New Balance, salto al 3D

Hace medio año que presentábamos las Adidas Futurecraft 3D como la adopción de la casa del Boost de la impresión 3D para la confección de las zapatillas más personalizadas de la historia. Casi un modelo único hecho para cada deportista.

En esta ocasión hemos de hablar de un futuro que lleva en las tiendas desde hace ocho días. Desde el 15 de abril New Balance ha comenzado la comercialización de su primer modelo con la mediasuela y la suela imprimidas en 3D como una edición limitada de las Zante llamada Generate.

Solo 44 afortunados podrán disfrutar de este hito tecnológico -el número se ha escogido porque hace justo 44 años que Jim Davis presidente de la empresa adquirió NB- por un precio de 400 dólares. Por cierto, solo se podían adquirir a través de la web y en el New Balance Experience Store de Boston (ciudad de la sede de la firma).

New Balance no es nueva en el uso de esta tecnología pues desde hace más o menos un lustro la han empleado para crear el calzado a medida de sus atletas. Además, su condición de fabricante y minorista le ha permitido pulsar mejor las necesidades de sus clientes y las demandas del mercado a la hora de seleccionar el modelo con el que llevar a cabo esta primera incursión el las zapatillas 3D para el gran público.

La empresa de Massachusetts ha contado con la ayuda de la empresa especializada 3D Systems para desarrollar un elastómero llamado DuraForm Flex TPU que responde como pocos a la demanda de rebote, agilidad, agarre y torsión de la pisada de los corredores.

La idea era crear una mediasuela con un equilibrio óptimo entre flexibilidad, resistencia, peso y durabilidad. De esta forma, la estructura de panal de abeja (recuerda a un Boost sin rellenar) se muestra perfecta por reunir todas estas condiciones sin penalizar el peso del conjunto. La construcción cuenta con una sintetización selectiva del material por láser (SLS) que convierten el material en polvo en sólidas secciones transversales que al superponerse capa a capa consiguen una solidez impensable hasta la fecha.

Como el upper no podía ser menos, para las Zante Generate han utilizado la misma arquitectura que con las Zante v2: un formato botín construido con una malla en la parte intermedia para permitir un apoyo más flexible y suave. Una vez creadas las dos partes ambas se unen en la fábrica de Lawrence de New Balance para conseguir un conjunto totalmente novedoso que puede marcar un antes y un después en la forma en la que se construye el calzado.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *