Sony Alpha 7s II, a la altura de las más grandes

Es muy habitual, sobre todo entre los no iniciados, que cuando se habla de fabricantes de renombre de cámaras de fotos todo el mundo se centre casi en exclusiva en Canon y Nikon. Sin embargo, existe una buena cantidad de fabricantes -eso sí, muchos nipones- que tienen productos de altísima calidad en sus catálogos. Uno de los mejores ejemplos es Sony que desde que se hizo con Konica Minolta en 2006 ha heredado todo el know how de dos empresas punteras (la primera data de 1873 y la segunda de los años 20 del siglo pasado).

Desde hace unos meses la multinacional había estado trabajando en la sustituta de la exitosa A7S y que se había centrado en mejorar la calidad de la imagen en vez de seguir con la carrera de píxeles de sus rivales. (Fue muy polémica la baja desde los 36 Mp de la A7R a los 12,2 de la A7S). Captar más luz y grabar vídeo en mejores condiciones sin bajar el listón en las tomas fotográficas era el lema y lo consiguieron con creces.

Por eso la Alpha 7 II repite los 12,2 Mp del sensor y mejora la grabación de vídeo con resolución 4K incluso en las condiciones lumínicas más complicadas. Increíblemente podemos forzarla a trabajar incluso a 409.600 ISO. La gran diferencia es que ahora la segunda de la estirpe permite grabar los vídeos sin ningún elemento externo (y caro).

El sistema de estabilización también se ha mejorado y cuenta con cinco ejes entre cuerpo y lentes para conseguir mejorar aún más las capturas tanto estáticas como en movimiento. Por si fuera poco, los ingenieros han implementado un nuevo obturador y un sistema de enfoque con 169 puntos que facilitan mucho el trabajo del fotógrafo.

Para los que os estéis preguntando por el visor, como se trata de una cámara sin cristal se ha trabajado mucho en mejorar el panel que ahora es OLED y cuenta con una magnificación de 0,78X, el mayor del mercado en su clase.

Vídeos como ninguna otra

Volviendo al vídeo, se ha trabajado en hacer que el procesado sea más rápido mediante un sistema de compresión de lo que capta el sensor («pixel binning»). Para los que no sea necesario tal nivel de resolución -4K- existe el modo 1080p que guarda funciones como una cámara lenta espectacular gracias a la velocidad máxima de 120 imágenes por segundo (100 Mbps).

Como es difícil de explicar os dejamos el vídeo que la propia Sony ha puesto a disposición de los medios:

 

 

Disponible en noviembre su precio rondará los 3.400€.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *