CES 2014, que empiece el espectáculo

 

Ahora que las grandes tecnológicas han hecho caja podemos dar por terminado 2013. Y el pistoletazo a este nuevo año se da en Las Vegas. 3.200 empresas, 20.000 nuevos productos y casi 200.000 visitantes se darán cita durante cuatro días en la mayor feria de electrónica de consumo del mundo: el CES de Las Vegas.

 

Con un escenario donde las tecnológicas empiezan a polarizarse (Silicon Valley parece el último reducto «occidental» frente al empuje coreano y chino), los organizadores han puesto especial énfasis en la Zona Eureka donde las start ups y los emprendedores podrán buscar inversores para convertirse en el nuevo Apple. Un año más, el gran ausente es el gran referente. Los de la manzana no estarán entre los stands y eso hará que Samsung, Sony, LG, Google e Intel sean los grandes protagonistas.

 

De la mano de El País os traemos las claves para este gran evento tecnológico:

 

 

  • Internet en los coches: aunque para el diario no sea el primero, para nosotros sí. Audi será uno de los protagonistas gracias a su apuesta por Android. Se presentarán modelos Ford con Spotify. Mercedes Benz llevará modelos con conducción automática gracias a rutas preprogramadas utilizando servicios de internet, etc. Lo mejor es que el infotainment empieza a superarse y el «internet de los coches» permitirá optimizar consumos y aumentar la seguridad. Las alianzas que están por venir serán fundamentales gracias a la capacidad inversora de las grandes del motor y a la influencia que traen las novedades de la industria en el resto de nuestra vida cotidiana.
  • Hogares inteligentes: si LG parece tener la batalla móvil perdida con sus compatriotas de Samsung no está dispuesta a perder la de la domótica. Los coreanos han creado toda una gama de productos que interactúan con los usuarios mediante ChatLine. Todo ello se suma a un catálogo con un consumo más responsable y que se adapta a las necesidades de cada comprador. Todo es más sencillo para que todo sea más accesible.
  • 4K: el salón es el centro de ocio y el televisor el centro del salón. Con unos fabricantes que consideran que el HD actual está más que superado la gran apuesta a corto plazo es el 4K. A falta de contenidos que reproducir con esta exagerada calidad, el pistoletazo de salida parece que será la retransmisión de los Juegos Olímpicos de Tokyo con este formato. De momento Polaroid ha lanzado un televisor con esta resolución por menos de 1.000 dólares. LG y Samsung muestran paneles curvados con un diseño envidiable. YouTube ya permite visualizar contenidos en ultra alta definición y el resto de fabricantes comienzan a pasarse al HDMI 2.0 que permite transferir hasta 60 imágenes por segundo.
  • Wearables: tecnología en todas partes. Tecnología con estilo. Ya no vale con dispositivos potentes y sin diseño. Apple se refuerza fichando en Burberry. Samsung se esfuerza con su Galaxy Gear y unos Note retocados con detalles de piel. Ahora queremos ponernos los equipos. Por eso la FuelBand de Nike triunfa. Por eso la Force Fitbit se renovará este año para captar cualquier movimiento. Porque la tecnología ya no es cosa de geeks. La tecnología es para hacernos la vida más fácil en cualquier lugar.
  • El enésimo desembarco del 3D: ahora sin gafas. Apoyado por Dolby y su contrastado sello de calidad. Con el compromiso de gurús como James Cameron para crear contenidos regularmente… ¿será suficiente? Nos tememos que no.

 

PrimeSense, el último golpe de efecto de Apple

 

Aunque los dos dispositivos con los que abrimos este post sólo tengan en común que se conectan al televisor, si se cumplen los rumores, pronto podrían tener mucho más. No es que Microsoft y Apple estén trabajando en un proyecto conjunto de televisión inteligente o video consola. Es que, según publican varios medios, la empresa de la manzana ha comprado por 345 millones de dólares la pequeña firma israelí PrimeSense, encargada de los sensores de movimiento que se integraron en la primera versión de Kinect.

 

El primer medio que se hizo eco de las negociaciones fue Catalist en el mes de julio. Sin embargo, los responsables de la prestigiosa compañía negaron rápido ninguna comunicación con el gigante de Cupertino. Ahora, que la operación parece cerrada, comienzan los rumores de qué hará Apple con la tecnología que incorpore de una de las empresas más importantes de su sector.

 

De hecho, aunque la empresa asiática se hizo famosa por los sensores que implementó en Kinect, también trabaja en proyectos con empresas como iRobot, Qualcomm y la tecnología 3DSystems com Cubify. Las apuestas hablan ahora de la posibilidad de que la nueva versión de Apple TV (que en todo 2013 no se ha renovado) incorpore alguna variante de esta tecnología de captación del movimiento o, más allá, que los ingenieros de la casa hayan puesto la guinda a una televisión con el sello de la manzana mordida.

 

De momento, Microsoft ya anunció en su momento que Kinect 2.0 contaría con sensores desarrollados por la propia empresa y, aunque el punto de partida fueron los creados años antes por PrimeSense, los de Steve Ballmer se han apresurado a comunicar que ya no tienen ninguna relación comercial con la empresa ahora en manos de Apple.

 

La joya de la corona, los sensores Capri (aquí tenéis un exhaustivo análisis realizado en Xataka), una suerte de cámaras con sensor para tabletas y smartphones podrían ser el factor diferencial para los nuevos iPhone que lleguen al mercado en 2014. Sobre todo ahora que se ha roto el tabú de las 4 pulgadas. En cuanto a su incorporación en las nuevas generaciones de MacBook y iMac, estamos seguros de que llegará pero, al tratarse de equipos renovados hace pocos meses, su implementación debería ser más tardía.

 

En cualquier caso estamos ansiosos por ver qué pueden hacer en Cupertino con la dupla formada por Siri (el asistente de voz más potente del mercado) y esta tecnología inteligente con cámaras.

Up! Mini, la impresora 3D para todos

No hace muchos días conocimos MarketBot, una impresora 3D doméstica que se vendía a personas que valoraban «la paciencia, el know how y la aventura»… y disponían de 2.800 libras (unos 3.200 euros) en su cuenta corriente. Ahora EntresD ha empezado a comercializar en el Estado la Up! Mini por 720€ más IVA.

 

La Mini funciona, como otras impresoras de este tipo, con el sistema de adición de material: se reproduce un objeto mediante el depósito de sucesivas capas hasta crear una forma tridimensional. Así, mediante la fusión y la extrusión de un filamento plástico llamado ABS, el proceso de capado acaba dando con una reproducción exacta de cualquier producto que entre en su espacio de impresión. La más cara MarketBot, por ejemplo, acepta modelos de hasta 20 centímetros.

 

Existen, aún así, opciones más baratas como la open source Reprap.com, donde los usuarios, por un precio sensiblemente más bajo, pueden hacerse su propia impresora 3D con una «resolución» muy similar a las ya existentes en el mercado. No obstante, tener que montarla hace que la paciencia, el know how y la aventura de las que antes hablaban los británicos adquiera más sentido que nunca.

 

Aún así, el responsable de la iniciativa, Marc Torras, ya ha explicado en El País, que el proyecto está teniendo una acogida mucho mejor de la esperada y, sobre todo, que los clientes potenciales están comenzando a perderle el miedo a estos nuevos dispositivos: «si puedes usar una impresora 2D, puedes usar perfectamente una tridimensional».

 

En cuanto al hardware, la Mini tiene un puerto USB desde el que se gestiona la cola de impresión y unas medidas de 240x340x355 milímetros, lo que le permite reproducir modelos de hasta 12 centímetros de alto. Su software específico le permite trabajar con archivos importados STL desde la mayoría de los programas 3D CAD y es totalmente compatible tanto con equipos Mac como Windows.

 

Uno de los puntos fuertes que destaca PP3DP de su impresora es su consumo optimizado (para reproducir una pieza de ajedrez le basta con 30 gramos de filamento cuando su cartucho incluye hasta 700) todo ello con una resolución de 0,2 milímetros -el grosor de cada capa-.

 

Conscientes de que este modelo podría quedarse corto para profesionales, han desarrollado también una versión Up! Plus para oficinas -despachos de arquitectos y diseño, especialmente- que cuesta 1.250€ antes de impuestos. De fabricación china -cómo no-, son construidas por PP3DP, aunque en Estados Unidos, su principal mercado hasta el momento, se las conoce como Afinia.

El hobbit: una imagen inesperada

Cualquiera que tuviera el placer de acudir ayer al estreno del inicio de la trilogía de El Hobbit se daría cuenta de varias cosas. La primera es la mejora que han sufrido los efectos digitales respecto a la trilogía original realizada por Peter Jackson (nueve años son mucho en el negocio del cine y los efectos) y, sobre todo, que el formato de visión 3D llevaba un apellido poco común HFR.

 

La vertiente tecnológica del cine se nutre de casi todas las costumbres anglosajonas -Silicon Valley tiene aquí un peso de lo más relevante- y la más llamativa son las siglas. Ya hemos oído hablar de IMAX, THX, HDR, AVCHD, etc. El que nos ocupa en este caso es el High Frame Rate (Alta Velocidad de Cuadros).

 

Con la ayuda de algunas salas seleccionadas, Peter Jackson nos propone una película que se muestra a una velocidad de 48 fotogramas por segundo, el doble que el 2D clásico y 3D normal (24 fps) y mucho más cercano a la tasa de percepción imágenes del ojo humano. Es cierto que el filme también estará disponible en IMAX 3D (que se caracteriza por la espectacular unión de una enorme pantalla, una altísima resolución y un sonido envolvente sin parangón por el momento) pero hasta las propias productoras -New Line Cinema y MGM-  recomiendan un soporte visual que reproduce con mucha más fidelidad el 3D.

 

Otro de los avances tecnológicos que trae consigo el cuento de Tolkien es que se grabó completamente enteramente en digital con 50 cámaras. Este detalle, que puede parecer nada meritorio en estos tiempos de desarrollo en Hollywood es fundamental puesto que Jackson quería imágenes con mucha más velocidad para que pasaran más amortiguadas por delante de nuestros ojos con lo que el espectador podrá recrearse más en los detalles, los colores y, sobre todo, la fluidez con la que se desarrolla la acción -doy fe que el salto con Las Dos Torres es un abismo, pero que también lo es respecto al 3D de obras como Avatar-.

 

Los resultados son los suficientemente satisfactorios y evidentes para que hasta James Cameron -el gran desarrollador de esta tecnología para cine- haya anunciado que se sumará a la lista de directores que emplearán el 3D HFR para sus próximos proyectos.

 

 

El sonido también juega


El elenco encargado de llevar la historia de Bilbo Bolsón a la gran pantalla tenía claro que la mejor imagen de la Historia tenía que ir acompañada del mejor sonido posible. Precisamente por eso, Dolby Laboratories decidió trabajar con la tecnología Dolby Atmos encargada de pasar los canales de audio alrededor y sobre los espectadores de modo que se creara una atmósfera que nos trasladara a la Tierra Media. La buena noticia es que la emblemática casa de audio ya está trabajando para que este formato se traslade a los hogares y a las consolas. Qué maravilla.

 

Gracias al sistema Avid 5, el trío ganador del Oscar al mejor sonido por «El Señor de los Anillos: El retorno del Rey» -Christopher Boyes, Michael Hedges y Michael Semanick- dispondrán de 104 faders para trabajar con hasta 650 canales de audio. Este trío de ases contará con una película que puede reproducirse en hasta 64 altavoces de cine simultáneamente. Jackson no sólo ha escogido que sonido quiere en cada momento, sino también con que potencia, nitidez y por qué altavoz quiere que se reproduzca.

 

No os perdáis el artículo que audiotechnology ha preparado al respecto. En definitiva, una historia maravillosa, llena de sorpresas -aunque conocida- y que sólo nos deparará más sorpresas ya que Jackson ha prometido que cada una será técnicamente superior a la anterior. De momento, «Un viaje inesperado» se muestra como un prólogo a la altura de su anterior trilogía y deja a todos con ganas de ver «La desolación de Smaug» y «Partida y regreso». Sólo quedan 12 meses…

Nintendo 3DS XL, más diversión en 3D

Ha pasado ya un año y medio desde que Nintendo lanzara la primera consola 3D sin gafas del mercado. Ahora, después de una acogida relativamente distante -que llevó a los nipones a rebajar su precio- la ponen al día con una nueva versión XL más grande, con una imagen más definida y, sobre todo, con mucha más autonomía (prometen hasta 6 horas). Por cierto, la tarjeta de memoria también pasa de 2 a 4 gigas.

 

Después de los 19 millones de unidades que lleva comercializadas Nintendo se ha puesto el difícil reto de vender 18,5 millones entre los dos modelos antes de abril del próximo año. Si tenemos en cuenta que su mercado doméstico se ha reactivado después del tsunami del año pasado y que algunos vuelven a estar en expansión -como es el caso de Estados Unidos o los países emergentes- parece factible si el dispositivo no sufre un aumento muy acusado en su precio. Suponemos que rondará los 200 euros.

 

Esperamos que la acogida sea positiva puesto que, como reconocen desde la directiva de la firma, hasta ahora han vendido las 3D por debajo de su precio de fabricación con el fin de fidelizar usuarios. El momento económico de Nintendo parece complicado y sólo la unos jugadores «entregados» podrán hacer que los de Mario puedan resistir el embate de Sony, Microsoft… y los dispositivos móviles con juegos más sencillos a precio de saldo como tabletas y smartphones.

 

Los juegos disponibles para el formato volverán a ser definitivos a la hora de colocar la nueva 3DS XL. El año pasado hasta que Mario no «acudió al rescate» con Mario Kart, Mario Tennis y la novedosa plataforma Super Mario 3D Land no pudieron cosechar las ventas esperadas. Gracias a ellos superaron los 53 millones de títulos.

 

La apuesta en este campo de Nintendo son New Art Academy, una suerte de curso virtual de pintura, y FreakyForms un imaginativo y educativo formato pensado en los más pequeños de la casa. De serie vendrá acompañada de Mario Bros 2, el título de plataformas del que ya han vendido más de 695.000 copias.

 

De momento, desde la empresa aseguran que habrá disponible un centenar de juegos aunque parece que no serán suficientes para maquillar las pérdidas millonarias de esta emblemática compañía. No obstante, parece que la decisión de vender el equipo sin cargador -les hace ahorrar una buena cantidad y aseguran que valen los de ediciones anteriores y que la mayoría de los compradores ya tienen una portátil de la casa- es una estrategia tan arriesgada como desesperada. Eso sí, si funciona, no será el único fabricante de dispositivos que querrá ahorrarse unos cuantos euros -Apple ya lo hace desde hace años con algunos de sus iPod-.

 

De la nueva 3DS XL y de la próxima Wii U depende, sin duda, el futuro de una empresa que pasa por uno de sus momentos más delicados desde su nacimiento.