Adobe Flash, crónica de una muerte anunciada

Fue hace más de una década cuando Steve Jobs le declaró la guerra a Flash. Ninguno de los célebres iDevices eran compatibles con el programa de Adobe. El gurú de Apple lo consideraba inseguro e inestable, un problema para iOS, un sistema operativo diseñado, precisamente bajo esos dos parámetros. En aquel momento tanto Google como Microsoft o BlackBerry consideraron que Apple decidía ponerse en desventaja al no implementar la compatibilidad con una herramienta indispensable en el internet de aquella época.

Sin embargo, si entramos en cualquier medio especializado y visitamos su hemeroteca descubriremos que desde principios de año los gigantes tecnológicos que dan la espalda a Flash se han multiplicado. El último ha sido la Fundación Mozilla que ha decidido bloquearla por defecto en su navegador Firefox. Los plug-ins de Flash están deshabilitados en todas las versiones operativas de Firefox y ya no sirven para cargar los contenidos multimedia.

Esta Tweet de Mark Schmidt, jefe de soporte de Mozilla parecía la última estocada a un programa que ha vivido una caída casi sin precedentes en la industria tecnológica (el de IE fue igual de vertiginoso pero vino precedido de una sentencia judicial).

Schmidt aclaraba que el bloqueo es temporal y que solo seguirá activo hasta que Adobe lance una versión «que no esté siendo explotada activamente por vulnerabilidades conocidas públicamente». El ataque a la empresa de seguridad Hacking Team que dejó al descubierto más de 400GB de información -correos electrónicos, contraseñas y documentos- de una firma contratada por los gobiernos de Estados Unidos, España, Chile, Colombia, etc. fue la puntilla.

En el ámbito móvil la situación es mucho más compleja. Mozilla ha bloqueado indefinidamente el uso de Flash de forma predeterminada y son varias las tecnológicas que se han sumado a pedir que de una vez por todas Adobe abandone el desarrollo de Flash y opte por el estándar inmediato y de futuro: HTML5. Alex Stamos jefe de seguridad de Facebook fue tajante: «es hora de que Adobe anuncie la fecha del fin de vida de Flash y de que los navegadores establezcan los bits de cierre ese mismo día».

Da igual que la fecha sea inmediata pero eso permitiría a todas las empresas y plataformas adecuarse a un nuevo estándar más seguro y hacer que la migración sea más sencilla. Jobs, en una carta con seis puntos escrita en 2010, aseguraba que el principal motivo por el que Apple no quería seguir trabajando con Flash era sencilla: «era una herramienta de la era del PC no de la era móvil». «No es abierto como HTML, CSS y Javascript» (nunca nos quedó claro que problema tenía Steve Jobs con los programas cerrados como los de Apple); «tampoco es seguro ni estable»; «es el principal responsable de los bloqueos y caídas de los ordenadores Mac». Además, «gasta más batería». ¿La penúltima victoria póstuma de Jobs? Probablemente sí.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios en «Adobe Flash, crónica de una muerte anunciada»

  1. Estupendo post Gaizka!!!!

    Esta larga agonía de la muerte de flash tiene que tener una fecha definitiva de fin.

    De cara al diseño era una autentica gozada trabajar con un entorno que te permitía tanta libertad y posibilidades como flash, la cagó Macromedia y luego Adobe al intentar convertir un fabuloso programa de animación en un entorno de desarrollo, encima lleno de agujeros de seguridad.

    Yo certifiqué la muerte en el momento que abandonó youtube el entorno en sus vídeos y se pasó a HTML 5, terminando con el último gran reducto que le quedaba al entorno de Adobe. Lo conté en un post , allá por el mes de febrero.

    Eskerrik asko por tu estupendo blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *