Apple Pay, comienza el despegue

Sin duda, Apple siempre se ha caracterizado por ser una empresa que marca sus propios ritmos. Ajena al empuje de tecnologías como la NFC o de la demanda de muchos sistemas de pago para que iOS implementara un sistema de pago por teléfono nativo, los de Cupertino tardaron mucho más que Google en decidirse porque su iPhone fuera también una plataforma desde la que pagar.

Sin embargo, con la ruptura de los tabúes que ha traido el iPhone 6 (y el 6 Plus) Apple anunció la llegada de Pay, un sistema que se apoyaría en la seguridad del Touch ID y en la enorme influencia que los de Cupertino tienen en el mercado (sus usuarios son los más fieles y los que más gastan a través de sus smartphones y tabletas) para recuperar el terreno perdido.

Y el paso del tiempo parece haberles dado de nuevo la razón. A ellos porque demuestran que todo lo que tocan es oro. Y a los que criticaban que han perdido tres años sin lanzar un iPhone más grande (han batido un nuevo récord de ventas, beneficios y capitalización bursátil) y en implementar habilidades que Android tenía desde hace tiempo. El más sonado de los críticos: Steve Wozniak.

Una de las primeras compañías en aventurarse con Apple Pay en Estados Unidos (su mercado de pruebas, como siempre) ha sido la cadena de farmacias Walgreens que en un reciente comunicado de prensa explicaba que la cantidad de personas que escogían su móvil como medio de pago se ha duplicado desde el lanzamiento de la plataforma.

Igual o más representativo es McDonald’s que ha explicado que Apple Pay representa ya el 50% de sus pagos con dispositivos móviles -tiene 14.000 restaurantes en Estados Unidos- o Whole Foods que en sólo dos semanas ha superado los 150.000 tickets. Estas cifras, según ha publicado The New York Times son sólo el inicio de una escalada con una marcada tendencia al alza.

Otras empresas, como Toys’r’us han explicado al diario neoyorquino que si bien ha habido un ligero incremento en la facturación móvil esta ha sido muy tímida y que muchos de sus clientes preguntan a sus trabajadores porque no tienen claro como usar la aplicación.

A falta de que Apple dé una rueda de prensa sobre sus resultados financieros (donde suponemos que avanzarán datos sobre su acogida) la empresa de la manzana sigue sin pronunciarse ni siquiera para anunciar la fecha de su llegada a nuevos mercados.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *