Juegos móviles, por fin Nintendo da el salto

Nintendo siempre ha sido un rara avis en el negocio de los videojuegos. Siempre ha desarrollado su estrategia como si el resto del mercado no importara. Sabiendo dar a los clientes lo que los clientes buscaban. E incluso encontrando nuevos nichos de usuarios que ni siquiera sabían que les gustaba jugar a las consolas.

Precisamente por eso, a pesar de la enorme batalla de prestaciones en la que están inmersas Microsoft y Sony ha podido mantenerse a flote con productos tan atemporales como Wii y DS. Sin embargo, cuando los smartphones agitaron por completo el modo en el que nos relacionamos con los dispositivos tecnológicos (cámaras de fotos, videocámaras, reproductores musicales, radio, GPS, teléfonos, etc.) Nintendo se aferró a un modelo de negocio que parecía sentenciado.

Mejoras y variantes en su consola portátil permitieron que salvo los últimos trimestres la empresa sobreviviera cuando las PS Vita y compañía caían en el olvido por el rendimiento y facilidad de consumo de los smartphones (el enemigo estaba en casa, los potentes Xperia). Sin embargo, el pasado martes la empresa nipona anunció un acuerdo con el especialista DeNa para el desarrollo y lanzamiento de juegos para plataformas móviles.

Así que ahora es solo cuestión de tiempo que los personajes más famosos de Nintendo lleguen a nuestros terminales. Según el comunicado “ambas compañías trabajarán juntas para combinar sus puntos fuertes y buscar nuevas oportunidades de negocio”. DeNa accede a un catálogo legendario y Nintendo se encuentra en el umbral de varios miles de millones de consumidores potenciales.

Satoru Iwata, presidente de Nintendo, explicó que han sido “muy cuidadosos” a la hora de dar el paso. Y elegir DeNa responde a que “se trata de un mercado muy competitivo en el que solo un puñado de proveedores de contenidos han sido capaces de mostrar resultados duraderos”.

Iwata ha querido dejar claro que en principio solo se “adaptarán” títulos de nueva creación y que el catálogo creado específicamente para Wii U y la 3DS se quedarán en esos soportes. Esto hará que cambie la jugabilidad de sagas como Mario o Zelda, si bien, prometen “una experiencia del mismo nivel”.

La colaboración de ambas empresas cristalizará con el intercambio de 171 millones de euros en acciones: el 10% de DeNa y el 1,24% de Nintendo. El primer paso, que se dará este otoño, permitirá un trasvase de datos y juegos entre las plataformas móviles de ambas compañías. Esto, que lleva tiempo permitiendo la movilidad extrema en el universo de Sony, Microsoft o Nvidia, debería relanzar la experiencia del usuario de Nintendo.

En la inminente feria de videojuegos E3 de Los Ángeles esperamos que lleguen más datos aprovechando la presentación del proyecto Nintendo NX, una nueva consola que no se sabe si complementará o sustituirá el actual catálogo. Por cierto, se espera que Nintendo adapte el formato freemium para atraer a más clientes desde el lanzamiento de sus juegos más famosos.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *