Nokia, retorno en 2016

La desaparición de Nokia como fabricante de teléfonos móviles como resultado de la venta de esta división de la multinacional finesa a Microsoft fue una de las peores noticias para la economía continental en 2013. La empresa, una de las mayores fuerzas tractoras del sector tecnológico en la Unión Europea y antaño primer fabricante mundial de teléfonos se replegaba y en su acuerdo de venta y cesión de algunas de sus marcas (Lumia, por ejemplo) dejaba acuerdos poco conocidos para el público como que a partir del último trimestre de 2016 podría volver a lanzar modelos bajo su enseña.

Sabedora del error que fue no potenciar su propia plataforma o apostar por el caballo ganador -el acuerdo con Microsoft fue una mezcla entre intentar diferenciarse y buscar un aliado alternativo- ahora parece que en la sede de Espoo tienen claro cuál deber ser su compañero de camino para reflotar una empresa con una respetable cantidad de adeptos y el ganado prurito de saber hacer bien las cosas.

Nokia Technologies, la división más pequeña de la compañía y que controla más de 10.000 patentes móviles, será la encargada de preparar el catálogo de modelos que debería ser presentado a finales del próximo año y debería llegar a las tiendas a principios de 2017. Parece ser que su experiencia desarrollando aplicaciones para Android como ZLauncher y el tablet N1 cedido a terceros y que se comercializa en Asia indica hacia dónde podría ir el futuro de la gama finesa.

Pero los rumores apuntan a que Nokia Technologies no se conformaría solo con el lanzamiento de equipos móviles como smartphones y tabletas sino que estaría trabajando en la creación de un ecosistema mucho más completo entre los que se incluirían periféricos de realidad virtual. Sin duda, la experiencia de la empresa en estos sectores así como la excepcional acogida que tuvo el prototipo C1 -lanzado por simpatizantes de la compañía- dan buena cuenta de la expectación que levanta este retorno.

Compra Alcatel-Lucent por 15.600 millones

Pero hasta que se haga realidad esta posibilidad, Nokia sigue inmersa en diferentes movimientos dentro del mercado de redes para seguir ganando volumen y una posición de privilegio frente a gigantes como Huawei o Ericsson.

El último, en la línea del proceso de concentración que está viviendo el negocio, ha sido la compra de Alcatel-Lucente por 15.600 millones de euros. La operación, la mayor del sector en más de una década, se llevará a cabo mediante el canje de acciones, de modo que los accionistas de la empresa gala recibirán 0,55 títulos de la nueva empresa por cada uno de la antigua. Nokia se queda con el 66,5% del nuevo gigante mientras que Alcatel-Lucent será titular del 33,5% restante.

Desde la venta de su división móvil a Microsoft las acciones de los lapones se han disparado y su negocio de redes ha alcanzado el pico de facturación de 11.200 millones durante el último año lo que les ha permitido acercarse a Ericsson, principal protagonista del mercado europeo y mundial y, gracias a esta fusión, poder superar a Huawei que el año pasado creció más de un 19% y facturó 29.000 millones de euros gracias a su enorme implantación en Asia y América.

El nuevo gigante, que ahorrará en 2019 unos 900 millones de euros en costes a sus dos socios, tendrá 114.000 empleados y conseguirá una facturación conjunta de 26.000 millones de euros. Nokia Corporation -como se llamará- tendrá su sede en Finlandia aunque mantendrá una fuerte presencia en Francia.

Centrada en las redes de telecomunicaciones y con el negocio de venta de software para empresas a pleno rendimiento, la empresa se ha convertido en una de la más interesantes para los inversores debido a los acertados movimientos que lleva realizando en los últimos tiempos. El siguiente parece que será la venta de su división de mapas Here que ya tiene varios pretendientes en forma de fondos de inversión o empresas más conocidas como Apple (que busca consolidar su aplicación Maps como alternativa a la de Google) o Facebook.

Móviles, ¿y si no quiero un smartphone?

Las ventas de teléfonos inteligentes están disparadas. Los dispositivos de moda ya se venden más que sus hermanos más «básicos» pero cada año cientos de millones de personas siguen decantándose por equipos sencillos, eficientes, seguros y con gran autonomía que sirven para llamar y enviar mensajes. La función básica de cualquier teléfono (algo que casi todos nosotros hemos olvidado). Además de esas cualidades, suman otra fundamental en tiempos de crisis: son mucho más baratos que sus primos inteligentes. Aquí tenéis una lista de los mejores del mercado, pensados para los que no quieren complicaciones (y no necesariamente para gente mayor).

 

 

  • Emporia Click: la casa británica tiene claro cuál es su público. Personas que quieren que sus dispositivos sean sencillos y eficaces. El Click va un poco más allá y es su primer terminal con cámara… pero para no complicarlo se activa con un botón dedicado en un lateral que, además, permite enviar las fotos directamente por MMS. Su pantalla es amplia y nítida. Los botones son grandes y ergonómicos y su menú es tremendamente sencillo e intuitivo. Por cierto, su calidad de construcción es muy superior a la de muchos smartphones de procedencia dudosa. Su precio, lo mejor, 99 euros… ¡libre!
  • Nokia Asha 306/311: puede que los Lumia no sean los mejores smartphones del mercado por culpa de lo «verde» que todavía está Windows Phone. Pero lo que está claro es que su construcción sólo lo igualan los Xperia y los iPhone y que lo que hacen lo hacen muy bien. Hay otra cosa que está claro: Nokia hace los mejores terminales «no inteligentes» del mercado. Son sólidos, están increíblemente bien acabados, su autonomía es prodigiosa y Symbian sigue siendo un SO básico de primera. Vienen con 40 juegos de EA precargados. Su pantalla de 3 pulgadas es muy fluida y su procesador de 1GHz (superior al de muchos iPhone) mueve el sistema operativo a una velocidad prodigiosa para un equipo de 109 euros (el 311; el 306 cuesta 79).
  • Alcatel One Touch 282: otro de los grandes de la primera generación de móviles. Cuando en Apple no sabían que era un teléfono media Europa llevaba los terminales galos en sus bolsillos. Ahora, su versión más sencilla -cuesta 29 euros- es ligero, sencillo, tiene una pantalla de 1,8 pulgadas tremendamente clara y ofrece (pensado en los mayores) marcación por voz, un botón de llamadas de emergencia pre programado, linterna, calendario, radio… Una opción genial para llamar y escribir.
  • ZTC C300: el fabricante chino ofrece otro terminal con base de carga (otro punto positivo del Alcatel) que cuenta con una pantalla TFT con pantalla de 2,4 pulgadas a color, cámara de fotos VGA, reproductor de MP3, botón de llamadas de emergencia, bluetooth, radio, linterna… Su sistema operativo recuerda al del Emporia por su sencillez y, aunque sus acabados son mucho más modestos que el de los rivales europeos, su precio no lo parece: 70 euros.
  • Orange Esencial Doro 610: la operadora francesa propone a sus clientes un terminal sencillo con una enorme pantalla de color con grandes caracteres, audio ajustable compatible con audífonos, y un sistema operativo tremendamente sencillo e intuitivo que nos recuerda a los Nokia de finales de los ’90. En su chasis cuenta con un botón de emergencia con el 112 precargado. Su precio parte desde 0 euros.
  • Akai AKMF011: el toque japonés viene de la mano de Akai que nos ofrece un baratísimo terminal -25 euros- con un peso de sólo 47 gramos y unas dimensiones (82x51x10,5) más cercanas a las de un iPod que a un teléfono móvil. Cuenta con pantalla LCD retroiluminada de 2 pulgadas y, aunque sólo ofrece funciones básicas -llamadas y mensajes- tiene una autonomía de 170 horas.

Ninguno de ellos estará entre los favoritos de los geeks pero todos ellos cuentan con un precio imbatible, unos acabados notables y una funcionalidad a toda prueba. Mucho más que recomendables.

 

Phablets, ¿híbrido perfecto?

Para algunos son sólo un ejercicio de tamaño. Algo así como lo que se decía antaño que ocurría con los coches: cuanto más grande mejor. Otros defienden que aúnan lo mejor de dos mundos, la capacidad de comunicación de un smartphone con cualidades como la pantalla y la autonomía de las tabletas. Sea como fuere, estos híbridos cubren las necesidades de un público cada vez mayor que exige pantallas de al menos cinco pulgadas y una capacidad de comunicación casi sin límites. Aquí tenéis los más destacados del mercado.

 

 

  • Samsung Galaxy Note II: fue el genuino. Su primera versión inauguró este nicho de mercado y la segunda, sencillamente, la supera en todo. Su punto fuerte son sus dos cámaras HD -las del Note I dejaban mucho que desear- y la función AllShare que permiten gestionar contenidos en tiempo real. Además, su célebre lápiz capacitivo S-Pen mejora las utilidades de Android. Sus 183 gramos no lo hacen un peso pesado, pero tampoco el más liviano de la categoría. En su interior late un preocesador Quad Core a 1,6 GHz y 2 GB de RAM. Su autonomía es de 20 horas en conversación… y ¡900! en espera. Libre cuesta 659€.
  • Sony Xperia Z: otro que supera en todo a sus predecesores. Empezando por su prodigiosa pantalla Reality Display que se aprovecha de toda la experiencia de la casa en televisiones (Mobile Bravia Engine 2). Sus contraluces y su capacidad táctil son una de las referencias del mercado. A su excelente interfaz (personalizado y personalizable) se le suma una batería con Stamina Mode que mejora su rendimiento. Es sumergible, resiste golpes y el polvo, corre con un procesador Quad Core a 1,5 GHz, tiene 2 GB de RAM una tasa de píxeles por pulgada que se supera los 400 y una autonomía de 11 horas hablando y 550 en espera. Todo ello en 146 gramos y por 699€. Sobresaliente.
  • Alcatel One Touche Scribe HD: el creador del famoso One Touch Easy, el terminal que «movilizó» media Europa llega en los característicos colores de la casa (rojo, amarillo, negro y blanco) y con una tapa magnética al más puro estilo Samsung. Estrena conectividad 3G+ y graba y reproduce vídeo Full HD. Su procesador no es el más rápido, se trata de un Dual Core a 1,2 GHz y sólo cuenta con 1 GB de RAM pero su genial cámara trasera (8 Mp) y su batería con una autonomía entre 7 y 400 horas se traducen en un peso de sólo 125 gramos y un precio imbatible de 389€. Mucho más que recomendable para los que quieren un equipo fiable, versátil (cuenta con editor de vídeo, por ejemplo) y sólo quieren gastarse 389€.
  • ZTE Grand Memo: el gigante chino propone uno de los modelos más grandes, un phablet con pantalla de 5,7 pulgadas HD y una cámara de 13 pulgadas en sólo 146 gramos de peso. Dotado con tecnología de respuesta por voz que permite responder llamadas mientras conducimos, por ejemplo, tiene avances como un AutoSistema de navegación. Corre con Android bajo un interfaz completamente diferenciado y ofrece a sus usuarios el servicio ZTE’s Cloud para que gestionen sus datos con más seguridad. En su interior trabaja un procesador de cuatro núcleos a 1,5 GHz y cuenta con 2 GB de RAM que le permiten gestionar sobradamente cualquier tipo de contenido. Su precio depende de las operadoras.
  • Huawei Ascend Mate: el ejemplo de que China está pasando de fábrica mundial a crear sus propios dispositivos es el crecimiento de Huawei. La Cisco asiática aúna como nadie el entretenimiento, la comunicación y la potencia como pocos. Soporta cinco bandas de frecuencia, tiene dos cámaras (una de ellas de 8 Mp), una autonomía hablando de 6 horas -en espera flojea y cae por debajo de las 240- en 200 gramos de peso. Su procesador es el mismo que el de ZTE y su memoria es también de 2 GB. Su punto fuerte son sus dos antenas de GPS que se alternan para asegurar siempre la máxima cobertura. Con su diagonal de 6,1 pulgadas es el más grande hasta que Samsung comercialice su Galaxy Mega. Su factura, unos sorprendentes 300€.
  • LG Optimus G Prolo presentamos hace poco. El buque insignia coreano tiene una pantalla de gran calidad gracias a la tecnología que divide cada píxel en otros tres subpíxeles para reforzar la nitidez. Ofrece carga inalámbrica y cuenta con un procesador de cuatro núcleos a 1,7 GHz así como 2 GB de RAM. Se comercializa en casi todo el mundo con unas ventas asombrosas (cercanas a los Galaxy y iPhone en muchos mercados). Sus cámaras son prodigiosas (2,4 y 13 Mp Full HD), su autonomía de uso supera las 9 horas y todo ello en 160 gramos. Sólo su precio -a la altura de los primeros de la comparativa- puede ser un pero para una marca que ha perdido algo de pedigrí.
Los hay más grandes (ASUS FonePad o el Galaxy Note 8.0), sin embargo, parece que la gama que va desde los 5 hasta los 6,3 Mp del inminente Galaxy Mega son el nicho de mercado que más demandan los usuarios. Lo suficiente para que hasta Apple se haya propuesto lanzar una versión maxi de su iPhone para detener la sangría de su cuota de mercado. ¿Con cuál os quedáis?

 

Firefox OS, ¿alternativa real?

Ya ha comenzado el Mobile World Congress de Barcelona. La primera feria mundial de dispositivos móviles (una especie de Disneyworld para geeks) ha empezado fuerte con multitud de sorpresas y novedades que analizaremos durante los próximos días. Así, este año se muestra un cambio de tendencia en un mercado joven: casi todos los fabricantes y multitud de operadoras intentan sacudirse el duopolio Apple-Google que estrangula los ingresos y minimiza las ventas de sus contrincantes.

 

La Fundación Mozilla es experta en estas vicisitudes. Fue la primera que combatió realmente el liderazgo de Internet Explorer cuando el navegador de Windows era la única forma de acceder a internet con su Firefox. Hoy, más de una década después, Chrome -su primo de Google- ya se usa más que el programa de Microsoft y Firefox es la tercera fuerza cada vez más cerca de su objetivo.

 

Así, este respetado nombre será el encargado de combatir los sistemas operativos de Apple y Google en el negocio de los smartphones y las tabletas. Pero esta vez la tarea es tan magnífica que no hará solo el viaje. Competirá con otros 23 socios entre los que destaca la española Telefónica. La estrategia es directa: un sistema operativo creado por voluntarios, basado por completo en HTML5 y que vive por y para la web.

 

Gary Kovaks, máximo responsable de la Fundación Mozilla dijo que su producto gira en torno a dos máximas: la privacidad y el control total por parte del usuario. Esta vez es creíble puesto que la fundación no tiene ánimo de lucro con lo que no pretende conseguir beneficios con nuestros datos.

 

Los primeras espadas del proyecto serán Huawei (el fabricante chino que más rápido crece y que, junto a ZTE son las verdaderas amenazas de los fabricantes coreanos), la propia ZTE, LG -cansada de vivir a la sombra de Samsung- y Alcatel que está luchando por quitarse el prurito de fabricante de modelos anticuados de otra generación.

 

Sin embargo, aunque puedan parecer rivales de poco calado para Apple y Samsung, otros ya se han sumado al proyecto: Sony ha dicho que lanzará a principios de 2014 varios smartphones con Firefox OS y son varias las operadoras que se han planteado sumarse a Telefónica para fabricar terminales que les dejen beneficios (algo que los iPhone y los Galaxy S III, por ejemplo, no hacen). Las miradas están puestas ahora en Nokia y BlackBerry, dos empresas que buscan remontar posiciones y que, de momento, guardan silencio.

 

La presentación se hizo con el GeeksPhone un smartphone creado por una empresa estatal que se caracteriza tanto por su precio (80€) como por sus buenas prestaciones. Sin embargo, esta piedra de toque se quedó corta después de que Paul Jacobs, CEO de Qualcomm, explicará que su empresa se volcará en el desarrollo del programa puesto que considera que es el sistema que mejor puede aprovechar las características de los procesadores de última generación (no sabemos cómo habrá sentado esto en Google).

 

Cuando comenzó la demostración del programa quedó claro que será un sistema social (Facebook, por ejemplo, vendrá por defecto con una aplicación que muestra varias ventajas sobre su equivalente iOS o Android). Además, tanto las apps como el propio sistema operativo se están desarrollando contemporáneamente, lo que permite un crecimiento de ambas mucho mejor articulado que en otras plataformas donde el peso cae en desarrolladores ajenos a los creadores del ecosistema.

 

La principal diferencia radica en que no será necesario acudir a una tienda de aplicaciones para bajarnos programas. Se podrá hacer desde las propias webs de los interesados. Precisamente por eso son muchas las empresas que se han sumado al proyecto. Destacan ya MTV, Airbnb, TimeOut, Pulse, SoundCloud, Electronics Arts y Disney.

 

A la pregunta de qué ocurrirá cuando el terminal se quede sin conexión (su funcionamiento es similar a los ChromeBooks, todo depende de internet por lo que éste podría ser su punto más débil), Kovaks explicó que funcionará igual que cualquier otro terminal en «modo avión». El equipo trabajará con contenidos guardados y descargados anteriormente.

 

Franco Bernabé explicó en la presentación que las operadoras notarán que, por fin, controlarán el soporte y no estarán a merced de gigantes como Google o Apple, lo que les permitirá mejorar la fluidez de las conexiones de los terminales. César Alierta confirmó que los terminales llegarán primero a Latinoamérica y que en 2014 ya estarán disponibles en todos los mercados donde opera su empresa. Para él, servirá para derrocar el duopolio Android-iOS ya que, para él, «los duopolios no son buenos» -¿qué opinión tendrá sobre su duopolio con Vodafone durante muchos años en el mercado estatal?-

 

«El 90% de los teléfonos llevan los dos mismos sistemas operativos -no se refirió en ningún momento a Apple o Google-, lo que no es beneficioso para nadie». Entre bastidores se dijo que también Samsung podría estar interesada en sacar otra gama de productos con esta alternativa que le permita ganar cuota de mercado (ya cuenta con los ATIV con Windows Phone 8, Wave con Bada, Omnia con Windows Phone 7.5 y los célebres Galaxy con Android, que acumulan casi todas sus ventas) y sacudirse su excesiva dependencia de Google.

 

Todos coincidieron en que empezaba una nueva era de «plataformas abiertas». Sin duda, el camino por recorrer es largo pero parece que Mozilla y su Firefox OS son los más indicados para plantar cara los dos gigantes de Silicon Valley.

Teclado físico, ¿hay vida más allá de BlackBerry?

Si ayer hablábamos del salto que ha dado RIM al mundo de los dispositivos táctiles con su Curve 9380 hoy buscaremos cuáles son las alternativas con teclado físico a las míticas BlackBerry. Cinco modelos que tienen mucho que ofrecer al adicto a las redes sociales y el correo electrónico.

 

 

  • Motorola Fire: cuenta con una pantalla táctil de 2,8 pulgadas y trabaja con Android 2.3. Como cualquier dispositivo de trabajo que se precie, cuenta con una ranura de expansión que soporta MicroSDs de hasta 32 Gb. Gracias al interfaz Moto Switch se puede personalizar el aspecto del terminal en cada momento del día dependiendo del uso que le vayamos a dar.
  • Nokia Asha 302: el fabricante finés fue uno de los primeros en trabajar con dispositivos con teclado QWERTY completo. En esta ocasión nos presenta un terminal accesible (125 euros) que utiliza el entorno S40 Asha que permite ejecutar aplicaciones Java. Su pantalla tiene una diagonal de 2,4 pulgadas, conexión WiFi, conectividad Bluetooth 2.1 y ranura de expansión. Es básico, pero mucho más barato que el potente E6-00 de la casa (375 euros).
  • Alcatel One Touch 916: el fabricante francés continúa perpetuando su famosa familia One Touch con un terminal Android (versión 2.3) con pantalla de 2,6 pulgadas, cámara de 3 megapíxeles y hasta 32 Gb de almacenamiento. Bien construido, cuenta con precios asequibles según la operadora y el plan de precios escogido. Una muy buena forma de entrar en el mundo smartphone. Además, es original y poco visto.
  • HTC ChaChaCha: los taiwaneses presentan un equipo con acceso directo a Facebook mediante un botón diseñado específicamente para ello. Su Android personalizado organiza las llamadas, mensajes y actualizaciones de estado por personas en vez de por aplicaciones y cuenta con una cámara de 5 megapíxeles con flash y una frontal con VGA que permitirá al usuario estar siempre conectado con los de Mark Zuckerberg. Recomendable.
  • Samsung Galaxy Y Pro B5510: con un peso de 110 gramos, una construcción sólida, una pantalla de 2,6 pulgadas y una buena conectividad (Bluetooth 3.0, MicroUSB 2.0, etc) este Samsung de 169 euros se muestra como una buen terminal para el ocio y el trabajo. Sólo le falla un procesador que ejecuta las aplicaciones más lento de lo deseado.
Es cierto que hay más modelo de gama  media y baja que cumplen bien estas funciones (como el ASDI S510 que puede trabajar hasta con cuatro SIM o el Vertex con pantalla táctil y teclado QWERTY), sin embargo, o su calidad de construcción deja que desear o su hardware no está a la altura de este pequeño grupo que, sin duda, dará muchas alegrías a sus futuros usuarios.