Moto 360 Sport, el smartwatch definitivo

Cuando se asiente el mercado de smartwatches, probablemente, el Moto360 sea recordado como uno de los pioneros que ayudó a poner los cimientos del universo de relojes inteligentes. Con un buen diseño, funcionalidades notables y un precio asequible (289 euros), el dispositivo de Motorola es uno de los más recomendables del mercado usemos el móvil que usemos.

Por eso, cuando hace semanas la ahora filial de Lenovo anunció el lanzamiento de una versión Sport fuimos muchos los que esperamos a la llegada de uno de los relojes deportivos más interesantes del mercado… y no nos ha defraudado.

El Moto360 Sport se antoja como un reloj sobresaliente para realizar actividades al aire libre. ¿El motivo? Permite independizarnos por completo de nuestro smartphone y de cualquier otro dispositivo para monitorizarnos o escuchar música. El reloj nos permite almacenar canciones desde Google Music, Spotify, etc., guardar Podcasts y escucharlas vía Bluetooth en nuestros auriculares.

Además, como cuenta con Android Wear es compatible con aplicaciones como FtiBit, Under Armour Record, Strava, MapMyRun, etc. Si no participamos en ninguna de ellas, cuenta con el software MotoBody que nos permitirá almacenar nuestros datos para luego sincronizarlas con cualquier otra. Y esto es posible porque cuenta con GPS para poder monitorizar nuestra ruta, nuestro tiempo y nuestros ritmos de entrenamiento -además de planificarlos previamente para luego realizar algunos específicos-. Asimismo, cuenta con sensor del ritmo cardíaco con lo que no solo registrará nuestras variaciones minuto a minuto sino que cuantificará cuánto tiempo estamos en cada zona de ritmo cardiaco para una mejor gestión de nuestros entrenamientos.

También almacenará los pasos que damos, los pisos que subimos, las calorías que quemamos y el tiempo y la calidad del sueño tanto durante nuestro entrenamiento como en nuestra vida diaria para realizar un seguimiento más completo de nuestra actividad personal.

Como hemos dicho, el modelo es especialmente apto para el entrenamiento al aire libre. Y en esto tiene mucho que ver su pantalla con tecnología AnyLight que adecua de forma sobresaliente el brillo del panel para que los datos sean visibles incluso bajo la luz directa del sol. Con una superficie de 1,37 pulgadas -35 milímetros- es más que suficiente para ver los datos con claridad así como todas las notificaciones que nos permite personalizar el sistema operativo para wearables de Google. Por cierto, como no podía ser de otra forma, la esfera es Gorilla Glass 3 resistente a los golpes y rayones.

Con una autonomía de dos días bajo cualquier condición de uso, su estructura de silicona no solo lo hace resistente al sudor sino que evita las manchas y lo protege de posibles golpes. Además, cuenta con unas estructuras de ventilación que evita que se recaliente -con las molestias que esto supone al llevarlo-. Con certificado IP67, es resistente al polvo y al agua -aunque el fabricante no recomienda nadar con él-.

En cuanto a conectividad, cuenta con WiFi así como con Bluetooth 4.0 y cargador inalámbrico. En definitiva un producto muy recomendable que aúna lo mejor de los relojes deportivos más completos y toda la tecnología smartwatch de Google.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *