4K, desarrollo olímpico

Curiosamente, aunque sea el cine uno de los generadores de contenidos más importantes para consolidar o lanzar nuevas tecnologías audiovisuales, normalmente son los eventos deportivos, que congregan a cientos de millones de personas alrededor de las pantallas, los que son el espaldarazo definitivo para que una nueva tecnología se consolide y democratice. Los Juegos Olímpicos y los Mundiales de fútbol suelen ser un aliciente para que muchas personas compren nuevos televisores.

Así, el pasado Real Madrid-F.C.Barcelona del mes de noviembre tuvo algo de especial. La señal se produjo y difundió en ultra alta definición. Sobre el papel no es nada novedoso. Series de televisión Juego de Tronos y The Wire, con cientos de millones de seguidores en todo el mundo, llevan tiempo haciéndolo. Y nuevos actores como Netflix ya comercializan tarifas 4K compatibles con sus contenidos en este formato (House of Cards, por ejemplo). Sin embargo, la emisión íntegra de la señal de los Juegos de Río este agosto parece que será el evento que nos hará migrar a este nuevo formato.

Es cierto que no basta solo con tener un receptor compatible con la señal 4K ya que la cadena ha de emitir en Ultra HD. Por eso, a pesar de las 30 millones de televisiones compatibles comercializadas el año pasado en todo el mundo los fabricantes han apostado también por hacer accesibles a la industria las cámaras necesarias. Panasonic, por ejemplo, cedió sus AK-UC3000 para «el clásico».

De momento no hay una gran oferta. Y la que hay tiene contenidos demasiado específicos: una de las más llamativas son las imágenes que la NASA capta de La Tierra y que el operador de satélites SAS ofrece en exclusiva para Estados Unidos. En total los luxemburgueses cuentan con 20 canales 4K, muy pocos si tenemos en cuenta que distribuye 2.230 FullHD y otros 5.018 en otros formatos inferiores.

FashionOne, dedicado a la moda, o PearlTV, de televenta, son otros de los que se aprovechan de la calidad de imagen para realizar su actividad. El responsable de la segunda, por ejemplo, explicaba a El País, que un comprador quiere ver todos los detalles de un producto y que el 4K permite ver «hasta la composición de la prenda en la etiqueta».

El problema del 4K es el ancho de banda que necesitan. Y como el espacio radioeléctrico es limitado, es muy complicado que la TDT vaya a difundir por el momento este tipo de canales. Para hacernos una idea, un canal con esta definición ocupa el mismo ancho de banda que toda la señal de Atresmedia. El satélite no tiene este problema pero para que pueda llegar correctamente necesita de complejos sistemas de compresión.

Por eso la industria insiste en que el desarrollo del 4K -su reto- es necesario que participen todos los actores: fabricantes, operadores y creadores. El objetivo es que en 2020 hasta 200 canales europeos distribuyan esta señal. Y parece que los eventos deportivos más inminentes (los mecionados Juegos de Río, la Eurocopa de este verano y el Mundial de 2018) serán los encargados de masificarla.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios sobre “4K, desarrollo olímpico”

  1. Me parecería perfecto que se multiplicaran las posibilidades de disfrutar del visionado de contenido en 4K, por la asombrosa cálidad que tiene, la duda me surje cuando una parte muy importante de dicho contenido será transmitida por internet, bién por canales de pago o plataformas de proveedores de internet, teniendo en cuenta el peso en gigabytes de dichas transmisiones, que será a buen seguro muy elevado, entran en contradicción con los planes en un futuro no muy lejano por pate de las operadoras de acabar con las tarifas planas de internet, con lo cual nos ofrecen unas posibilidades de acceso a contenidos cuyo precio puede que nos resulte desorbitado.

    Zorionak por el blog, me parece de los mejores en su campo, ameno y a la vez dotado de información muy interesante.

    1. Efectivamente das con la tecla. La verdad es que la migración a la fibra óptica dejaría al 4K una verdadera autopista por la que crecer. Sin embargo, los intereses comerciales de algunas empresas podría complicar muy mucho su evolución y, lo más importante, perjudicaría a los consumidores. Seguiremos especialmente de cerca estos planes de las telecos. Pero como bien dices, parece que algo está a punto de cambiar y no solo para bien. Muchas gracias por compartir con nosotros tu opinión y, sobre todo, tu tiempo al leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *