Panasonic Tablet 4K, la herramienta de diseño definitiva

Últimamente Panasonic no es una de las marcas que más se esté prodigando en lanzar nuevos dispositivos. El particular vía crucis por el que está pasando en forma de crisis de ventas y financiera fuera de Japón se está traduciendo en que los ingenieros se piensen mucho qué dispositivos lanzar al mercado. Precisamente por eso, casi todas las novedades de los de Osaka sean -literalmente- canela en rama.

 

Su última propuesta es una pantalla de 20 pulgadas y resolución 4K que nos permite pintar, editar imágenes y crear cualquier tipo de contenido. Lo primero que llama la atención cuando está encendida son sus imágenes. O bien porque es el primer dispositivo 4K que vemos o porque los ingenieros han rizado el rizo, da la sensación de estar mirando a través de una ventana donde todo es bello. Su calidad de resolución es asombrosa. Da igual cuánto nos acerquemos al panel. Da igual cuánto nos separemos. Las imágenes son, simplemente, perfectas. La clave de estas imágenes tan sublimes es la resolución 4K (cuatro veces la de un Full HD). El nivel de detalle es genial y su fluidez estratosférica.

 

Todo ello en una tableta de 20 pulgadas (poco más que dos iPad) lo que facilita su movilidad. Su peso, de 2,4 kilos puede parecer excesivo, pero es el precio de enmarcar la belleza. Además, su grosor de 12,7 mm lo hace mucho más manejable que muchos portátiles.

 

El objetivo de este equipo sin nombre comercial es el sector creativo: desde la arquitectura hasta cualquier tipo de diseño. Planimetría, edición fotográfica, diseño industrial, de moda, etc. Precisamente por eso los mandatarios de Panasonic se decantaron por Windows 8. Es totalmente compatible con todas las aplicaciones conocidas de diseño y edición de imágenes. Soporta, incluso, el modelado tridimensional.

 

Si a eso le añadimos un puntero stylus diseñado ex profeso por la firma Anoto para el dispositivo tenemos un conjunto extraordinariamente funcional para el uso tanto profesional como amateur. El lápiz puntero, por cierto, incluye una tecnología electromagnética de última generación que permite una precisión extraordinaria comparada con otras no profesionales como los de la gama Note de Samsung.

 

El trabajo de los programadores ha permitido que la tableta goce de lo que han llamado «tactilidad inteligente», es decir, distingue si estamos operando sobre ella con un puntero, con los dedos o si sólo ha sido un roce por error con un objeto o la mano.

 

En definitiva, este equipo, que estará disponible en las tiendas desde septiembre, se muestra como una alternativa seria a las clásicas tabletas gráficas de los diseñadores, con la ventaja de que no necesita conectarse a ningún ordenador y que ofrece una autonomía de dos horas de uso intensivo alejada de los cables. Puede parecer poco, pero tengamos en cuenta la cantidad de recursos que requiere una pantalla con semejante resolución.

 

 

El corazón de la máquina


Si nos ceñimos a los fríos datos, la pantalla es un panel IPS con una resolución de 3.840×2.560 en formato 3:2 multitáctil de hasta 10 puntos simultáneos que tiene una resolución de 230 puntos por pulgada. Dentro de la carcasa late un procesador Intel Core i5 a 1,8 GHz acompañados de 4 GB de RAM -ampliables hasta 16- y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce así como un disco duro de 128 GB SSD.

 

En cuanto a conectividad, hemos de enumerar la conexión Bluetooth, una ranura MicroSD de expansión, un puerto USB 2.0 y una cámara frontal HD 720p. La tecnología 4K (que ofrece unos 4.000 puntos de vertical y una horizontal que depende del formato del panel) nos ofrece una sensación de profundidad en las imágenes no vista hasta ahora y que en muchas ocasiones rivaliza con las imágenes 3D. Adobe es uno de los principales valedores de una tecnología que poco a poco empieza a ganar la batalla de los contenidos gracias a varios entes públicos y productoras privadas que consideran que este salto cualitativo permitirá repuntar el consumo audiovisual frente a internet. De momento sólo YouTube admite vídeos con resolución de hasta 4.096×3.072 píxeles, los demás portales realizan un escalado a partir de imágenes Full HD mediante un software.

 

Por cierto, tanto Panasonic como Sony anunciaron recientemente que ya están investigando las posibilidades del 8K. ¿Dónde llegarán?