Cooperación interempresarial, una oportunidad para aprender

sentado1

Santigo Córdoba

Commercial Manager de Binary Soul

No siempre tenemos la oportunidad de ver el punto de vista de una de las start ups más activas de Euskadi sobre lo que la innovación y la cooperación interempresarial significan realmente en una economía como la vasca. La presión de las grandes multinacionales europeas, estadounidenses y asiáticas son todo un reto para que nuestra economía subsista y siga siendo una referencia. La receta que aplicamos y que nos diferencia de lo que nos rodea es nuestro sentido de la innovación y nuestra responsabilidad social y ambiental. Hoy tenemos la suerte de hablar con Santiago Córdoba, Commercial Manger de Binary Soul para que nos dé un punto de vista diferente sobre cómo empresas diferentes pueden colaborar para ser mejores.

Decía Albert Einstein que «si buscas resultados distintos no debes hacer siempre lo mismo». La innovación es precisamente eso: encontrar formas para modificar un producto o servicio, un nuevo punto de vista que permita una mejora integral en el mismo. Y, sin duda, un ingrediente fundamental para que surja la innovación es la cooperación interempresarial. Diferentes compañías que trabajen juntas para encontrar soluciones revolucionarias a problemas comunes.

En un escenario en el que todo es cambiante y va y viene muy rápido el reto de la innovación es reciclarse continuamente y crear soluciones globales, adaptables y evolutivas. Una base que suponga una disrupción con lo establecido y que se plantee como una respuesta integral a las necesidades de cada empresa.

Nacidos después de un master impartido por el prestigioso DigiPen Institute of Technology en su sede de Bilbao con la colaboración de Lanbide y Denokinn somos un ejemplo de lo que puede y debe ser la innovación social: una forma de aplicar herramientas ya existentes de una forma diferente para satisfacer necesidades sociales. Para cubrir demandas que tienen diferentes actores sociales: empresas con responsabilidad e impacto en nuestra vida diaria que necesitan de otro punto de vista para seguir mejorando.

A través de la Agencia Vasca de Innovación en Binary Soul llevamos colaborando desde julio de 2014 con CIE Automotive, uno de los grupos industriales de referencia en la gestión de procesos de alto valor añadido en negocios tan dispares como el de los componentes para el sector automotriz, los biocarburantes y las soluciones tecnológicas.

El trabajo con ellos y con la training unit del AIC, la personificación de la generación de valor a través de la innovación abierta en la industria del automóvil, hemos conseguido dar forma a una herramienta pensada en mejorar la competitividad del sector en Euskadi.

Gracias a la cooperación con la multinacional hemos podido desarrollar proyectos como FSM (Formación, Simulación y Mantenimiento), un software de virtualización de procesos industriales complejos que se antoja como una solución integral para mejorar todas las fases de la cadena productiva: desde la llegada a la factoría de la materia prima hasta la construcción de la pieza definitiva incluyendo todo el mantenimiento que requiere la cadena de fabricación.

El asesoramiento de expertos como José Esmorís, director técnico de CIE Automotive, han permitido crear un flujo de información para conocer mejor las demandas del sector y poder crear un soporte que se adapte mejor a la realidad del mismo.

Pero éste no es el único ejemplo de la transversalidad que las pequeñas start up podemos ofrecer a las empresas de referencia en el sector. Desde nuestra fundación hemos tenido un carácter totalmente intersectorial: el empleo de diferentes herramientas tecnológicas nos ha permitido desarrollar soluciones para empresas tan diferentes como Euskaltel o Amada Maquinaria Ibérica.

En definitiva, un ejemplo de cómo las grandes compañías pueden volcar en las start ups toda su experiencia y su know how y como las pequeñas deben convertir esa oportunidad en la herramienta definitiva para cambiarlo todo y mejorar lo ya existente.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *