos acercará a nuestros contactos más habituales (con sus fotos de perfil actualizadas) y nos permitirá tocarlos para enviarles un mensaje o llamarlos -además, las nuevas capacidades de OS X e iOS harán que esas conversaciones estén disponibles siempre donde queramos-.

Emails, mensajes, llamadas, dibujos (otra de las nuevas propiedades del multitouch) que podrán ser enviados o leídos cuando queramos. Funciones más ociosas como el walkie talkie, enviar un toque sutil a otro usuario con sólo pinchar su nombre, etc. hacen que el equipo sea mucho más humano de lo esperado.

En cuanto a las aplicaciones, todas han sido rediseñadas para que se adapten al nuevo formato del dispositivo: calendario, mapas, Passbook, música, AppleTV, iTunes, control remoto de la cámara, temporizador, cronómetro, alarma, tiempo, gestión de las fotos y aplicaciones de terceros han sido desarrolladas para que el terminal sea absolutamente independiente: todo gira en torno al usuario y a iCloud.

Pero, ¿cuál es el secreto para toda esta capacidad en un equipo tan pequeño? Precisamente el tiempo que hemos esperado por él. Apple quería un equipo resistente a golpes, temperatura, humedad… al uso real de un reloj. Ninguna de las arquitecturas que tenían en sus estanterías eran validas para un equipo que tenía que ser ligero, pequeño y potente. Así que crearon un chip que agrupara varios subsistemas en una plataforma súper compacta… y lo recubrieron con retina de alta resistencia. Había nacido el chip S1, llamado a revolucionar la categoría y el cimiento para una familia que promete ser sorprendente.

Para recargarlo se decantaron por un sistema de carga inductiva que mantuviera a salvo cualquier componente delicado del equipo. El MagSafe tenía como objetivo que algo tan nuevo como cargar el reloj fuera tremendamente sencillo e intuitivo. Se tenía que hacer fácilmente incluso medio dormido a oscuras. Y lo han conseguido. Ni siquiera necesita una alineación completa. En poco tiempo promete una autonomía de día y medio (y éste siempre está a pleno uso) de un modo fácil y limpio.

En definitiva, Apple ha conseguido crear un equipo único, diferente, personalizable, a la altura de lo que se esperaba (además, partirá de 349 dólares, mucho menos de lo que se pensaba) que no sólo respeta al máximo el ADN de la casa (diseño y funcionalidad al servicio de los usuarios) sino que respeta al máximo a Steve Jobs. Stay hungry, stay foolish. Y la chistera volvió a dar otro conejo.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

12 comentarios en «Apple Watch, reapareció la chistera»

  1. Suena muy bien, suena a revolucionario, como lo fue el lanzamiento del iPad.

    Pero teng una duda: es muy versátil, por pequeño y «llevable», pero, precisamente por eso, ¿no es demasiado pequeño para ser una pantalla?

  2. Pero entonces deja de ser práctico, pues no es independiente y tienes que estar pendiente de dos dispositivos… A menos para mi gusto.

    Me gustaría sabr si conoces la nueva cámara con smart-phone Lumix DMC CM1.

    Creo que aún no es posible comprarla pero tiene pinta revolucionaria.

    1. A día de hoy es imposible contar con un dispositivo completamente autónomo y con pantalla llevadera. Si queremos algo muy portátil tendrá que ser pequeño y ligero y si queremos algo con buena «visibilidad» tendremos que ganar pulgadas. Será interesante conocer la elección de los usuarios.

      Respecto a la cámara, te dejo esta maravillosa introducción de Xataka (http://www.xatakandroid.com/gadgets-android/lumix-cm1-toda-la-informacion-sobre-la-camara-android-de-panasonic) en la que se ve que los nipones le han dado una buena vuelta de tuerca a la cámara Android -al menos desde el punto de vista de Samsung Galaxy-.

      Muchísimas gracias por leernos. Seguiremos indagando sobre la Panasonic!

  3. Gracias a ti, Gaizka.

    Por lo visto sale a la venta este mes en Alemania, en Euskadi Norte y en Francia, únicos sitios donde se va a comercializar. Como la semana que viene paso por Múnich y al volver por Fráncfort puede que tenga suerte y ya esté. Si es así la voy a comprar.

    Será en su caso mi primer iPhone, pues sigo con mi Nokia no-inteligente y sin cámara.

    Creo que esto sí que es revolucionario.

    ¿Has editado algo sobre cargadores de baterías portátiles? ¿De diferentes potencias y tamaños, de 20Ah, etc.?

    Un saludo

      1. Estupendo. Creo que para la gente que viaja es importante no depender de un enchufe siempre, particularmente en determinados países.

        A ser posible que no sea un ladrillo demasiado grande, claro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *