Bind 4.0, industria e innovación siempre de la mano

Desde hace tiempo existe en Euskadi una apuesta firme por la Industria 4.0. Una nueva forma de reinterpretar este sector estratégico para la economía a partir de la implantación de procesos productivos de alto valor añadido mediante nuevas tecnologías, softwares y sistemas de control en las fases de creación del producto para mantener altos estándares de calidad que supongan una ventaja competitiva definitiva en el mercado.

Herramientas como la fabricación aditiva, la producción mediante impresiones 3D, la robótica colaborativa (equipos industriales emplazados en entornos abiertos para que interactúen entre sí y con humanos), los sistemas ciberfísicos (añadir tecnologías de la información y la comunicación a equipos industriales analógicos para volverlos inteligentes), la realidad virtual y aumentada, la computación en la nube y el análisis del Big Data, son fundamentales para cimentar ese salto productivo.

Con grandes conglomerados industriales volcados en su reconversión al 4.0 -destacan CIE Automotive, CAF, ABB o Danobat- tanto las instituciones públicas como las propias empresas privadas vieron desde el principio la necesidad de crear un programa acelerador de start ups para crear el tejido necesario que permitiera a Euskadi afianzarse en un sector estratégico a nivel mundial a medio plazo.

El programa, llamado Bind 4.0 ha preseleccionado a 52 start ups que presentarán sus propuestas y proyectos con el fin de acceder a los programas de mentoring en el que además de acceder a formación y tutorización intensivas pueden recibir importantes sumas de financiación para desarrollar sus objetivos.

Bind 4.0, así mismo, es un escenario idóneo para el networking en el que todos los participantes podrán acceder a un ecosistema de colaboración interempresarial fundamental para que las pequeñas empresas puedan conseguir aliados estratégicos que garanticen su futuro y potencien su crecimiento y las compañías consolidadas puedan recibir ideas de los actores innovadores.

Planteado desde un principio de equidad en el que todas las empresas cuentan con las mismas posibilidades de presentar y desarrollar su proyecto, algunas de estas pequeñas firmas podrán conseguir contratos de hasta 75.000€ para llevar a cabo actividades relacionadas con la industria inteligente.

En definitiva, un programa de 24 semanas en el que las start ups se juegan la posibilidad de pasar a formar parte de uno de los ecosistemas empresariales más importantes de nuestra economía y en el que las grandes corporaciones tienen la oportunidad de incorporar nuevas formas de entender el desarrollo industrial y la tecnología gracias a las aportaciones de emprendedores e innovadores.

Noticia recomendada por Binary Soul

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *