IFA 2016, el mercado móvil se posiciona

Una vez más el IFA de Berlín se está mostrando como la gran feria europea de electrónica de consumo y como el escaparate perfecto para la mayoría (Apple siempre va por libre) de los fabricantes de cara a la campaña de Navidad, sin duda la más importante del año. Es por eso que durante los próximos días analizaremos las novedades y tendencias que nos llegan desde la capital alemana.

Desde hace casi una década el negocio de dispositivos móviles es el más importante para el sector. No solo por su facturación sino por la imagen de marca que traslada a otras familias de productos de sus catálogos. Así, aunque el mercado empieza a mostrar agotamiento a causa de su saturación, los principales aspirantes a suplantar a la dupla Samsung-Apple han venido con fuerza al IFA.

Empecemos por Sony. El gigante nipón está buscando desde hace tiempo la forma de reposicionarse en este nicho ante los problemas que tiene para lograr beneficios. A pesar de su éxito con otros productos -como la PlayStation- su reputación y sus buenos equipos nunca han conseguido despegar en ventas.

Así, si hace unos meses pudimos comprobar en el Mobile World Congress como la empresa apostaba por los Xperia X -mucho más sencillos y eficaces que los anteriores modelos a la venta- ahora Berlín ha sido el lugar elegido para mostrarnos el XZ. El nuevo buque insignia de la casa nipona. Como el resto de compañeros de familia tienen un diseño bien definido y diferenciado y materiales de calidad. Ahora, además, incluyen muy buenas especificaciones.

En la mano es un modelo robusto -casi monolítico- que gracia a las esquinas curvadas se hace fácil de manipular a pesar de su tamaño (superaa las 5 pulgadas). Para su carcasa han trabajado con un metal (ellos lo llaman arkaleido) tintado en tonos mate. Todo en un conjunto de 161 gramos.

La pantalla tiene resolución Full HD lo que facilita el trabajo del procesador Qualcomm Snapdragon 820 acompañados de 3 GB de RAM. Además, el panel IPS añade la tecnología TriLuminos y X-reality lo que garantiza buenos resultados. En cuanto a la cámara -una forma que tiene siempre Sony de diferenciarse de su competencia- cuenta con un sensor de 23 Mp que emplea la tecnología de enfoque en tres pasos de la casa y que garantiza buenos resultados. Además, han querido hacer un guiño a los amantes de este arte permitiendo ciertos ajustes manuales que permitirán resultados mucho más personalizados.

Con capacidades de almacenamiento de 32 o 64 GB (ampliables con tarjetas de hasta 256 GB) así como los 2.900 mAh de batería y el puerto USB Type-C aseguran a sus futuros propietarios que el gasto de más de 699€ (libre en versión de 32 GB) no será para un dispositivo que les durará poco.
Huawei quiere crear una nueva clase de smartphone

Como siempre decimos, la única diferencia entre el sector tecnológico y los demás es la velocidad a la que ocurren las cosas. Si hace 9 años ni siquiera pensábamos que los teléfonos inteligentes pudieran tener éxito a medio plazo, ahora el mercado está saturado y los fabricantes piensan en crear nuevos nichos con los que ganar ventas y fidelizar clientes.

El mejor ejemplo lo tenemos en Huawei que lleva meses intentando colarse entre Samsung y Apple en el negocio de telefonía móvil y tabletas. Los chinos saben que el mercado premium es casi inaccesible por el carácter de «bien posicional» que han adquirido los Galaxy S, iPhone y compañía. Sin embargo, saben que hay un enorme mercado de clientes potenciales esperando por modelos con un buen rendimiento y un precio más «democrático». Y es aquí donde ellos quieres colocar sus nuevos Nova y Nova Plus. Una suerte de súper gama media.

Lo primero que llama la atención en los Nova es su calidad de materiales. El metal y el cristal se funden tanto en la trasera como en el frontal de ambos para conseguir un resultado excelente. Muy superior a lo que se espera de un gama media y muy cerca de un premium. Además, los dos modelos estrenan la tecnología propia que permite apilar componentes y crear equipos más compactos.

En su interior trabaja un procesador Qualcomm 625 de ocho núcleos a 2 GHz con una GPU Adreno 506 y 3 GB de RAM. El almacenamiento interno alcanza los 32 GB, el panel de 5 pulgadas es un IPS Full HD y la autonomía la garantiza una batería de 3020 mAh. En cuanto a la cámara, se trata de una Sony con 12 Mp de resolución.

Para los que les parezca poco, el Plus llega a los 16 Mp con estabilizador óptico y su batería crece -gracias a la mayor diagonal del panel- hasta los 3.340 mAh. Los precios, por cierto, son imbatibles: 399€ para el «pequeño» y 429€ para el Plus.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *