Netflix, ¿qué traerá a nuestras pantallas?

Por fin, después de una larga espera, Netflix llegará a nuestro mercado el próximo mes de octubre según la propia empresa publicó en su cuenta de Twitter. [Enlace roto.] fue el primer medio generalista en cubrir la noticia y en una entrevista publicada en exclusiva consiguieron desvelar algunas incógnitas sobre qué habrá y qué no en su catálogo.

Como en todos los mercados en los que han entrado, comenzarán con un catálogo bastante pequeño que irán ampliando según ganen cuota de pantalla y capacidad de negociar con las productoras y distribuidoras. Adquirir licencias de emisión es muy costoso y es necesario conocer qué tipo de contenidos gustan más a los suscriptores y a los clientes potenciales antes de mover ficha.

Respecto a la antigüedad de los contenidos, funcionan diferente a los canales premium tradicionales. Las series no se emiten al día siguiente de su estreno en Estados Unidos y las películas no llegan -normalmente- a su taquilla al abandonar las salas de cine. Para disfrutar de una serie lo habitual suele ser que ya se haya emitido por completo la temporada y, respecto a los largometrajes, los estrenan desde que abandonan los servicios premium de las plataformas de pago. La clave para su éxito, como en todos los mercados, será conseguir una variedad mayor que la de sus rivales y un precio lo suficientemente atractivo para que merezca la pena esperar para ver los contenidos de éxito.

Sí es cierto que, si atendemos a su expansión por otros mercados continentales, la existencia de contenidos exclusivos (algunos de producción propia) deberían ser lo que marcara la diferencia frente a Wuaki o Nubeox. El problema es que sus dos grandes producciones, «Orange is the new black» y «House of cards» están en manos de Canal+, uno de sus rivales más complicados en este mercado puesto que ahora pertenece a Telefonica… que tiene en el mercado la plataforma Movistar Series.

Al menos, los directivos de Netflix estuvieron listos y, en previsión a una entrada inminente, se guardaron para ellos los derechos de otros contenidos como Bloodline y Daredevil, también de producción propia. De este modo, su acuerdo con Marvel para lanzar tres series más, una miniserie y una película parecen que podrían ser su factor diferencial tanto en Estados Unidos como aquí.

Asimismo, en la misma entrevista, los directivos de Netflix explicaron que pretenden que un 20% de su producción propia sean también series españolas. No se saben contenidos o títulos pero, a buen seguro, según se acerque el mes de lanzamiento, se publicarán más datos.

Para los más exquisitos con la imagen, buenas noticias. Si atendemos a Francia -uno de los mercados que tendremos que tener más en cuenta para conocer la evolución que Netflix podría tener aquí- es probable que además de la suscripción «clásica» de 7.99€ se lance una de 11.99€ en la que podamos disfrutar de contenidos nativos en ultra alta definición. 4K para las series propias y para algunas películas filmadas o escaladas a este espectacular formato.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *