E3, la gran feria del ocio en cinco claves

Con la industria de los videojuegos batiendo récords de facturación gracias a su capacidad camaleónica para adaptarse a las nuevas tecnologías y a las nuevas tendencias (el consumo en línea y las plataformas en streaming así como nuevos soportes donde se demanda más la movilidad que la calidad gráfica), podemos decir que la Electronic Entertainment Expo de este año ha sido una de las más espectaculares por lanzamientos, contenidos y expectativas. Os la recordamos en cinco claves.

  • Microsoft se olvida de Kinect para apostar por Hololens (y Cortana y la Xbox One). Kinect fue la medicina que permitió a la Xbox recuperar el control del mercado después del efecto Wii. De hecho, su salto a los PCs hizo pensar que sería uno de los centros del negocio de entretenimiento de Microsoft. Sin embargo, la llegada de Windows 10 y las Hololens ) así como el lanzamiento de un nuevo (y caro) mando para la consola ha hecho que el sensor de movimiento -que como os enseñaremos este verano tiene muchas aplicaciones en nuestra vida diaria- hay sido uno de los desaparecidos de este E3. La Xbox estrenará Cortana y una nueva interfaz que la sitúa al menos a la par de la PS4 para convertirse en el centro de ocio doméstico y el Elite para Xbox One será una de las estrellas para los jugones. Su hardware es bestial sin casi tiempo de respuesta. Los botones son más ergonómicos y su diseño embelesa. ¿Qué ocurrirá con todos estos periféricos cuando podamos controlar todo por voz? La respuesta la tendrá Cortana.

  • Sony apuesta por la calidad… y la cantidad. El valor del E3 para Sony es capital. Estados Unidos es uno de los pocos mercados donde va claramente por detrás de la Xbox en ventas. Además, el yankee es uno de los que más aprecia el músculo en los dispositivos. Por eso, como la PS4 va sobrada de hardware el peso ha caído en una actualización de su catálogo propio de 2025. The Last Guardian por fin llegará en 2016 dispuesto a hacer historia. Uncharted 4 deja claro que hay que tener mucha potencia para mover una historia llena de acción y con unos gráficos nunca antes vistos. El remake de Final Fantasy VII salda la deuda de los más fieles a la casa y, de paso, actualiza su calidad a niveles top. El nuevo capítulo de Call of Duty volverá a ser un gran gancho para los indecisos y el trío Horizon: Zero Dawn; Hitman (el ansiado regreso del agente 47) y Destiny: el rey de los poseídos redondean un arsenal de lanzamientos pocas veces visto.

  • Nintendo sabe que su supervivencia pasa por ser diferente. La situación de Nintendo es muy delicada. Los dispositivos móviles de última generación se han demostrado perfectamente capaces de mover juegos del tipo DS y esto ha mermado las ventas de los nipones. Sin embargo, su reciclaje hacia los smartphones y tablets, su catálogo absolutamente único y su personalidad diferenciada respecto a los demás fabricantes son su mejor baza para sobrevivir. El E3 volvió a ser un lugar donde destacar gracias a la transformación de títulos como Starfox Zero, el incremento de la relevancia de los Amiibo o la nueva versión de Super Mario (en este caso Maker) para celebrar los 30 años de esta franquicia irrepetible. Les deseamos lo mejor.

  • Llega la guerra de las tarjetas gráficas. AMD presentó las nuevas R9 Fury y Fury X. Modelos que por su nombre ya denotan una agresiva actualización de las R7 y R9 de 2013 que ya habían sido superadas ampliamente por sus equivalentes de Nvidia.  Destaca la segunda, la más potente que jamás ha presentado la empresa y que cuenta con nuevos núcleos Fiji con refrigeración líquida y unas cifras de escándalo: 8.900 millones de transistores, 4096 procesadores Open CL y memoria RAM HBM, la evolución de las GDDR5. Permitirán un ancho de banda de 512 GB/s lo que se traduce en mayor velocidad gráfica con un menor consumo. También presentaron actualizaciones de las anteriores R7 y R9 (normales) pensadas en los PC gamers. Aunque el titular se lo llevó esta bestia que promete una era en el rendimiento gráfico y una batalla abierta con Nvidia por recuperar el trono de los componentes.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *