LG Gram, cuando se aúnan autonomía y movilidad extrema

Hay tecnológicas conocidas por su solvencia, como Samsung; otras conocidas por la devoción de sus usuarios y alta calidad, como Apple; otras con una gran tradición de lanzar productos con garantías, como Sony y un último grupo que, aunque no lleguen a controlar ningún mercado en particular, destacan por su enorme capacidad para innovar y lanzar ideas que remueven cualquier nicho de producto. En este grupo se encuentra, entre otras, la coreana LG.

La empresa, aunque tenga una presencia bastante escasa en el mundo de los ordenadores portátiles -no acabamos de saber muy bien porque su poca distribución- cuenta con un catálogo con modelos de una extraordinaria calidad y capacidad técnica.

El mejor ejemplo son los LG Gram que a las puertas del CES de Las Vegas 2017 se renuevan en diseño y especificaciones y prometen ser un ejemplo para toda la industria. La apuesta desde el principio de estos portátiles es un diseño diferenciado, un grosor mínimo, un rendimiento notable y una autonomía sobresaliente. ¿Han cuadrado el círculo?

Nacidos en 2015 el objetivo claro de los LG Gram era convertirse en el equivalente de los MacBook con Windows: ligeros, rápidos, con buena autonomía y fáciles de identificar gracias a sus exteriores blanco, rosa o gris oscuro.

Disponible en tres tamaños de pantalla (13,3, 14 y 15,6 pulgadas) vienen bajo el eslogan «All Day Gram» en referencia a la autonomía de 24 horas del modelo más pequeño equipado con procesador Intel Core i3 gracias a su batería de 60 Wh. Es la misma en todos los modelos pero su demanda energética es menor lo que le dota de un tiempo lejos del enchufe imbatible.

Al incrementar la diagonal de la pantalla se pierde una hora. El de 14 aguanta 23 horas sin cargar y el de 15,6, 22 horas. Cifras igualmente sobresalientes. Tenemos mucha curiosidad por saber cuáles serán las cifras reales pero si se acercan a ese tiempo el conjunto promete. Sobre todo si tenemos en cuenta que el peso del modelo más grande es de 1.090 gramos y el del más pequeño se queda en 940.

Para los que quieran aún más versatilidad (sin importar que la batería baje a los 34 Wh), los ingenieros han desarrollado una versión ultra lightweight que rebaja las taras a 980 gramos para el formato de 15 pulgadas; 830 gramos para el de 13 y 860 para el de 14.

Lo mejor de todo es que el rendimiento, como decíamos antes, está garantizado puesto que todos ellos trabajan con la séptima generación de procesadores Intel Core pudiendo llegar hasta el potente i7. Todos los modelos cuentan con paneles IPS Full HD y con unidades SSD de entre 256 y 512 GB. Como hemos dicho, la potencia, autonomía y ligereza tienen su inspiración en los MacBook. Su precio también ya que su factura se moverá entre los 1.100 y los 2.000 dólares.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *