Smart Reply, Google quiere hacerlo todo por nosotros

Seguro que a todos nos ha pasado algún día (o todos) levantarnos de la cama, salir del gimnasio, bajar del avión y tener decenas de emails en la bandeja de entrada. Un sonido que debería ser absolutamente inocuo se convierte en una tortura que significa trabajo o spam. Y seguro que en alguno de esos días (o todos) nos gustaría poder borrar todos de golpe sin pensar o que alguien los respondiera por nosotros. Si es así, felicidades, Google ha escuchado nuestras «plegarias» y ha decidido dar un paso más -en favor de nuestra comodidad o en contra de nuestra privacidad-.

Hace ya tiempo que Google escanea nuestros emails así que era solo cuestión de tiempo que la empresa generara un software que supiera qué hacer con ellos. La idea se llama smart replay y, según la propia empresa, ya se ha puesto en marcha en varios servicios de Alphabet y su objetivo es identificar cuáles son los mensajes que requieren de más urgencia para ser respondidos y generar respuestas automáticas. El usuarios solo pulsará sobre la que mejor le convenga y el email de vuelta se generará al momento.

En el blog de la empresa Bálint Miklós, uno de los ingenieros de software de la empresa encargada de su desarrollo, pone como ejemplo un email con la pregunta «¿tienes alguna documentación sobre cómo usar el nuevo software?». La plataforma pone a disposición de Miklós tres respuestas: «No, lo siento»; «Sí, pero tengo que buscarlo»; «Sí, te la envío».

En palabras del propio ingeniero una forma de ahorrar «un tiempo precioso para aquellos emails que requieren de una respuesta corta y rápida». ¿Y para aquellos que requieren de algo más? «Estas respuestas serán un primer impulso sobre el que desarrollar el resto de la respuesta». En definitiva una evolución más después de que durante años servicios como Gmail y Yahoo! Mail hayan ayudado a los usuarios a ordenar los emails por contenidos y hayan apartado el spam, por ejemplo.

Ahora es la inteligencia artificial la que lanzará las respuestas más adecuadas y, sobre todo, la que aprenderá de las respuestas que nosotros damos habitualmente para convertirse en «nuestro espejo». Los algoritmos conocerán nuestras formas y cada vez se irán pareciendo más a nosotros. Por cierto, aunque solo está disponible en inglés por el momento, quien quiera probarlo ya puede buscarlo en la App Store y en Google Play.

Smart Replay utiliza otras tecnologías que Google ya tiene en marcha como Inbox. Ésta se encarga de conocer cuál es el contenido de los emails de entrada y separarlos entre los importantes, los que necesitan respuesta urgente y los que son solamente spam o publicidad poco relevante (¿la de la competencia?) Inbox, además, está siendo desarrollado cada día más para que pueda generar respuestas con un lenguaje natural, aunque las pruebas internas de ambos sistemas han provocado curiosas reacciones entre los propios trabajadores de Google (pidieron eliminar la respuesta «te quiero»).

El motivo es sencillo: tanto gracias como te quiero son respuestas amistosas y habituales en los emails que recibimos de personas cercanas -la primera también en los de trabajo- lo que hizo que el sistemas entendiera que eran respuestas «seguras» que podían ser utilizadas con cierta asiduidad. El error ya está subsanado.

Según Google, Smart Reply se ciñe a los mismos rigurosos sistemas de privacidad de otros servicios de la compañía -como Google Now- de modo que la información escaneada nunca es compartida con la empresa o terceros de modo que la información está «asegurada». Ningún ser humano lee los emails, solo robots que pretenden hacer más rápido nuestro día a día. ¿Cuál será el siguiente paso?

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.