Kindle Voyage, a punto para las vacaciones

Hacía tiempo que no hablábamos de un nuevo lanzamiento de la familia de eReaders de Amazon. Los de Seattle, después de no cosechar demasiado éxito con sus tabletas han vuelto a centrarse en el hardware que mejor saben hacer y han creado un nuevo modelo para la parte premium de su catálogo de libros electrónicos.

El acceso sigue siendo el Kindle básico (que cuesta 79€), por encima se sitúa el Kindle Paperwhite (de 129€) y en la parte alta el nuevo Kindle Voyage -cuyo precio son 189€-. ¿Por qué tanta diferencia de precio respecto a los otros dos eReaders de los de Seattle?

En la mano el nuevo Voyage se nota mucho más manejable que el Paperwhite. Su grosor es de 7,5 mm frente a los 9,1 del intermedio. Para que nos hagamos una idea, es más delgado que un lápiz. Esto también incide en su peso que baja de los 206 a los 180 gramos. Puede parecer poco pero si tenemos en cuenta que es un dispositivo pensado para pasar mucho tiempo en nuestras manos, la diferencia de tara se agradece mucho.

Sin embargo, estas son mejoras leves si tenemos en cuenta la nueva pantalla. La resolución pasa de 221 a 300 píxeles por pulgada. El texto se puede ver mucho más nítidamente y permite que leer nos fatigue mucho menos. Sobre todo porque el panel disfruta de más contraste entre los tonos oscuros y los claros y eso lo hace mucho más útil a la hora de usarlo en la calle o en el transporte público.

La incorporación de un sensor de luz controla la emisión lumínica de la pantalla en función de las condiciones que nos rodean. Por ejemplo, si leemos en un entorno oscuro bajará la intensidad de la imagen de modo que nuestros ojos se dañan menos y la autonomía se incrementa.

Por supuesto, hay otro detalle que justifica el incremento de precio: el Voyage es el primer Kindle -y casi eReader- de alta gama que prescinde del plástico para su chasis y su cubierta y que opta por un material noble como el magnesio. La mezcla de acabados mates y brillantes -en la parte trasera- le da un toque realmente sofisticado. Da gusto verlo y tenerlo en la mano.

La excelencia es el único objetivo del Voyage desde su fase de diseño como concepto. Los botones se han convertido en sistemas de presión laterales y los frontales han desaparecido a favor de opciones en la pantalla. Todo es mucho más estiloso y eficiente. Al fin y al cabo si un libro es bonito, ¿por qué no su versión digital? En definitiva, un dispositivo con un público muy claro y que denota todo lo que sabe hacer Amazon.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *