Surface Book, Microsoft se pasa a los portátiles

Para desgracia de las grandes ferias, los eventos propios de cada uno de los fabricantes son cada vez más espectaculares y se han convertido en el escenario perfecto -y casi único- en el que Apple, Microsoft, Google, Samsung y compañía muestran al público sus planes de futuro y todo su arsenal de dispositivos y servicios. Hace pocas horas Microsoft tuvo su momento de gloria y presentó unas cuantas novedades. De todas ellas destacó por derecho propio el Surface Book, el primer portátil construido por completo por la empresa de Redmond.

Hace ya tiempo que explicamos que Satya Nadella había decidido cambiar por completo el devenir de la empresa creada por Bill Gates. Dejaría de ser una compañía meramente dedicada al software (con alguna honrosa excepción como la Xbox) para transformar Windows en una plataforma de servicios y dejar de depender de sus aliados habituales para empezar la comercialización de productos bajo su propia marca.

El modelo a seguir es el que tan buen resultado le lleva dando una década a su antagonista por excelencia: su marca es mucho más fuerte que la de cualquier rival y a pesar de una pequeñísima cuota de mercado sus beneficios son enormes. El Surface Book es la cristalización perfecta de esta nueva Microsoft.

Si lo definimos en pocas líneas podemos decir que es un ultraportátil de trece pulgadas con teclado extraíble -un híbrido con pantalla táctil- con gráficos espectaculares y un rendimiento más propio de un portátil de alta gama. Todo en él se ha cuidado: desde la bisagra continua hasta los materiales de construcción. El chasis, por ejemplo, es un monobloque de magnesio.

El teclado está retroiluminado y sus teclas, corridas con un tamaño de 1,6 mm, acompañan a un trackpad de cristal laminado muy generoso que promete tener un táctil tan ergonómico como ágil. Además, el conjunto integra un lector de huellas que está pensado para trabajar en materia de seguridad con la función Hello de Windows 10.

En cuanto a la pantalla, es un panel de 13,5 pulgadas y tecnología PixelSense con formato 3×2 (típico de las tablets) y resolución 3.000×2.000 (sí, has leído bien, no es una errata). Eso nos deja una densidad de 267 ppp lo que unido a un contraste 1800:1 y su ratio de color SRGB nos da como resultado una maravilla que estamos deseando tener en nuestras manos.

Además, para ganar utilidad tanto en modo tableta como portátil, se han implementado capacidades específicas para sacar el máximo rendimiento del Surface Pen, el stylus de Microsoft, con 1024 escalas de presión. No os preocupéis por perderlo, es magnético y se pegará como una lapa al propio portátil.

El interior

Pero si su aspecto y sus materiales prometen, el hardware interior no se queda atrás. El modelo más básico contará con un procesador Intel Core i5 de sexta generación y las más potentes con un i7. Todos ellos irán acompañados de 8 o 16 GB de RAM DDR5, se puede añadir una GPU Nvidia dedicada y su memoria interna irá de los 128 GB a 1 TB… SSD.

Como es habitual en Microsoft, la conectividad no será problema ni mediante puertos físicos ni mediante sistemas inalámbricos. Del sonido se encargarán dos altavoces frontales con certificado Dolby y las cámaras serán de 8 y 5 Mp respectivamente. Por si todo esto es poco, los de Nadella prometen 12 horas de autonomía

En cuanto al precio, oscilará bastante en función de la configuración pero en ningún caso será barato (tampoco será un modelo medio, la relación calidad precio nos parece bastante buena): de 1499 a 2700 dólares.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Microsoft, Surface, Surface Book, Windows 10, híbridos, portátiles, tablets,

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

4 comentarios sobre “Surface Book, Microsoft se pasa a los portátiles”

    1. Realmente el Surface Book se nos antoja un rival mucho más cercano al MacBook o al iPad Pro que a otro producto que tenga ahora Apple en el mercado. Habrá que ver si su precio está acorde con su rendimiento no solo en cuanto a hardware. Una gran apuesta de Microsoft que seguiremos muy de cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *