Toshiba Satellite P50C, respuesta segura

A dos semanas de la llegada de Windows 10 (que sigue acumulando solicitudes a un ritmo sobresaliente) los principales fabricantes de ordenadores personales (por volumen de ventas y por ser referentes tecnológicos) siguen renovando su catálogo. Toshiba es el penúltimo que hace pocos días mostró un total de 28 modelos remozados y actualizados para preparase para el mayor salto desde el lanzamiento de XP.

Grandes y pequeños detalles -como la implementación de un micrófono dual que permita el reconocimiento de voz para poder usar Cortana- que tienen un único objetivo: desbancar a Lenovo, HP y compañía y volver a colocar a los nipones en lo más alto. Su primera espada será el Satellite P50C. Un portátil de consumo que tiene cualidades de sobra para ser una apuesta segura para cualquier comprador.

Hardware premium

A pesar de que su precio ronda los 1.000€ -no es poco para un portátil pero si lo comparamos con cualquier equipo de la manzana es una ganga– su hardware es de primera. Su procesador puede ser un Intel i7 o un AMD A10 en función de la configuración que elijamos y la tarjeta gráfica es una GeForce 930M o una GTX950M con hasta 4 GB de RAM, también dependiendo de la configuración.

El almacenamiento también viene escalado en tres posibilidades: 256 GB SSD, 2 TB en un disco duro convencional o una unidad híbrida de 1 TB. Ésta última opción, para nosotros la más adecuada, ofrece lo mejor de ambos mundos: la velocidad de los discos en estado sólido y la capacidad (a buen precio) de los discos convencionales.

Respecto a la pantalla, de nuevo, dos opciones: una solvente Full HD para los modelos más humildes y un panel 4K de 15,6 pulgadas para aquellos que quieran más resolución. Eso sí, el chasis es idéntico en ambas configuraciones: un cuerpo de plástico un 20% más ligero que en la versión que se comercializa ahora.

Sobre conectividad, Toshiba sigue apostando por los USB 3.0 y el obligatorio puerto HDMI. Ni rastro de los USB Type-C que la industria parece querer tomar como estándar. Sorprende, eso sí, el soporte para los polémicos Millennial Discs, un tipo de BluRay y DVD que gracias a un tratamiento especial pueden aguantar hasta 1.000 años sin sufrir daños que afecten al proceso de transmisión y almacenamiento de información.

Los primeros en comprarlo se encontrarán con Windows 8.1 preinstalado pero a partir del 29 de julio podrán dar el salto sin pagar nada a Windows 10. Como hemos dicho antes, la versión de acceso costará 999 euros y la más potente 1.199. Disponible en esta segunda quincena de julio, creemos que la diferencia de precio tan corta hace más que interesante optar por la configuración 4K.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios en «Toshiba Satellite P50C, respuesta segura»

  1. Porque siempre se informa de dispositivos con Windows preinstalado y nunca con Linux ? Y porque se vende un producto con un sobre coste de software camuflado en el precio final ?

    1. En noviembre del año pasado ya hubo una sentencia en Italia que hizo que los ordenadores puedan venderse con o sin Windows preinstalado. Hubo quejas de usuarios que no querían pagar el sobrecoste de una licencia que no iban a utilizar. En cualquier caso, Windows sigue siendo el sistema operativo de referencia en el mercado PC y parece que su posición podría reforzarse con la llegada de la versión 10. Muchas gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *