MacBook Pro, mejorando lo presente

Si al principio de la semana os presentábamos las novedades de la conferencia de Microsoft la semana pasada ahora le llega el turno a los nuevos MacBook Pro 2016, protagonistas del evento que Apple tuvo el pasado día 27. Coincidiendo con el 25 aniversario del primer portátil de la empresa se renovaron por completo los más prestigiosos de su catálogo.

Phil Schiller fue el responsable de presentar los modelos de 13 y 15 pulgadas, hasta un 17% más delgados que la anterior generación. El más grueso, el de 15 pulgadas se queda en unos escasos 15,5 mm desplegado, una «proeza de la ingeniería» según el propio Schiller. Para ello han tenido que reconstruir determinadas partes de la estructura, como una nueva mariposa que sujeta más firmemente la unión entre las dos partes del portátil y que consigue que el conjunto sea más liviano y estrecho incluso cerrado.

Además, se ha trabajado en el diseño del teclado para que el TouchPad gane tamaño -en el modelo de 15 pulgadas duplica su área-. Lo más llamativo, sin embargo, es la desaparición de la fila de teclas de función que han sido sustituidas por un panel OLED que cambia según las tareas que estemos realizando con el Mac.

La Touch Bar, como la llaman, permite aplicar filtros, editar fotos, entrar directamente en favoritos, realizar búsquedas, trabajar con parámetros multimedia, etc. Si tenemos en cuenta que la empresa abrirá su código a desarrolladores esta mejora que tantas críticas ha recibido en las redes sociales puede volverse un factor diferencial a medio plazo.

Si seguimos con las funciones Touch, por fin se han implementado en los Mac el Touch ID que nos permite el bloque y desbloqueo mediante nuestra huella dactilar en los iPhone y iPad. Además, a diferencia de los equipos iOS, permitirá cambiar de usuario automáticamente en función de la persona que lo desbloquee.

La pantalla de los Pro también ha sufrido mejoras. Ahora es un 67% más brillante, cuenta con un 25% más de colores y un 67% más de contraste. Si tenemos en cuenta que el modelo de 15 pulgadas contará con un procesador Intel Core i7 Skylake y una GPU Radeon Pro, el rendimiento está asegurado. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, El tope serán 2 TB SSD (a diferencia del sistema híbrido presentado por Microsoft para su Surface Book i7) con una velocidad de 3,1GB/s.

La polémica, sin embargo, ha venido por parte de las conexiones. El Pro contará con cuatro puertos Thuderbolt 3. Es decir, tendremos cuatro puertos compatibles con USB-C y todos ellos servirán como fuente de alimentación para equipos externos. El problema viene que serán necesarios multitud de adaptadores (incluidos para equipos iOS) algo bastante incongruente si tenemos en cuenta la apuesta wireless de los de Tim Cook.

La autonomía se mantiene estable en 10 horas, menos que otros equipos híbridos de la competencia (el propio Surface Book i7) pero por encima de la línea del mercado si tenemos en cuenta la relación tamaño-peso-batería.

Finalmente, el Pro también recibe mejoras en sus altavoces que ahora tienen el doble de rango dinámico, hasta un 58% más de volumen máximo y bajos 2,5 veces más potentes. Además, como el rediseño interior ha permitido conectarlos directamente a la alimentación, la potencia máxima se ha triplicado.

El precio también será uno de los handicaps de esta familia (si bien es cierto que el mercado parece soportar bien las tarifas Apple). La versión de 13 pulgadas sin Touch Bar costará 1.499 dólares. La versión con el panel OLED sube hasta los 1.799 dólares y el tope de gama sube su factura hasta los 2.399 dólares.

Por último, el anuncio de Craig Federighi de una colaboración con LG para crear un nuevo monitor OLED a la altura de lo que se espera de los sobremesa de Apple ha disparado los rumores sobre un posible lanzamiento de nuevos Mac Pro, iMac y Mac Mini antes de que acabe el año. Sería un buen remedio para una Keynote de otoño bastante descafeinada.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *