Aviones híbridos, una posible solución que despegará este año

Cuando hablamos de la necesidad de gestionar las emisiones contaminantes de los vehículos la mayoría de las veces nos referimos al transporte terrestre: coches, camiones y motos. Muy pocas veces hacemos referencia a los barcos y casi nunca a los aviones, responsables de gran parte de los problemas de nuestro planeta.

Sin embargo, tanto los reguladores como las empresas son conscientes de que gran parte de nuestra salud (y de la del medio) pasa por hacer que estos grandes sistemas de transporte también evolucionen hacia la eficiencia y el impacto cero. Hasta ahora ha habido acercamientos más o menos creíbles entre los que destacan la solución de Boeing con un avión que emplea tecnología nuclear para desplazarse así como una iniciativa de United Airlines para usar biocombustibles para el funcionamiento de sus motores.

No obstante, será la aerolínea EasyJet la que empleará un sistema híbrido para mejorar sus emisiones. Se trata de una nave que emplea hidrógeno y motores «normales» para desplazar el modelo y que supone un ahorro del 7% -unas 50.000 toneladas de combustible- y una importante disminución del impacto acústico en el medio.

Desarrollado por estudiantes de la Universidad de Cranfield, se aprovecha la energía generada en la fase de frenado del avión con un sistema similar al frenado regenerativo de los coches. Toda esta energía pasaría a unas células de hidrógeno que cargan las batería de la aeronave y que se emplea en la iluminación del aparato así como en el proceso de reciclado de agua.

Instalado en las ruedas del avión, acumulará energía también en los desplazamientos por la pista. Aunque en periodo de pruebas, EasyJet considera que se podría incluso eliminar el uso de remolques en la pista ya que solo en desplazarse por el asfalto los aviones emplean hasta un 4% de su combustible.

Según han explicado tanto la empresa como la Universidad, ya están trabajando con socios para que la instalación de estos dispositivos se realice lo antes posible y así permitir su uso a finales de 2016 en vuelos comerciales.

Pero el de EasyJet no es el único proyecto de avión híbrido. Hace pocas semanas la NASA anunció que trabaja en un prototipo de aeronave que emplea motores eléctricos y de combustión con un ahorro energético de hasta un 30%. El problema es que todavía faltan meses para que esta maravilla pueda tomar forma en un hangar de montaje.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios sobre “Aviones híbridos, una posible solución que despegará este año”

    1. El problema de esta tecnología, como ocurre en otros transportes, es el origen de la energía «limpia» y la huella de carbono de las baterías. Pero sin duda, son obligatoriamente el futuro (al menos a medio plazo). Muchas gracias por seguirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *