Bizkaia, por la innovación y el emprendimiento

Hay varios conceptos que se han convertido en un mantra durante los últimos tiempos. Probablemente competitividad sea el que más destaque. Inicialmente la crisis financiera, después la presión sobre sectores como la industria y los servicios -gracias a la revolución 4.0 de la primera sobre todo- y la necesidad de innovar a causa de la fuerte competencia de otros rincones del planeta, han hecho que todos: empresas y regiones, busquen la tan ansiada competitividad.

Euskadi ha sido siempre una región puntera en sectores estratégicos: industria y nuevas tecnologías siempre han ido de la mano para conseguir ubicarnos en el mapa junto a Baja Sajonia, Baviera, Renania, Lombardía, Alsacia, etc.

El secreto ha sido siempre la creación de un entramado de empresas de todos los tamaños y sectores que repartan la riqueza y el tejido entre todas las zonas de nuestro territorio. Para ello, además del espíritu emprendedor y disruptivo de de los ciudadanos también hace falta el apoyo institucional a través de sociedades como Beaz, una sociedad pública de la Diputación Foral de Bizkaia que tiene como objetivo apoyar a las empresas y a los emprendedores a la hora de crear nuevos proyectos, de innovar y de internacionalizarse.

Como hemos dicho, crear un tejido empresarial innovador y sólido es siempre sinónimo de creación de empleo cualificado lo que redunda habitualmente en un desarrollo social sostenido. Un círculo que se retroalimenta gracias a las incubadoras de proyectos y los programas de metoring y colaboración interempresarial.

La primera cuenta ya con un centenar de empresas que han generado 465 empleos y que durante 2015 facturaron más de 21,5 millones de euros. Las seis incubadoras de Bizkaia (BIC BizkaiaBIC Bizkaia EzkerraldeaDesign KabiDeusto KabiKBi Digital y Zitek) son «un lugar idóneo para compartir y cooperar con otras empresas y proyectos, para aprovechar sinergias, conocimientos y recibir formación», según el diputado de desarrollo económico y territorial, Imanol Pradales.

Su impacto en el tejido empresarial y económico permite acelerar proyectos y conectarlos lo que en poco tiempo acaba derivando en nuevas oportunidades de negocio innovadoras. Precisamente por eso, el ente ha puesto en marcha una nueva iniciativa llamada «Estrategia Comarcal» que, con el apoyo de ORKESTRA-Instituto Vasco de Competitividad con el fin de dar a conocer todas las iniciativas del territorio para fomentar la generación de empleo mediante la identificación de nuevas oportunidades empresariales.

En este marco destaca la labor de Seed Capital Bizkaia, una sociedad foral adscrita al Departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral y creada en 1989 al amparo del Programa Comunitario de Promoción de Seed Capital en Europa con el fin de financiar el desarrollo de proyectos empresariales innovadores.

De esta forma, con una estructura de una sociedad gestora y cuatro fondos de inversión (entre ellos un de microfinanciación), su papel es crucial a la hora de alimentar la creación y consolidación de nuevos proyectos.

En definitiva, un entramado absolutamente imprescindible a la hora de entender cómo funciona nuestro motor de emprendimiento y desarrollo, una de las claves de nuestro presente y nuestro futuro económico y social.

Noticia recomendada por Binary Soul

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *