2016, los grandes gazapos de las tecnológicas

Para muchos [Enlace roto.]: el caos político en Europa, la crisis de Brasil, las elecciones americanas, la crisis de los refugiados, el recrudecimiento de la Guerra de Siria, el dopaje deportivo, la muerte de figuras de la cultura o el proceso de Paz en Colombia, las nuevas pruebas del cambio climático, etc. Un escenario en el que muchos han buscado en los avances de la medicina o la tecnología un halo de luz para darnos esperanza.

Sin embargo, la velocidad del mercado tecnológico unido al espíritu de prueba y error de las tecnológicas así como el proceso de aprendizaje en el que aún se encuentra la sociedad con nuevas herramientas como las redes sociales ha hecho que Silicon Valley y compañía hayan tenido también unos cuantos errores de bulto en su cuenta particular. Estos son los más llamativos.

  • Samsung y su Galaxy Note 7. Estaba llamado a ser el teléfono del año. Por diseño, por hardware y por rendimiento. No obstante, una serie de decisiones erróneas así como las prisas por evitar que Huawei les siguiera recortando cuota de mercado acabó con la retirada del terminal del mercado por la inseguridad de sus baterías y pérdidas que se estiman en más de 17.000 millones de dólares sin contar el grave daño causado a la imagen de los coreanos. Ahora les toca dar lo mejor de sí mismos con el Galaxy S8 que llegará a principios de 2017.
  • Apple decepciona con sus pocas novedades. Si Samsung ha tenido un año «complicado» no lo ha sido menos el de Apple. Es cierto que sus beneficios aunque han bajado por primera vez en más de una década siguen siendo inalcanzables para cualquier otra empresa -tecnológica o no-. También que tiene una sólida base de compradores que parece inmutable hagan lo que hagan pero las pocas evoluciones en el iPhone (del que dependen en exceso), el mínimo salto dado en el Apple Watch, la escasa evolución en el iPad y el polémico giro en la familia MacBook obligan a la empresa a un 2017 revolucionario para no convertirse en el Microsoft de principios de siglo.
  • Google y sus periféricos. A pesar de su enorme dominio de la red de redes y del negocio de la telefonía móvil gracias a Android, la empresa sigue dando palos de ciego en el complicado mercado de los wearables. El cierre del proyecto de las Google Glass parecía comprensible hasta que Snapchat demostró que había nicho (muy específico pero lo había) con sus Spectacles; la nueva generación de Android Wear sigue demorándose y sus productos siguen sin encontrar un hueco. Veremos qué hacen en el nuevo año ahora que otros les han marcado el camino.
  • Blackberry se marcha. Un caso tan sangrante como el de Nokia (que por cierto volverá de la mano de ex empleados el año que viene) ya que los canadienses de RIM inventaron los smartphones y dominaron los primeros años. Sin embargo, fallos en su sistema de seguridad que derrumbó Blackberry Messenger y su falta de encontrar aliados en la carrera de las aplicaciones hizo que en 2016 los canadienses anunciaran el abandono del mercado y la venta de su marca a la china TCL que comercializará teléfonos Android con la antigua enseña.
  • Project Ara, LG y los terminales modulares. De haber salido la apuesta hubiera revolucionado por completo la forma en la que consumimos smartphones y tabletas. Dispositivos que se podían mejorar y personalizar gracias a piezas secundarias extraíbles como la cámara, la batería, etc. Perfecto para no tener que cambiar de equipo cada pocos años o, simplemente, para poder adaptarlo a nuestras necesidades en cada momento. El primer modelo de gran consumo con un sistema similar, el LG G5 fue un fracaso estrepitoso y ahora esta idea, muy buena para nosotros, se queda en un cajón a saber por cuánto tiempo.
  • Adiós a Pebble a manos de FitBit. Quizá uno de los movimientos menos comprensibles de este 2016. Una de las marcas pioneras en el mundo de los smartwatches, compatible con todas las plataformas, ajeno a las estrategias de marca de las multinacionales y creado para los usuarios con la ayuda de los usuarios. Aunque sus inicios fueron prometedores, el empuje del mercado hizo que estos buenos equipos cayeran en el ostracismo hasta ser comprada por muy poco dinero por FitBit. Lo más incomprensible es que la multinacional anunció de inmediato el abandono de los modelos, la ausencia de soporte y su interés exclusivo por las patentes.
  • Yahoo! sigue en su línea. Aunque para los medios el gran fallo de 2016 puede haber sido el Note 7, el verdadero annus horribilis lo ha tenido Yahoo! que en septiembre sufría el mayor hackeo de la historia hasta la fecha: 500 millones de cuentas perdidas. Un récord que ellos mismos batirían hace pocos días con otros ¡1.000 millones de cuentas hackeadas! Un agujero de ciberseguridad que ha provocado que se pare su posible venta y que sentencia la primera gran empresa de internet.
  • Twitter sigue perdiendo dinero y relevancia. Aunque hay una generación para la que las redes sociales se dividen entre Facebook y Twitter (puede que le sumen Instagram) lo cierto es que la realidad es mucho más dura para la empresa del pájaro azul. Sigue perdiendo usuarios, sigue perdiendo millones, sigue perdiendo relevancia, sigue perdiendo oportunidades de negocio y ya ve por delante a Snapchat y a Instagram -la segunda, sobre todo, le puede dar lecciones de cómo monetizar una red social con pocas palabras-. Son muchos los directivos que quieren vender la empresa antes de que valga tanto como Yahoo!.
  • Nintendo ¿éxito o fracaso? Es cierto que han sido protagonistas de dos de los juegos del año (probablemente los que más impacto mediático han tenido con mucha diferencia). Si Pokémon Go fue un (incomprensible) fenómeno social global, Super Mario Run ha batido sus récords de descargas y aunque son muchos los que se quejan de su precio y las acciones de la empresa han vuelto a bajar, los nipones han demostrado el enorme recorrido que tienen como desarrolladores de juegos móviles. Su alianza con Apple puede dar muchos dividendos a ambas empresas. Por cierto, la NES Mini ha batido récords de ventas por encima de consolas mucho más potentes. ¿Es eso un fracaso? Lo veremos cuando lancen Switch, el híbrido entre consola y portátil.

Premios 2016: Mundo digital

En esta categoría aunamos todos aquellos equipos y avances que tienen una incidencia directa en nuestro hogar, nuestra movilidad y nuestro día a día. Tecnologías, puede que menos mediáticas que las de categorías anteriores, que transforman nuestro mundo y nos permiten un salto de calidad en nuestras vidas.

Mejor equipo informático Raspberry Pi 3

La tercera generación de Raspberry es más potente y está más conectada que nunca a pesar de mantener su precio de 35 euros. Cuenta con un nuevo procesador de cuatro núcleos con un rendimiento cuatro veces mayor que el de la primera placa, Bluetooth 4.1 de bajo consumo, WiFi, ranura microUSB, puerto de Ethernet, USB, etc. La primera piedra de cualquier proyecto autónomo para mejorar nuestro hogar, aprender y acercarnos a la informática.

Mejor iniciativa de movilidad Tesla Autopilot 8.0

El papel de Tesla en el mercado de la automoción no es fácil puesto que su apuesta no es solo cambiar la fuente energética que empuja nuestros vehículos privados, sino que quiere cambiar por completo cómo nos movemos (nosotros y las mercancías). Después de los problemas surgidos por el accidente mortal que sufrió el propietario de un Tesla que circulaba con Autopilot -aunque luego se demostrara que no fue culpa del coche- salieron a la luz casos de personas que se habían salvado gracias a su asistente. La nueva versión del software no solo implementa enormes mejoras de seguridad para con otros vehículos sino respecto a su propio comportamiento autónomo. El camino que seguirán Uber, Volvo, Ford, Google y compañía ya lo han marcado los chicos de Elon Musk.

Mejor ordenador de sobremesa Microsoft Surface Studio


Independientemente de su éxito comercial o no (el tiempo lo dirá), este dispositivo de Microsoft se merece el premio por el mero hecho de intentar redefinir una categoría tan estancada como la de los equipos de sobremesa, hasta hace bien poco, el centro tecnológico del hogar. Con una pantalla de 28 pulgadas con tecnología PixelSense, el Surface Studio no solo es la herramienta más potente sobre la que nunca se ha trabajado con Windows, sino un potente centro creativo, un sobresaliente equipo profesional y una apuesta por una nueva forma de relacionarnos con los dispositivos gracias a Surface Dial. Su tarifa sobrepasará los 3.000€ pero era un ejercicio obligatorio.

Mejor portátil Apple MacBook Pro

Cargado de polémica por su Touch Bar -al que cada vez le salen más usos- y por su escueta RAM (estamos seguros de una actualización este mismo año que duplicará las opciones), el MacBook Pro parece ser la rúbrica definitiva de Apple en su carrera por un mundo sin cables (los esperados AirPods ya dejan claro por donde van las intenciones también en cuanto a los móviles). No obstante, su pantalla, su potencia gráfica, su ligereza y autonomía así como la potencia de sus procesadores son la evolución lógica después del éxito de ventas del MacBook. Por cierto, es el MacBook más reservado hasta la fecha antes de su lanzamiento.

Mejor ordenador convertible HP Spectre x360

Del mismo modo que existe un nicho de mercado que busca tabletas con «algo más» -y de ahí el éxito de las Pro de Apple y de las Surface de Microsoft-, existe otro que no quieren desprenderse de sus portátiles pero le piden más versatilidad. Precisamente para ellos modelos como el Spectre x360 de HP es un modelo imprescindible. Increíblemente fino y ligero, casi sin marco y con una pantalla con una definición excepcional, cuenta con una bisagra articulada que le permite plegarse 360 grados cerrado o abierto. En su interior trabaja un hardware de última generación con un interesante precio de poco más de 1.000 euros.

Premios 2016: dispositivos móviles y wearables

Si el pasado viernes resaltábamos lo mejor en imagen y sonido de este año, hoy nos referiremos a los dispositivos móviles y los wearables. Los primeros son ya un mercado maduro que se ha vuelto indispensable en nuestro día a día. Los segundos intentan cambiar la forma en la que practicamos deporte, nos comunicamos e incluso redefinir mercados con siglos de antigüedad como el relojero. Estos son los galardonados:

Mejor smartphone premium Samsung Galaxy S7 Edge

Si ha habido un protagonista en el mercado móvil de este año sin duda ha sido Samsung que ha dado a la vez la de cal y la de arena con los Galaxy S7 Edge y Galaxy Note 7. Si el segundo se ha tenido que retirar de la venta por sus problemas de seguridad en las baterías, el primero es el mejor dispositivo móvil que se ha fabricado hasta la fecha por potencia, rendimiento, fluidez, precio (ahora que cuenta con buenas ofertas), cámara, pantalla, etc. Solo esperemos que las prisas por renovarlo para recuperar las pérdidas del Note no dejen en mal lugar a su sucesor.

Mejor smartphone de gama media OnePlus 3

Probablemente sea el premio más polémico del año: un terminal con una pantalla de 5,5 pulgadas y 401 ppp de resolución; procesador Qualcomm Snapdragon 820; 6 GB de RAM LPDDR4 y 64 GB de capacidad no es un gama media por especificaciones. Ni siquiera su cámara de 16 Mp con estabilizador óptico flojea. O su batería de 3.000 mAh. Pero su precio de 399€ lo coloca en este apartado muy por debajo de los iPhone, Galaxy y compañía y lo hace competir con modelos con la mitad de rendimiento. Por eso, es el ganador indiscutible entre los dispositivos móviles de gama media.

Mejor phablet iPhone 7 Plus

Aunque sea el iPhone más continuista respecto a su predecesor hasta la fecha, su potente chip A10 Fusion, su cámara doble con estabilizadores ópticos y el rediseñado flash de 4 LED, la mejorada pantalla Retina HD, su sonido en estéreo, además de iOS 10 lo colocan como líder del mercado. También en ventas. Y eso que su precio, de bastante más de 1.000 euros lo convierte en un objeto prohibitivo.

Mejor tableta iPad Pro 9,7″

Apple ha conseguido meter toda la potencia del iPad Pro de 12 pulgadas en un dispositivo con la diagonal del iPad Air 2 pero aún más compacto. La calidad de los acabados es excepcional, su autonomía se mantiene a pesar de contar con una pantalla sobresaliente, bloqueo biométrico, por fin una cámara a la altura y un sonido muy mejorado. Y todo ello con un binomio chip-RAM que lo convierten en la tableta más rápida del mercado. Es más cara que sus rivales pero también aguantará a pleno rendimiento -software- mucho más tiempo. Un acierto.

Mejor smartwatch Apple Watch Series 2

Mientras las consultoras deciden si las ventas de este tipo de dispositivos caen o no; las marcas deciden si apuestan por los wearables o no y el mercado comienza a tomar forma -que no se vean muchos en el Estado no significa que haya otros en los que este tipo de equipos sean bienvenidos- el Apple Watch sigue siendo trimestre tras trimestre el más vendido. El motivo es sencillo: es de los pocos capaces de cuantificar deporte, gestionar un sistema operativo completo, resistir al agua, ser personalizable y mantener un precio medianamente razonable.

Mejor cuantificador deportivo Garmin Fénix Chronos

Por el momento, el reloj cuantificador deportivo definitivo. Por fuera no solo parece un reloj, sino que parece uno de primera gracias a su caja metálica, su cristal de zafiro y sus correas «convencionales» de alta resistencia. Por dentro cuenta con toda la tecnología Fénix (probablemente la mejor del mercado) para poder hacer seguimiento de nuestra actividad deportiva -sea cual sea su intensidad-. Además, cuenta con una base de habilidades inteligentes como avisos de llamadas, control de música o mensajería. Un producto con el que Garmin no solo pretende hacer frente a los Galaxy, Apple Watch y compañía, sino que busca superarles.

Mejores auriculares Bose QuietComfort 35

Probablemente sean los mejores auriculares inalámbricos del mercado (en una dura pugna con los Sony MDR-1000X). Su sistema de cancelación de ruido es sobresaliente: han mejorado el sistema Acoustic Noise Cancelling para que mida, compare y reaccione al ruido exterior y todo ello a pesar de trabajar con un sistema Bluetooth. 20 horas de autonomía, un diseño excepcional y una aplicación que permite gestionar las preferencias de audio redondean un dispositivo que aunque caro, es el mejor del año también en relación calidad-precio.

Premios 2016: imagen y sonido

Un año más se acerca el final del año y el momento de recapitular cuáles han sido los mejores dispositivos tecnológicos de este 2016. Equipos pensados para hacernos la vida más fácil y, sobre todo, para suponer una mejora en nuestro día a día (la tecnología nunca ha de ser el fin sino el medio). Esta séptima edición de los Premios La Caverna Cibernética buscan premiar tecnologías accesibles con un buen equilibrio entre rendimiento, utilidad y precio. Además, seguimos con la evolución que marcan los consumidores (y en el apartado de hoy los equipos reproductores dejan paso a los centros de ocio y a las plataformas de contenidos).

Mejor televisiónSAMSUNG KS9500

En 65 o 78 pulgadas, el modelo curvo SUHD de los coreanos devuelve a Samsung al trono (del que cayó por culpa de la tecnología OLED de LG el año pasado) gracias a su excelente paleta de colores, su diseño, su enorme contraste y su tecnología para minimizar los reflejos. Lo más impresionantes es que a pesar de su gran carga tecnológica y formato, su precio parte de los 3.999€

Mejor centro de ocioPLAY STATION 4 PRO

Si hubiera que definirla con una palabra, ésta sería potencia. Además es tremendamente versátil como centro de ocio gracias a Netflix, Spotify, el fondo de contenidos de Sony, etc. Su 4K dinámico es, por ahora, imbatible; su hardware destila potencia y velocidad y el ecosistema PS la convierte en un rival, por fin, a la altura de Xbox en este apartado. Un gran salto evolutivo.

Mejor plataforma de contenidosNetflix

Un año después de su aterrizaje en nuestro mercado se ha convertido en la referencia gracias a su apuesta por los contenidos propios, por conseguir recuperar parte de las licencias y por sus continuas actualizaciones. Este año, con la llegada de HBO llega su verdadera vara de medir pero, por el momento es imbatible. Por cierto, si disfrutáis de una pantalla 4K no dudéis en pagar el extra. Vale hasta el último céntimo que cuesta.

Mejor dispositivo de sonidoPhilips Fidelio B8

Cuando oímos hablar por primera vez en Xataka Home de una barra de sonido compatible con la tecnología Dolby Atmos fuimos bastante excépticos. Además, su precio no llegaba a los 1.000 euros. ¿Una forma muy inteligente de potenciar nuestra televisión ocupando y gastando poco? ¿Un dispositivo que acabaría olvidado en la última página de un catálogo? Una vez probado nos enamoró su sistema 5.1.2, su sistema de calibrado de audio, las posibilidades de personalización y su nitidez. Perfecto para espacios reducidos (o abiertos) y con un diseño excepcional. El complemento perfecto.

Mejor cámara de fotosCanon EOS 100D

En un momento en el que el mercado se divide entre aquellos (la gran mayoría) que consideran que la cámara de su smartphones es más que suficiente para captar sus fotos del día a día y aquellos puristas que emplean la más alta tecnología para retratar el mundo, modelos como la Canon EOS 100D cobra más sentido que nunca. Una réflex compacta con un precio contenido (por debajo de los 500€) que cuenta con toda la calidad de los nipones: un excelente visor, un software sencillo e intuitivo. Lanzada en 2014, sigue siendo la mejor del mercado en relación calidad-precio.

Mejor cámara de vídeoGOPRO HERO5 BLACK

Con los móviles ocupando todas nuestras grabaciones y capturas, las cámaras han dejado de ser una herramienta para recordar nuestro día a día y las más pujantes son las de acción. Y a pesar de los apuros que pasa la empresa y de que cada vez tiene más rivales de calidad, ninguna, aún, supera a GoPro y su gama Hero. Más ligera, más compacta, más capaz, con mejor diseño y el mismo precio. ¿Quién da más?

Android N, así será la siguiente generación del sistema operativo

El Google I/O 2016 también nos trajo la tercera preview de Android N. Y aunque la mayoría de las mejoras presentadas ya se habían publicado durante las últimas semanas, poder ver en funcionamiento el nuevo SO era una oportunidad para que Google demostrara lo que es capaz de hacer -sobre todo cuando no hay sobre su programa capas de personalización).

La gran apuesta de la plataforma es la realidad virtual así como ciertas funciones que recuerdan al «desaparecido» Chrome OS. Parece que la fusión entre ambos sistemas operativos es irremediable -para bien- y que está más cerca en el tiempo de lo que parece.

De esta forma, para aquellos que disfruten de uno de los últimos modelos Nexus ya está disponible la primera compilación del programa con un modo de realidad virtual nativo que busca una mejor inmersión de todos los usuarios. A buen seguro la experiencia no les defraudará. Según la propia empresa un Nexus 6P es capaz de dejar la latencia de los contenidos en menos de 20 milisegundos lo que permite vivir la experiencia como «estar en ese lugar».

El secreto es un código que hará que el equipo priorice los contenidos de RV frente a los demás cuando estemos consumiéndolos. Para ello han creado el sello VR Ready que dejará claro a los compradores que están ante un equipo que soporta mejor que ningún otro esta nueva realidad. Por supuesto, los dispositivos tendrán una lista de especificaciones mínimas para ganarse esta categoría. Será interesante ver a partir de qué segmento de mercado se puede acceder a él.

Lo más interesante es que Google quiere llevar esta nueva realidad virtual más allá de los juegos o los contenidos multimedia. Por eso trabaja con The New York Times, HBO, CNN, Netflix, etc para que generen contenidos y aplicaciones totalmente compatibles con algo que busca cambiar la forma en la que consumimos internet.

Una buena noticia -mucho más mundana- es que Android, por fin, se pasa a las actualizaciones en segundo plano lo que eximirá al usuario de las notificaciones o esperas mientras el equipo se pone a la última. El efecto se dará al reiniciar el dispositivo y sin esperas. Todo mucho más cómodo. Una herencia de Chrome OS que el mercado llevaba tiempo reclamando.

Entre las demás mejoras destaca un nuevo centro de notificaciones, una experiencia multipantalla mejorada, nuevas APIs, más idiomas nativos, más emoticonos y menos demanda de potencia para los smartphones y tablets.

Sin embargo, si hablamos de móviles, la principal novedad es Allo. Google llevaba tiempo queriendo plantar cara al binomio Facebook-WhatsApp de forma infructuosa y por eso ha decidido empezar (por enésima vez) de cero. Para ello lanzarán a lo largo del verano -también para iOS-, un programa capaz de personalizar los mensajes -incluso en tamaño- y que será capaz de proponernos respuestas a los mensajes que recibamos.

Incluidas las fotografías (donde la empresa ha coleccionado una buena experiencia con inteligencia artificial). Si le sumamos el «modo incógnito», los mensajes efímeros, Google Assistant, su compatibilidad con Android Wear e incluso juegos, estamos ante una potente herramienta que si bien no tiene por qué desplazar al rival de referencia, sí puede hacer daño a otros «intermedios» como Line o Telegram.