Facebook, centro de todas las tendencias

Hace mucho tiempo que no hablamos de las novedades que Facebook tiene preparadas para sus usuarios. La red social de Mark Zuckerberg, sin duda la más activa y con mayor capacidad de marcar tendencia se enfrenta, por fin, a una de las grandes demandas de sus usuarios: el botón de «No me gusta». Como confirmaba el fundador de la empresa hace poco más de una semana, Facebook «está trabajando en ello y estamos muy cerca de poder hacer una primera prueba».

Sin embargo, Zuckerberg matizó que el botón no funcionará exactamente como nos imaginamos ya que no quieren convertir la web en «un foro en el que se pueda votar a favor o en contra de las actualizaciones de los demás. Esto no ayudaría a construir la clase de comunidad que queremos crear ya que nadie quiere compartir un momento que es especial para él y luego ver como los demás le dan votos negativos».

La idea que tienen es crear una solución que permita empatizar con situaciones en las que decir «me gusta» no es la mejor opción: «la pérdida de un familiar, una noticia crítica como la crisis de los refugiados, cualquier cosa triste que se comparte y que hace que no nos sintamos cómodos con un «Me gusta»».

Los analistas creen que se reducirá al icono de un pulgar hacia abajo que sirva para que demostremos nuestro apoyo cuando algún amigo o familiar comparte algo que no nos gusta (porque no es bueno para ese amigo). No obstante, si todo es «tan sencillo», ¿por qué Facebook se ha resistido tanto a implementarlo hasta ahora? Por la publicidad. Existe un miedo evidente a cómo pueda afectar esto a las marcas -¿se imaginan una campaña publicitaria de VW USA sobre los modelos Bluemotion?-.

A un nivel más mundano, algunos ingenieros de la casa han defendido hasta ahora que a nadie le gustaría que ese pulgar se aplicara sobre nuestros estados y nuestros contenidos multimedia. Se corre el riesgo de que la «negatividad» se extienda por la red social y que, a la larga, los usuarios decidan compartir menos contenidos: una muy mala noticia para Facebook.

Justo el efecto contrario al del botón lanzado en 2009 y que demostró que un simple gesto -bien medido, se barajaron otras denominaciones como awesome o la opción de ser fan de las páginas y marcas- creaba un efecto dominó de interacciones.

Trending Topics para Facebook e Instagram

Si algo ha demostrado Facebook es que es uno de los mejores soportes para convertir algo individual en algo viral. Su capacidad para crear tendencias. Sin embargo, tanto por denominación como por relevancia social, hay otra web que parece que sin proponérselo le ha ganado en este apartado. Twitter es fuerte gracias a sus Trending Topics, un termómetro inmejorable para saber cómo se ha expandido algo entre los internautas (casi cualquiera).

Por eso el departamento dedicado a los medios de la red social y de Instagram han decidido lanzar Signal. Esta herramienta está pensada para que los periodistas cazatendencias puedan indentificar y cuantificar el impacto de las noticias en las redes sociales. Su función es similar al sistema de Twitter pero si le añadimos 200 millones de clientes de Instagram y más de 1.500 millones de Facebook el espectro tiene un valor incalculable.

La que nos parece la mejor utilidad del servicio es que el periodista podrá grabar la selección de contenidos elegidos para trabajar con ellos y con toda su información de difusión. Por su puesto, todo este contenido podrá ser embebido en otras páginas web. De momento solo estará disponible desde la web pero prometen que pronto se podrá acceder a todo esto desde las aplicaciones para smartphones y tabletas.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *