Euskal Encounter 2018, redefiniendo nuestra relación con la tecnología

Un año más, y ya van 26, el BEC se convertirá en uno de los puntos “calientes” del verano a pesar de no ser un destino vacacional. El motivo, como no podía ser de otra forma es el Euskal Encounter, un evento que año tras año sigue creciendo para seguir siendo el referente de todos los amantes y profesionales de las TIC en este rincón de Europa.

Uno de los temas principales de esta edición, que se celebrará entre hoy 26 y el 29 de julio tendrá que ver con la creatividad digital: imágenes, música y programación. Dividido en “Arte digital” y “Demoscene”.

Asimismo, el hardware también tendrá su espacio dedicado al modding -la modificación, cambio y personalización de equipos, componentes, periféricos e incluso mobiliario dedicado a la informática- una de las partes más creativas del sector.

Además, la reunión contará como otros años con su espacio para promover el desarrollo e implantación del software libre o para los videojuegos para PC, consolas o cualquier otros soporte. Son ineludibles su Gymkhana de freeware, así como sus competiciones de juegos como FIFA, Age of Empires, PES, Street Fighter, Just Dance, Minecraft, Tekken, NBA o el tan de moda Fortnite.

Por supuesto, el Opengune volverá a ser ese espacio para asistentes y público en general en el que podremos ver las últimas novedades del mercado informático así como conferencias y talleres para todos aquellos interesados en este universo.

Las charlas sobre ciberseguridad industrial, el uso de nuevos dispositivos por niños, la relación entre arte y ciencia o el desarrollo y potencial de herramientas como Hololens son solo un ejemplo de un cartel que mejora año tras año.

Mención aparte merece el taller sobre empresa digital que cuenta con el apoyo de SPRI y que busca acercar a propios y a extraños la evolución de las nuevas empresas, así como las necesidades de adaptación y el desarrollo de las tradicionales hacia una sociedad y una economía tecnificadas y digitalizadas.

Como es habitual, el evento no tendría lugar sin Euskaltel, proveedor del acceso a internet y de la red local, así como de HP, que proporciona los servidores de datos. Ambos trabajarán para proporcionar a los 5.024 usuarios conectados 20 Gbps.

El Euskal Encounter, además puede jactarse de ser un evento medioambientalmente sostenible que año tras año no solo consigue más fieles en nuestro territorio sino que atrae a profesionales de decenas de países.

Festivales de música, cuando la tecnología mejora lo que es bueno

La generación millennial y la generación Z (o post millennial) tienen como punto en común su relación con las TIC. Casi todo con lo que se relacionan ha sufrido un proceso más o menos profundo de digitalización que lo hace, en teoría, más sencillo y fiable. Los festivales, algo que ninguna de las dos generaciones ha creado pero que sigue siendo sinónimo de diversión y verano, no iban a ser menos y también tienen su versión 2.0.

Así, más allá de hacer que no se pague con dinero en efectivo o tarjetas -permite crear una cuenta a débito para controlar el gasto de los usuarios- regala también a los organizadores una enorme cantidad de información sobre su producto, conocer las afluencias, los consumos en bebidas y comidas o la recepción que ha tenido el merchandising para hacer estos eventos cada vez más atractivos.

Festivales como Tomorrowland, Coachella o BBK Live están apostando por la tecnología RFID para implementarla en pulseras y convertirse en espacios cashless. El objetivo es ofrecer una experiencia más completa al público y dejar atrás las colas o la necesidad de un medio de pago específico para hacerse con cualquier alimento bebida o merchindising. Todo se consigue ahora en segundos.

Empresas como Intellitix, pionera en el desarrollo de estos servicios, tienen claro que no solo hacen que el evento sea más cómodo y personalizado, sino que esta mejora de los servicios hace que se amplifique y mejore la calidad de la marca del festival. Todo ello como antesala de una enorme cantidad de Big Data que permite a los promotores saber en todo momento como optimizar el espectáculo: aforo, puntos de acceso libres o problemáticos, gente que falta por entrar, dinero gastado, dinero pendiente de gastar, en qué se ha consumido y, por supuesto, todos los datos personales facilitados por los asistentes.

La explosión de tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada permitirán, además, maximizar la experiencia del usuario y alcanzar un nuevo perfil de asistente que quiere algo más exclusivo y personalizado.

Cruzar durante los meses posteriores al evento todos los datos, demandas y consumos de los clientes funciona de una forma mucho más efectiva que la publicidad o las encuestas a la hora de negociar con proveedores, con sellos musicales, agencias de transporte y viajes así como con empresas interesadas en anunciarse. Spotify, por ejemplo, es especialmente activa en este sentido y siempre busca una forma de crear listas personalizadas de los festivales para cada asistente: la información RFID de las pulseras, por ejemplo, les facilita enormemente el trabajo y les da ventaja a la hora de competir con otras plataformas de música en streaming.

Más allá de todo esto, Festivales como Burninng Man en Estados Unidos, se han mostrado como el centro de reunión perfecto para la búsqueda de ideas para aplicar la tecnología en casi cualquier ámbito social cotidiano. En esta dirección, Sonar 2018 contará con una nueva edición de Sonar +D en el que se reunirán artistas, tecnólogos, hackers y makers con el fin de encontrar nuevas soluciones a las demandas de creatividad y tecnología de eventos de este tipo: un pequeño resumen de la sociedad en un espacio y tiempo acotados. Sin duda, la música puede ser la gran musa de las generaciones tecnológicas.

Noticia recomendada por Binary Soul

Google Home, una oferta completa para el hogar 2.0

Lo que comenzó con una filtración de la web de El Corte Inglés ya es oficial. Google Home está a la venta en nuestro mercado y llega acompañado de Google WiFi y Nest.

La llegada de Los altavoces inteligentes por estos lares era cuestión de semanas. Con Amazon Echo a la vuelta de la esquina y con el HomePod de Apple postergando su lanzamiento Google ha querido ser el primero en uno de sus mercados fetiche: en pocos tiene tanta cuota de mercado.

Google Home permite controlar la domótica del hogar, reproducir música, leernos noticias, ponernos al día y ayudar a planificarnos según nuestra agenda y responder a preguntas. Y todo ello compatible con aplicaciones de terceros.

Disponible por 149€, el dispositivo busca con su diseño ser un elemento decorativo dentro de nuestras habitaciones y a la vez una puerta inteligente a internet. Eso sí, sus usuarios deberán ser conscientes en todo momento de que por las puertas se puede entrar y salir. Abrimos nuestra intimidad un poco más a la Inteligencia Artificial de Google.

Pero, como hemos dicho, Home no viene solo. Le acompaña Home Mini, una versión con forma de donut más reducida y barata -y con peor sonido- que gana potencial cuando lo conectamos vía Bluetooth con un altavoz externo más capaz. Más concebido como un asistente, su precio de solo 59€ seguro que hará que muchos entren en este mercado -como Chromecast lo hizo con las smart TVs-.

Otro de los guiños de los de Mountain View ha sido el lanzamiento de Google WiFi, un pequeño router que puede actuar solo o conectado en malla con otros y que busca mejorar la conexión WiFi de los hogares. Con tecnologías como OnHub para mejorar la cobertura, Network Assist para la gestión inteligente de la red, soporte 24 horas de Google o la opción de desconectad de forma remota el WiFi de los dispositivos de los niños, justifica su precio de 139€ (o 359€ en pack de tres) en un funcionamiento óptimo y una alta carga técnica.

Por último, Google también nos ha recordado el timbre inteligente de Nest que permite programar horas silenciosas, grabar el interior de la casa cuando no estamos o ver lo que ocurre fuera de nuestro domicilio cuando llaman desde el móvil y el termostato controlable desde el móvil.

La siguiente batalla en nuestro mercado saturado es el hogar. Si alguien lo dudaba, este movimiento de Google lo deja bien claro.

Facebook, llegan sus respuestas al Senado

Del mismo modo que el Dieselgate parece muy lejos de acabar con nuevas noticias que siguen hundiendo la reputación de la industria -el último caso ha sido el de Daimler-, el escándalo de Cambridge Analytica trae cada poco a las portadas de los medios los usos y costumbres de las empresas de Silicon Valley cuando se trata de gestionar nuestros datos personales. Y nos referimos casi en general a la industria tecnológica porque incluso Apple ha tenido que cambiar su política de privacidad que dejaba en jaque los datos de sus clientes.

La última de esas noticias tiene que ver con el documento de 228 páginas que Facebook ha remitido al Senado de Estados Unidos en el que contesta a todas las preguntas que le ha realizado la cámara alta sobre el caso de venta de datos.

En el memorando la red social explica cómo recopila información de los usuarios: en varios puntos se detalla la forma en la que recoge datos del dispositivo del usuario y de cómo lo utiliza. En el ordenador, por ejemplo, uno de los puntos más llamativos es el mouse tracking que consiste en rastrear los movimientos que hace el usuario con el ratón y que habitualmente se emplea para saber cómo se adaptan los usuarios al interfaz de una plataforma de software.

Facebook también controla el orden y la forma en la que trabajamos con las ventanas para “ayudar a distinguir humanos de robots” ya que la empresa busca cruzar los datos de todas las plataformas en las que está disponible (smartphones, tabletas, portátiles, equipos de sobremesa o televisores inteligentes) para desarrollar una experiencia de uso más “completa y personalizada” para todo aquel que use Facebook sin importar el soporte.

El problema es que en el pasado ya se acusó a los de Mark Zuckerberg de usar el mouse tracking para saber en qué anuncios hace click un usuario sino también para saber en qué puntos de la pantalla se detiene y en cuánto tiempo para saber cómo gestionar la publicidad y los contenidos que vende.

El informe también refleja que la red social compila información sobre atributos del dispositivo con el que se trabaja: el sistema operativo, las versiones de hardware y software, el nivel de batería y la gestión del almacenamiento, así como el navegador empleado o los tipos de aplicaciones instaladas.

Por si fuera poco, la empresa puede acceder a nuestra señal de bluetooth y también a las conexiones WiFi empleadas, el operador móvil, el proveedor de internet, el número de teléfono, la IP del dispositivo, la velocidad de conexión e incluso información de dispositivos cercanos conectados con el nuestro.

Preguntada por la gestión de imágenes, Facebook reconoce que sí accede a la cámara y biblioteca multimedia aunque nunca al micrófono para no influir en los anuncios o el feed de noticias del muro. Un detalle.

La pregunta que nos hacemos nosotros es si aún queda algún usuario de la red social que no sepa que él es la mercancía con la que Facebook saca dinero.

C4OL, coaching personalizado a solo un click

Coaching es, probablemente, una de las palabras que más se ha escuchado en los medios, en la educación y en las empresas en los últimos tiempos. Es un método que busca acompañar, instruir o entrenar -de ahí su denominación- a una persona o grupo para conseguir cumplir unas metas o desarrollar unas habilidades.

Es un proceso dialógico y praxeológico -el estudio de la lógica de la acción humana- en el que el coach genera unas determinadas condiciones para que esas personas busquen el camino para conseguir sus objetivos empleando sus propios recursos gracias a la motivación, la responsabilidad y la creatividad.

Esta disciplina, aunque pueda parecer ajena para el gran público, es excepcionalmente válida para demostrarnos nuestras capacidades y nuestras herramientas innatas para la resolución de problemas siempre que sepamos cómo trabajar con ellas. Y es por ello que la llegada de C4OL, un soporte en línea que permite acercar el coaching a todo el mundo, es una muy buena noticia.

Sergio de Miguel, ex directivo, coach y quien inspiró la plataforma; Ander Cortázar, director general que utiliza el coaching tanto personal como profesionalmente y Gemma Mateu, que lo descubrió hace 15 años y admite que “le cambió la vida” han desarrollado un soporte en línea -el mayor en español- dirigido para aquellas personas y empresas que quieren mejorar.

C4OL es un sencillo sistema que con un solo click pone a disposición del usuario un coach. Podemos escoger su edad, experiencia, su especialidad e incluso cuánto queremos pagar y cuando queremos tener su sesión. C4OL se encarga de todo lo demás.

Todo, además, bajo un precepto de transparencia absoluta: en todo momento se pueden ver las tarifas de cada profesional así como comentarios y valoraciones realizadas por usuarios que ya hayan recibido su ayuda. Todo es intuitivo, fácil y ágil. La web te hace la agenda y te recuerda, incluso, tu cita con el coach. La pasarela de pagos, por cierto, es completamente segura.

Como hemos dicho antes, el coaching consiste en poner en contacto al coach con el coachee, así que, como no podía ser de otra forma, C4OL también permite facilidades a los coach que quieran formar parte de la web. Es perfecta para aquellos noveles que quieran entrar en el mercado y ganar visibilidad y posicionamiento además de  acercarles a clientes potenciales.

A aquellos que además de coaches son directivos, profesionales por cuenta ajena,  ejecutivos, etc. y que quieren ejercer a tiempo parcial, les permite encontrar clientes más fácilmente y organizar sus agendas en función de sus demandas.

Todo ello permite profesionalizar el mundo del coaching al asegurar un mínimo de calidad ya que todos los participantes en C4OL han superado una formación avalada por ICF (International Coach Federation) además de un proceso de selección y, por si esto fuera poco, si la primera sesión no es lo que esperaba el cliente, se le da la opción de probar con otro sin coste adicional.

Es el último ejemplo de cómo las nuevas tecnologías, bien utilizadas, son una poderosa herramienta que permite acceder a servicios de una forma segura y fiable pero, sobre todo, más sencilla. El sueño de tres profesionales que ha cristalizado en una solución de recursos humanos de un valor incuestionable.