Google, de nuevo en la picota

Del mismo modo que le ocurrió antes a Microsoft, Google empieza a ser noticia a diario por sus aciertos… y sobre todo por sus errores y polémicas. Esta semana dos de estas últimas han llegado a sus medios. La primera relacionada con Android, su gran apuesta de presente y futuro. La segunda, por su eterna batalla con China.

Android, ¿software libre?


En los últimos días ha crecido en Internet un debate sobre si el sistema operativo Android incumple la licencia de código abierto GNU GPL. De momento, nadie ha emprendido acciones legales, pero tampoco se descarta que pueda llegar a hacerse.

El problema radica en que la licencia GNU GLP autoriza a quien accede a ella a modificar códigos y redistribuirlos, pero siempre bajo las mismas condiciones a las que accedió a dicho código. De este modo, Google utilizó unos 2,5 megas (700 archivos) para desarrollar su máquina virtual Dalvik, la que utilizar el lenguaje virtual Java en todas las aplicaciones Android. No obstante, Google no redistribuye este código, sino que lo trata como código propietario, esto es, con copyright.

Si estas acusaciones -levantadas por Ray Nimmer, profesor experto en asuntos de propiedad intelectual, y publicitadas por Edward J. Naughton en un artículo que publicó en el Huffintong Post– son ciertas podría darse el caso de que Google tuviera que elegir entre reescribir el código por completo (con los costes y tiempo que conlleva) o distribuirlo libremente (con los problemas que generaría a los fabricantes que se han acogido a Android y que han creado aplicaciones a partir de él a las que tratan como código propietario).

Florian Müller, propagandista de software, advierte de que no hay litigios en un futuro próximo, si bien, podrían darse si alguien quisiera defender los derechos de copyleft del software libre, por dinero, o por enfrentarse a Google.

Todo ello se suma a la demanda interpuesta por Oracle contra Google por su posible vulneración de las patentes Java de la primera.

Google vs China, round 1000…


Por si esto no fueran pocos problemas para los de California, se han enfrascado en su enésima pelea con el Gobierno Chino. Después de que el buscador se instalara en Hong Kong -región que goza de un estatus especial dentro del gigante asiático-, le ha tocado el turno a su aplicación de correo electrónico Gmail. El problema reside en que desde hace unas semanas los usuarios de este servicio se quejan de problemas para acceder al mismo, así como para descargarse los archivos adjuntos… aunque Google diga que no hay ningún problema técnico.

«Por nuestra parte no hay ningún problema técnico. Esta es una obstrucción del gobierno cuidadosamente diseñada para que parezca que el problema es con Gmail». Este es el argumento que la compañía ha hecho público en un comunicado.

Estas acusaciones refuerzan además la polémica posición del Gobierno Chino, uno de los más estrictos con las redes sociales -bloquea Facebook, Twitter y hasta Youtube-, sobre todo desde las revueltas en el mundo árabe.

Portátiles Android, la alternativa

Hace más o menos un mes os presentábamos el último netbook de Acer equipado con dos sistemas operativos: Windows 7 y Android. Ahora os presentamos el resto de modelos del mercado que incorporan el programa de Google y que están llamados a ser los grandes rivales de Microsoft… y Apple.

La mayoría se caracterizan por llevar la movilidad hasta las últimas consecuencias: pequeños, ligeros y potentes, vienen abalados por el éxito que Google ha cosechado en el mercado de los teléfonos inteligentes. Encendido inmediato de los equipos, fiabilidad a prueba de hackers y con una gran autonomía -algunos aguantan varios días en reposo y hasta diez horas con un uso intensivo-, gozan de una amplia conectividad: WiFi, 3G y Bluetooth. Además, Google ha echado su sello sobre ellos: están pensados para los que necesitan estar conectados a todas horas. Aquí tenéis algunos de los mejores del mercado… ¡y son muy baratos!

  • Airis Kira N7000: su pantalla TFT de 7 pulgadas con una resolución de 800 x 480 píxeles es la más pequeña entre todos los netbooks Android del mercado. Tiene 2 gigas de memoria Flash y una autonomía de 3 horas. WiFi, ethernet, tres puertos USB y lector de tarjetas, así como altavoces estéreo y micrófono completan el equipamiento de este pequeñín. Todo ello por 250€. Una buena compra para principiantes.

  • Toshiba AC100: su precio es ligeramente superior al anterior -399€-, sus prestaciones mucho mejores. Dentro de su carcasa trabaja un chip nVidia Tegra que permite al netbook estar conectado un máximo de siete días consecutivos al equipo. Dispone de un indicador LED que nos avisa de cuándo recibimos un correo electrónico. Pantalla de 10 pulgadas con una buena resolución -1.024 x 600 píxeles-, un teclado completo y sólo 900 gramos de peso le hacen rival de cualquier tablet de la competencia. Conectividad WiFi, 3G, Bluetooth, conexión HDMI, receptor GPS integrado y 16 Gb de almacenamiento SSD ampliable con tarjetas multimedia hacen de este dispositivo una de las referencias del mercado. Más que recomendable… hasta para trabajar con él en casa o la oficina.

  • HP Compaq Airlife 100: el más «tablet» de todos. Se enciende inmediatamente y gracias a sus conexiones WiFi, 3G y Bluetooth está permanentemente conectado a la Red y a cualquier otro dispositivo vinculado. Tiene una pantalla similar al anterior -10,1 pulgadas y 1.024 x 600 de resolución- sólo que esta es táctil lo que facilita navegar por algunos menús o páginas web. Su autonomía ronda las 12 horas y sus 16 gigas de capacidad de almacenamiento le ponen en la media del mercado. También equipa GPS con mapas preinstalados y puntos de interés incluidos. En el Estado sólo lo comercializa Movistar… lo que hace que su precio baje hasta los 229€.

Sus precios y su manejabilidad les hacen rivales muy duros para las tabletas y los portátiles… ahora la decisión es vuestra.

Google y Microsoft se preparan para los tablets

Honeycomb, la versión 3.0 del sistema operativo móvil de Google, Android, ya ha llegado. Las primeras demostraciones nos muestran un sistema operativo fluido y totalmente volcado con el entretenimiento que nos permiten aprovechar toda la pantalla. Pero, según la noticia publicada en el [Enlace roto.], la mayor novedad reside en la nueva gestión de la librería digital -similar a la de iTunes de Apple y la de Amazon-, así como un nuevo sistema de gestión de Gmail para los dispositivos.

El sistema se caracteriza, así mismo, por una gran integración tanto con el teclado -que aumenta de tamaño en posición horizontal-, como con aplicaciones web como Youtube. Hasta aquí es todo parecido a un iPad. Su ventaja reside en el sistema de vídeollamadas GTalk habilitada gracias al empleo de cámaras frontales. Según Google, no se trata de una evolución de la aplicación para móviles, sino de una desarrollada desde cero para las tabletas.

De momento, el Motorola Xoom -en la imagen superior- será el primer dispositivo de estas características en incorporarlo. No obstante, las coreanas LG y HTC ya están preparando equipos que puedan sacar el máximo rendimiento del nuevo sistema operativo. Tampoco perdáis la pista al Asus Slider-Pad, que contará con un pequeño teclado físico retráctil con la intención de atraer a ese gran porcentaje de usuarios que siguen siendo reacios al uso de dispositivos con teclados táctiles.

Microsoft también se prepara


La empresa de Bill Gates también se preapara para desembarcar en nuestros dispositivos móviles. Así, Steve Ballmer, máximo mandatario de los de Windows anunció en la inauguración del CES la apuesta de su compañía por los nuevos procesadores. De este modo, Windows 7 será compatible con todos los procesadores y dispositivos del mercado.

Así, después de cosechar éxito con Windows 7 -que no ha tenido problemas para hacer olvidar el nefasto Windows Vista-, se pretende potenciar su versión para móviles. La obsesión es clara: los móviles no deben ser más lentos que los ordenadores. El motivo también: hacer de los dispositivos con Windows Phone 7 verdaderas plataformas multimedia en las que desarrollar juegos como Halo.

Para reforzar sus promesas sobre la mejora de la usabilidad de los dispositivos táctiles equipados con este sistema operativo -muy lejos aún de iPhone y los Android- habló de su primer gran éxito desde que se hizo cargo de la empresa. «Prometimos vender 5 millones de Kinect. En 60 días vendimos 8 millones». No tiene mucho que ver, pero las cifras cantan.