Euskal Encounter, una vez más de récord

No es fácil encontrar (en el Estado) encuentros tecnológicos que superen las dos décadas. Menos aún es dar con uno que año tras año bata sus récords -y son unos cuantos- y todavía más complicado dar con uno que sea referente mundial en su campo. El BEC ha sido testigo durante el pasado fin de semana del Euskal Encounter, un evento que tiene con creces todas esas características.

La vigésimo cuarta edición del evento atrajo a más de 10.600 personas que se acercaron al BEC durante cuatro días para conectar más de 6.000 dispositivos (más de 4.000 ordenadores) que conformaron el décimo súper ordenador del Estado. Las cifras hablan por sí solas: el tráfico de datos ha superado los 3 millones de gigas a una velocidad media de 40 gigabits por segundo. En definitiva, una de las LAN parties más rápidas del mundo.

La edición de este año suponía un enorme reto para los organizadores. Por un lado, se superaba holgadamente la cantidad de dispositivos conectados. Esto para algunos analistas podía ser un problema para mantener el alto nivel de programación de ediciones anteriores. Además, con el fin de acercar más el evento al gran público, se decidió bajar el Opengune del atrio del BEC al pabellón principal. El resultado, sin duda, un éxito. El nivel ha estado altísimo y el impacto en número de visitantes es evidente (más de 2.500).

El concurso Hack It/Solve It (pensado para que los participantes resolvieran una serie de retos de hacking, ingeniería inversa, criptografía, etc) y The Lab -que buscaba la cooperación y el intercambio de ideas entre emprendedores y start ups- han sido nuestras favoritas y, por el número de asistentes uno de los grandes éxitos del evento. Tampoco podemos olvidar el Hackathon que se centró en buscar apoyo para los emprendedores que necesitan un empujón para poner en marcha sus proyectos.

En definitiva una apuesta por el eslogan de esta edición: Growing Communities que subraya el concepto de integración de diferentes comunidades de usuarios que buscan una mejora de sus ámbitos (social, empresarial, educativo, etc.) mediante el uso de nuevas tecnologías de la comunicación y la información.

Los buenos resultados y los comentarios positivos de las iniciativas colaborativas (parte del ADN del Euskal desde su nacimiento hace casi un cuarto de siglo con 25 ordenadores) a buen seguro recibirán un impulso por parte de los organizadores para convertirlo en una de las señas de identidad de la nueva generación de emprendedores y asistentes al evento.

Como siempre, las conferencias y talleres fueron otros de los pilares de un evento en el que cada vez más personas se interesan por el software libre (Linux o programación de redes) así como por entender el funcionamiento de las redes sociales (una de las ponencias más interesantes giró en torno a la publicidad en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y YouTube).

Noticia recomendada por Binary Soul

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *