Gamescom 2016, un gran paso adelante

Un año más ha tenido lugar la feria europea de electrónica de consumo interactivo más importante. Una reunión en la que la industria muestra que tanto los juegos como la gamificación son mucho más que una moda o un mercado de nicho y que sus posibilidades y aplicaciones crecen día a día.

En esta edición la ciudad alemana de Colonia vistió sus mejores galas para mostrar al mundo todas las novedades de software y hardware interactivo -como hemos comentado, lo que hace poco era solo ocio ahora tiene multitud de aplicaciones-. Además, un año más, la Game Developers Conference nos mostró el camino que seguirá la industria durante los próximos meses.

Las cifras del evento han sido de lo más positivas: durante la semana del evento 345.000 personas accedieron a los pabellones y otras 500.000 acudieron a la ciudad germana para ver los expositores de las 877 empresas de 54 países que pulsaron el universo de los videojuegos y el ocio digital.

El lema de esta edición dejaba claro que no sería una más: «Heroes in New Dimensions» es quizá uno de los mejores resúmenes de los movimientos de la industria durante el último lustro. Tanto los contenidos (historias) como los formatos (desde la consolidación del 3D y las plataformas móviles hasta el despegue de la realidad virtual) han redefinido por completo el negocio y sus aplicaciones.

Lo que antes era ocio doméstico ahora es ocio social. Lo que antes eran herramientas para el divertimento ahora son potentes instrumentos aplicables a campos tan dispares como la educación, la sanidad o la industria.

De esta forma, vimos como junto a multitud de novedades y títulos (además de los premios que se llevaron Battlefield y Legend of Zelda) fueron muchas las empresas que mostraron nuevos dispositivos a la altura de la demanda de estos títulos. Equipos como los OMEN de HP y la Serie Y de Lenovo caracterizados por su alto rendimiento y, en el caso de los primeros, sus posibilidades de personalización.

Los equipos de la empresa americana son un ejemplo de la apuesta de las tecnológicas por el sector. Más allá de los centros de ocio de Sony (PlayStation) y Microsoft (Xbox) y los esperados lanzamientos de sus nuevas versiones, gigantes informáticos han dejado clara su apuesta por una nueva forma de consumir ocio.

Volviendo a algunos de los equipos presentados en el Gamescom, destacó sobremanera el OMEN X Desktop, una torre de gran formato y diseño en X equipada con tres cámaras para poder disponer de los periféricos como se quiera, una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080 compatible con equipos de realidad virtual y contenidos 4K y un precio que no llegará a los 2.300€. Por supuesto, la torre se podrá adquirir con un juego de periféricos diseñados ex profeso por HP y Steel Series.

En resumen, una feria en la que Sony, EA Sports, Blizzard, Ubisoft y Microsoft mostraron sus nuevos títulos (o refrescaron lanzamientos inminentes), en el que no hubo demasiadas sorpresas pero se acercaron al gran público las posibilidades del sector en cuanto a diseño gráfico, realidad virtual, nuevas evoluciones de hardware y formatos de ocio. Un éxito que subraya la fortaleza de la industria y la relevancia que tiene nuestro mercado para los gigantes del sector.

Noticia recomendada por Binary Soul

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *