Ubuntu 15.10, el penúltimo paso

La empresa británica de software Canonical financiada por el sudafricano Mark Shuttleworth tiene un objetivo: crear una distribución Linux multiplataforma que demuestre que esta plataforma de software libre no solo es igual de capaz que las más extendidas Windows, Android e iOS sino que puede ser igual de atractiva y sencilla de utilizar para el gran público.

De este modo, después de conseguir el desarrollo de Ubuntu para ordendadores, tabletas, smartphones, smart TVs, una plataforma para Android, otra en la nube e incluso tiendas de música y de software, Canonical ha liberado la versión 15.10 de esta distribución a la que han llamado Wily Werewolf.

Sobre el papel es una de las actualizaciones menos relevantes del sistema operativo, sin embargo, el hecho de ser la última antes del lanzamiento de una nueva versión LTS la convierte en toda una noticia. En cuanto a interfaz hay pocas novedades: un nuevo fondo de pantalla fijo, una barra de scroll rediseñada y la posibilidad de mover del Dash al escritorio aplicaciones para crear accesos directos.

Las mejoras llegan cuando nos paramos a ver Unity 7.3.3, el sistema operativo que usa el núcleo de Linux. Esta versión trae novedades en el botón de cierre de sesión, cambios en las categorías del Dash -el equivalente Linux al botón de inicio de Windows- así como soporte para Steam Controller (un gamepad), actualiza a Linux Kernel 4.2 (el núcleo más moderno de Linux) y actualiza aplicaciones como LibreOffice5, Ubuntu Make o Python 3.5.

Todas las mejoras equivalentes llegarán a la versión móvil y la versión 14.10 será liberada para todas las variantes de Ubuntu. Como hemos dicho, el penúltimo paso antes de la puesta de largo de Ubuntu 16.04 LTS Xenial Xerus, la primera distribución completamente multiplataforma de este necesario sistema operativo.

Por fin Linux contará con una distribución que, por uso, capacidad de crecimiento y desarrolladores podrá competir en igualdad de condiciones con las grandes propuestas «comerciales» de pago (léase Windows y la dupla OS X-iOS). La duda que nos surge es si empresas como Canonical se atreverán a dar el paso para encontrar aliados para conseguir una distribución mayor -algunos de los fabricantes Android están esperando una oportunidad para crear una alternativa real al sistema de Google- o si preferirán siendo una opción minoritaria pero estable y rentable.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *