Kazam, ¿el renacimiento de la industria europea?

 

 

Ahora que Nokia se ha despedido de la fabricación de teléfonos móviles -esta división de los finlandeses pasa a manos de Microsoft-, el panorama de la industria europea quedaba completamente desolado en este sector. Alcatel no es la sombra de lo que fue y su presencia en el mercado es minúscula. Fairphone (holandesa) no acaba de despegar ni está pensada para ser un producto de masas. Siemens, otrora puntera en el desarrollo de terminales básicos, fue vendida a la china BenQ y Ericsson, directamente engullida por su compañera Sony.

 

Sin embargo, cuando no se esperaba nada bueno de un sector milmillonario, cuatro ex empleados de HTC y BlackBerry nos presentan Kazam, un proyecto en el que el marketing será secundario -sorprendente cuando vemos el coste de las campañas de Samsung y Apple, los dos líderes del sector- y en el que los productos deberán hablar por sí mismos.

 

El proyecto es sencillo hasta su ADN. Un nombre fácil de pronunciar en todas las lenguas (muy al estilo Kodak) inspirado en los bocadillos onomatopéyicos que aparecían en la serie televisiva Batman; productos con precio muy competitivo (de 100 a 250 euros libres) y con una red de comercialización básica (primero en The Phone House, después en tiendas físicas y siempre en su web).

 

Todos sus directivos tienen experiencia en marcas estadounidenses y asiáticas y todos tienen como rasgo común su juventud. Desde su CEO, ex de HTC, Michael Coombes de 38 años a su responsable para la Europa mediterránea (los temidos PIGs), Javier Martínez-Esparza, de apenas 40.

 

Su funcionamiento también es sencillo. En Londres -donde está su sede central- se diseñan los equipos y, desde la capital británica, se negocia con lo grandes fabricantes de componentes. La fabricación se lleva a cabo, cómo no, en China pero siempre «siguiendo los estándares europeos», según explica Coombes en El País. «A diferencia de otras marcas que sólo estampan su sello, nosotros damos calidad a nuestros productos».

 

Tienen muy claro lo que el mercado demanda y por eso han escalonado su gama de productos en seis modelos: los más básicos con procesador de dos núcleos. Los más potentes, quad core y, en breve, el séptimo, la joya de la corona, contará con un chip de ocho núcleos -y compatibilidad LTE- que lo colocará como uno de los Android más potentes. Además, todos partirán de la versión 4.3 y ninguno incorporará software de la propia Kazam. «Todo limpio -explica- porque, cuantos más programas inserta el fabricante más probabilidad de cometer un error».

 

También se han fijado en lo que demanda el mercado: pantallas grandes accesibles. Baterías extraíbles que permitan insertar una de alta capacidad o, directamente, tener una de recambio -aunque aseguran que las suyas no dan problemas y que con un «uso normal» duran hasta el final del día. La posibilidad de trabajar con dos SIM a la vez (una de trabajo y una personal). Todo ello es de serie en sus terminales. Al igual que la ranura de expansión MicroSD o la radio FM. Están en extinción en otros fabricantes pero ellos explican que permiten personalizar más el terminal y que, en caso de la radio, sirve para escuchar música sin quemar datos de la tarifa. Otra forma de ahorrar.

 

Parece que, de momento les funciona. En este mercado sólo Apple y Samsung -en este orden- ganan dinero. Los demás sólo acumulan pérdidas y esperan un giro del mercado. Kazam no pierde un euro con cada terminal. Los precios se escalonan en función de la calidad y capacidad del equipo sin comerse ningún céntimo del margen. Todo sencillo y todo claro con el cliente.

 

 

Kazam Trooper y Thunder

 

Son los dos equipos que los ingleses han puesto en el mercado. El Trooper es la gama más amplia a pesar de ser la de acceso. Cinco modelos que van de las 3,5 a las 5,5 pulgadas de pantalla, con 512 MB de RAM y procesadores de dos núcleos. La capacidad de la batería, por cierto, aumenta en función del espacio para la misma… A más pantalla más carcasa, más batería y más autonomía. En cuanto a la resolución de la pantalla, 480×854 es el tope en la versión más grande.

 

El Thunder es, de momento, el modelo estrella. El procesador en este caso tiene cuatro núcleos. La resolución aumenta hasta los 854×480 píxeles y las cámaras mejoran hasta los 8 y los 2 megas -frontal y trasera-. Es cierto que es mucho más puntero que los anteriores pero, de momento, se queda algo corto para mirar a la cara a los One, Xperia, Galaxy S, Nexus 5 y compañía. En precio, también.

Smartphones, los mejores de 2013

La campaña de Navidad se acerca y todos los grandes fabricantes de teléfonos inteligentes tienen sus cartas sobre la mesa para ganar una partida de miles de millones de dólares en todo el mundo. En la época del año en la que más terminales de gama alta se venden y en el que todos estamos más dispuestos a rascarnos el bolsillo (¡es Navidad!) ninguno quiere quedarse atrás. Analizamos los topes de gama de cada plataforma para escoger el mejor de este final de 2013.

 

  • Samsung Galaxy S4: su enorme panel de 5 pulgadas tiene una resolución de 441 píxeles por pulgada. Aunque hay una versión supervitaminada de 8 núcleos en algunos mercados, al nuestro ha llegado un más «normal» con un chip de cuatro núcleos a 1,6 GHz (mucho más que suficiente). Su hardware, lleno de sensores, incorpora una cámara frontal de 13 mpx que graba vídeo HD. Todo ello funciona gracias a sus 2GB de RAM, la última versión de Android hasta ayer (4.3) y una potente batería de 2.300 mAh. Sus 130 gramos se pagan a 649€ (libre).

 

 

  • iPhone 5S: la edición más exitosa en ventas de la historia del iPhone es también el más potente. Mantiene una pantalla Retina de 4 pulgadas -la más pequeña de su segmento- y 326 ppp (¿por qué se ve tan bien si tiene mucha menos resolución que la de la competencia?). Cuenta con un procesador a 1,4 GHz que se apoya en un coprocesador que se encarga de todo el trabajo gráfico. El resultado es sorprendente. Aunque cuenta con sólo 1 GB de RAM, las pruebas de velocidad demuestran que su arquitectura de 64 bits lo convierte en el smartphone más rápido del mercado. Sus dimensiones compactas hacen que sea manejable y pese sólo 112 gramos. Viendo sus especificaciones parece que es el peor en todo (cámara de sólo 8 Mpx) pero los pequeños detalles e iOS7 lo convierten en el preferido del público -es el más vendido del mercado trimestre tras trimestre-. La manzana vale mucho. Se paga a 699€.

 

 

 

  • Nokia Lumia 1020: el Windows Phone por excelencia es una maravilla en las manos por tacto, acabados y fluidez. Su pantalla de 4,5 pulgadas cuenta con una resolución de 334 ppp y su procesador a 1,5 GHz se apoya en 2 GB de RAM para que todo funcione correctamente. Y eso que hay que tener en cuenta que su hardware es de lo más completo, incluyendo una cámara de ¡41 Mp! que, por supuesto, graba Full HD. Destaca, como en los Android, por su conectividad vía USB, NFC aunque flojea con una batería de 2.000 mAh que lastra ligeramente su autonomía. El mejor Windows Phone hasta la fecha cuesta 669 euros libre.

 

 

  • Google Nexus 5: este superterminal creado por LG para Google es la quintaesencia de Android. Su pantalla de 4,95 pulgadas tiene una resolución de 445 ppp. Su procesador quad core está más cerca del de un portátil gracias a su frecuencia de 2,3 GHz. Su cámara de 8 mp graba Full HD. Su RAM es de 2 GB. Sus dimensiones son francamente compactas para un dispositivo con todo tipo de sistemas de conectividad y una batería de 2.300 mAh. Una maravilla diferente que cuesta ¡349€! y que corre con Android 4.4. ¿A qué esperas a comprarlo?

 

 

 

  • Sony Experia Z1: una de nuestros fabricantes favoritos ha mejorado un terminal, el Xperia Z, que ya era magnífico. La nueva edición cuenta con un procesador Qualcomm 800 de cuatro núcleos a 2,2 GHz, 2 GB de RAM y una súper cámara de 20,7 mpx que graba Full HD. Con radio, NFC, USB, sistema de audio optimizado Sony, acceso al universo PlayStation y toda la biblioteca de ocio de la casa, un peso de 169 gramos, un acabado a la altura de iPhone y el Lumia y encima resistente a las agresiones y al medio, esta maravilla de 669€ viene de fábrica con Android 4.2 aunque ya se ha anunciado su inminente actualización a Kit Kat. Mucho más que recomendable.

 

 

 

  • HTC One: el que podría ser el canto del cisne de los taiwaneses es un equipo de primera. Su pantalla cuenta con una diagonal de 4,7 pulgadas con una resolución de 469 ppp (cualquier cosa que se visiona en este panel parece un BluRay). Para toda esta exigencia lo han equipado con un procesador de cuatro núcleos a 1,7 GHz y un quinto «fantasma» que ayuda con los gráficos. Su cámara frontal, aunque cuenta con sólo 4 Mp, tiene más resolución en cada uno de ellos (los famosos macropíxeles) con lo que, dicen, tiene la resolución de una de 12. Graba Full HD, damos fe. Con todo tipo de aditamentos en cuanto a conectividad, su batería de 2.300 mAh es de las mejores. Todo ello sin ser el más pesado (143 gramos) ni el más caro: 649€. Merece la pena.

 

Nexus 7, pluscuamperfecta

Hace poco más de un mes Google nos presentó su nueva generación de tabletas Nexus 7. Un dispositivo, fabricado de nuevo por ASUS, que se renovaba con un triple objetivo: ser la tableta Android dominante, ser mejor que el iPad Mini y, sobre todo, seguir manteniendo la mejor relación calidad-precio del mercado. Sin duda, lo ha conseguido.

 

Justo un año después de que llegara la primera Nexus 7, Google ha decidido repetir receta. Su colaboración con ASUS dio como resultados un equipo que aglutinó el 10% de las activaciones de tabletas Android del mercado. La nueva repite capacidad (16 o 32 GB), mejora su aspecto gracias a una carcasa menos rugosa -aunque sigue fallando su marco tan grueso- y nos regala una pantalla que se va hasta los 323 píxeles por pulgada. Una maravilla que reproduce con una soltura enorme cualquier contenido en HD.

 

Pero, la gran mejora no está a la vista. En su interior incorpora el nuevo Tegra 3 con tecnología (4-PLUS-1, cuatro núcleos más uno latente sólo para tareas gráficas) desarrollado por Qualcomm que le permite reproducir vídeos como nadie y multiplica la jugabilidad (que ya era excelente) respecto a la primera versión.

 

Como anunciamos en su momento, esta nueva edición de la tableta solventa una de las grandes taras de la anterior: tiene cámara. Así, incorpora una posterior de 5 mp que, aunque no sea la mejor opción que podían haber implementado permitirá plasmar buenas imágenes, y una frontal de 1,2 pensada para videoconferencias. Desde aquí nos preguntamos por qué ningún fabricante apuesta por una tableta con una cámara a la altura de los smartphones. En las grandes el tamaño puede ser una tara para tomar fotografías pero en un equipo de siete pulgadas no hay gran diferencia con los megasmartphones.

 

La nueva Nexus 7 también será el primer equipo que incorpore de serie la última versión de Android, la 4.3 lo que debería otorgarle una mayor autonomía gracias a la mejor gestión de los recursos que permite este software.

 

 

Sus rivales

 

El nuevo tablet se enfrentará a un mercado repleto de rivales con el mismo sistema operativo (aunque en una versión inferior) y especificaciones superiores. Su ventaja será un precio muy contenido, la garantía de actualizaciones de Google y, sobre todo, que su gran rival, el Kindle Fire HD, parece que no está despegando fuera de los mercados anglosajones.

 

Respecto al iPad Mini, del que se espera una inminente actualización, es superior en todo. Pantalla, procesador, rendimiento, peso y precio. El de la manzana sólo le aguanta el ritmo -y supera- en cuanto al número de aplicaciones específicas para tabletas.

 

Para los que tengáis claro que esta es vuestra nueva tableta, podéis adquirirla en Fnac, El Corte Inglés, Media Markt, Worten, Eroski… o en la tienda de Google en internet (pagaréis en dólares, merece la pena). Sin duda, una de nuestras favoritas.

Chrome Cast, Google sí da la sorpresa

Con todo el mundo pendiente de los resultados de Apple -que no han sido tan malos como podían haber sido- y con la convocatoria de Google ayer pensada para presentarnos nuevos Nexus 7 y móviles (sigue sin llegar el Phone X) nadie se esperaba la llegada de un dispositivo radicalmente nuevo al catálogo de los de Mountain View.

 

Sundar Pichai, vicepresidente de Google y responsable del desarrollo de Android, se sacó de la manga una pequeña llave que se conecta a cualquier televisión -de facto, cualquiera con entrada HDMI, es decir, cualquiera de las que se vende hoy día- y que facilita la conexión con tabletas o smartphones Android, Windows o iOS y portátiles de cualquier sistema operativo. Sólo requiere que se navegue con Chrome. De momento permitirá disfrutar de vídeos de YouTube y Netflix así como de los álbumes de fotos, la biblioteca musical y las canciones de Pandora o Google Music.

 

Además, se puede colocar un Chrome Cast en cada televisor de la casa y que se reproduzcan contenidos diferentes en cada uno de ellos desde un mismo dispositivo móvil sin «molestar» a los demás usuarios. Lo mejor es que ya no hay instrucciones ni configuraciones raras. Sólo se enchufa y se reproduce. Un enorme acierto. Sobre todo porque ya se puede adquirir en Amazon o en Google Play por 35 dólares. Todo un golpe de efecto a un Apple TV que está muy limitado en cuanto a conectividad con dispositivos móviles y, sobre todo, requiere de cables para su funcionamiento.

 

Por ahora, otros distribuidores como Hulu o Spotify han demostrado un enorme interés en seguir la estela de Pandora y Netflix y crear lo antes posible una aplicación que haga sus contenidos totalmente compatibles con un aparato llamado a ser un éxito por precio y concepto.

 

 

Nexus 7, una tableta de 10

 

Picha también enseñó a los presentes la nueva Nexus 7. Es más ligera -más que el iPad Mini-, más fina, tiene la mejor resolución de pantalla del mercado (esperemos que Apple se dé prisa en incorporar los paneles Retina a sus tabletas más pequeñas si no quiere que jueguen con sus mismas armas) y equipa Android 4.3 que, por cierto, mantiene el acertado perfil multiusuario que hace que, por ejemplo, los niños no puedan comprar aplicaciones o acceder a contenidos de sus padres sin su consentimiento.

 

Con 2 GB de RAM y dos cámaras de primera (frontal de 1,5 megas y trasera de 5) la nueva Nexus contará por primera vez con aplicaciones específicas para el dispositivo como la desarrollada por Netflix que permite descargarse películas en alta definición -algo muy útil para aquellas que se vendan en Estados Unidos con conectividad 4G- o un mejorado sistema de sincronización de documentos con Google Docs y Google Drive.

 

Nexus 7 también estrenó una nueva plataforma que desde ayer está disponible para todos los equipos Android. Se trata de Google Play Games y que permite comprar directamente juegos en la tienda de Google sin tener que navegar por la tienda «tradicional». La tableta costará a partir de 229 dólares y estará disponible en el Estado desde el 30 de julio.

Google, las siete claves de la conferencia 2013

Por fin se acerca el verano y con ellas las conferencias de desarrolladores donde Google y Apple nos enseñarán todo lo que tienen en la manga para seguir siendo la referencia. Los primeros serán los de Mountain View que hoy mismo comienzan su I/O 2013 con la duda de qué nos enseñarán: ¿nuevas aplicaciones para Google Glasses? ¿Algún nuevo dispositivo? ¿Nuevos servicios?

 

Entre lo esperado cabe un nuevo servicio de música para hacer frente a Spotify así como un Game Center para Android. La existencia de un mostrador específico para los jugadores de Ingress así como los planes de Nvidia para lanzar Shield, la consola con Android, denotan que el ocio digital empieza a ganar peso en la multinacional californiana.

 

Hay muchas más dudas: ¿qué esconde la remozada imagen de Google Play? ¿Habrá mapas nuevos con un acceso más rápido -en esto, sorprendentemente, les gana Apple-? ¿Evolucionará Android 4 o nos presentarán un boceto del 5? Incluso el lanzamiento de una herramienta que supere a Whatsapp (la poco conocida Babel) ocupa muchos blogs estos días. Respecto al hardware, se da por hecho la llegada de un sustituto del Nexus 4, la duda es si lo seguirá fabricando LG o por fin querrán amortizar la milmillonaria compra de Motorola Mobility. Sobre Q, su nexo de ocio, sigue sin haber noticias. Google TV, YouTube Music y el remozado Google Wallet también tendrán su momento.

 

A pesar de todo ello, aquí tenéis las siete claves de esta nueva conferencia de desarrolladores de Google:

 

 

  1. Google Play Games: los rumores han comenzado este mismo fin de semana. La idea es un centro donde descargar y desarrollar juegos. Donde el usuario podrá guardar estadísticas y ránkings, partidas y modos multijudador. Estará integrada con Google Plus y debería permitir la mensajería entre plataformas. Nos extraña que hayan tardado tanto en replicar el Game Center de Apple.
  2. Aplicaciones para Google Glass: es la patata caliente de Google. El primer dispositivo de hardware que saca antes que sus rivales y sus colaboradores así que ha de apostar por un equipo que está en boca de todos. Se espera que muestren su diseño final y todo lo que los desarrolladores han podido hacer «sólo para sus ojos».
  3. Nuevo Google Maps: necesitan renovarse. Es cierto que son muy intuitivos y los más eficaces pero también que comienzan a tener un interfaz ligeramente aburrido. Hace días se «filtró» una imagen con un interfaz ligeramente mejorado. Se supone que se potenciará la pantalla completa para sacar más partido a los enormes paneles de los equipos Android. Google Plus también tendrá más relevancia.
  4. Babel, el antiWhatsapp: unificar bajo un único servicio de mensajería Chrome, GMail, Google Plus, Android… serviría para potenciar el uso de los Google Gadgets frente a Whatsapp, el emergente Line o los «rivales» ChatOn y compañía. Hay quien apuesta que incluso habrá una versión para iOS llamada Google Hangouts.
  5. Nuevos Nexus: el Nexus 4 es un terminal excelente con, sin duda, la mejor relación calidad-precio del mercado. Es barato, rápido, potente, manejable y está permanentemente actualizado. Pero su falta de publicidad lo coloca muy abajo en las listas de ventas. Hace meses que Google adquirió Motorola Mobility para tener un «departamento de hardware» fiable. De momento no hay frutos. El Nexus 5 -aquí o más adelante- es inminente. La duda es si lo construirá LG o si apostarán por sus propias herramientas. Por cierto, la tableta Nexus 7 también necesita ser renovada.
  6. Android 5 Key Lime Pie: es cierto que hace tiempo que atrasaron su presentación, pero también es cierto que Apple y Google se parecen cada vez más en su forma de interactuar con sus clientes así que una sorpresa de última hora en forma de un Nexus 5 con Android 5 no estaría descartada. Android 4.3 adaptado para smartphones de gama baja está casi garantizado.
  7. Google Watch: es el menos probable de todos pero nadie descarta que antes de que Apple lance su iWatch Google quiera adelantarse. Se sabe que Samsung está trabajando en uno… pero también se sabe que ninguna de estas dos marcas se caracteriza por ser la primera en tirarse a la piscina.

Se abren las apuestas.