Ultrabooks y smartphones, la movilidad cambia la informática

Si entráramos en un hogar acomodado del año 2001 en cualquier parte de Europa, Asia o de Estados Unidos nos encontraríamos, probablemente, con un ordenador de sobremesa con una bonita torre, el característico salvapantallas de estrellas de Windows y un molesto ruido a módem en algún cuarto del piso, un portátil «ligero» de unos 3 kilos de peso, un televisor de pantalla plana tipo Trinitron y un teléfono móvil que parecería, seguramente, cualquiera de nuestros inalámbricos.

Sin embargo los tiempos han cambiado en muchos aspectos. Con unas «necesidades» de movilidad impensables hace sólo un par de años -redes sociales mediante- los usuarios exigen equipos cada vez más completos y ligeros.

Ultrabooks, el futuro de los portátiles…


En un momento en el que las ventas de ordenadores -tanto portátiles como de sobremesa- ceden sistemáticamente ante el empuje de las tabletas -permitídme esta suerte de «plural» por no hablar del empuje de «la tableta»- los fabricantes de componentes y de los propios equipos han de replantearse completamente la visión del negocio. Sus clientes exigen ordenadores potentes, manejables, rápidos y ligeros. La capacidad de almacenamiento comienza a verse como una necesidad menor gracias a la nube y la velocidad del procesador, la memoria RAM y, sobre todo, la conectividad ganan importancia en el reino de la inmediatez.

Intel, el gran fabricante de chips para dispositivos junto con AMD tienen claro que las tabletas son tremendamente versátiles aunque se trata de «un segundo aparato», como explica Álvaro García, responsable de comunicación de Intel en la Península Ibérica. Necesitan de un ordenador. Y es precisamente en este punto -hasta que Apple y compañía lo solucionen- donde reside la gran oportunidad de los ordenadores.

El gigante de Silicon Valley (comparte origen con Google ya que nació en Mountain View) ha entrado de pleno en la batalla por las televisiones inteligentes conectadas a internet, pero se mantiene al margen del lucrativo negocio de tabletas y smartphones. Su apuesta son los ultrabooks una especie de «hermano mayor del netbook», más potentes, rápidos, con más autonomía -unas cinco horas- y con un sólo objetivo según García: «tener la potencia de un ordenador, la movilidad de una tableta y el precio asequible de un netbook». Ambicioso.

Recién nacidos en el IFA de Berlín tienen como patrón a imitar al nuevo MacBook Air (una vez más Apple marca el ritmo): han de ser compactos, atractivos y tener un precio de entre 800 y, como mucho, 1000 euros. Intel afirma que 2013 será su año y para ello se han marcado varias etapas: de aquí a finales de año se presentarán los modelos de ASUS y Acer; a lo largo de 2012 se estandarizarán en las estanterías de las grandes superficies y prevén que aglutinarán el 40% de las ventas gracias a su potencia -facilitada por chips de 22 nanométros, tremendamente ligeros y eficientes- y a su capacidad de trabajar con vídeo; finalmente, para 2013 su consumo masivo permitirá bajar aún más los precios y mejorar sus baterías así como implementarles pantallas táctiles.

Para que todo esto se lleve a cabo Intel no ha escatimado en esfuerzos: dedicará 300 millones de dólares para incentivar a las empresas a trabajar en estos gadgets. De momento el gancho funciona, a las ya nombradas Acer y ASUS se han unido Toshiba y Lenovo. Asimismo, para reforzar su teoría, un estudio encargado a la consultora GfK concluye que el 80% de los compradores de un ordenador no lo hace por primera vez y que el 82% lo emplea como centro de conectividad a partir del cual añade contenidos a sus otros dispositivos -principalmente teléfonos móviles y tabletas, aunque también a discos duros extraíbles, memorias, videoconsolas e incluso marcos de fotos digitales-. La mala noticia es que más del 90% de los usuarios de una tableta la ha comprado de «modo compulsivo»… y volvería a hacerlo -personalmente doy fe de ello-. Con esto queda claro que el ordenador debe reinventarse para sobrevivir.

… y Smartphones, el futuro de los móviles


Y mientras Intel piensa en cómo hacer más atractivos y útiles a los ordenadores que abastece, las ventas de teléfonos inteligentes en Europa -su gran asignatura pendiente- siguen disparadas. La situación es tal que ya se venden más smartphones que teléfonos móviles «normales». Si en febrero un estudio ya demostró que se vendían más rápido que los ordenadores, ahora ya se han convertido en el gadget tecnológico con más demanda. La gran beneficiada de todo esto es la surcoreana Samsung y la más perjudicada, una vez más, la finlandesa Nokia.

Las cifras hablan por sí solas: en el segundo trimestre del año se comercializaron en Europa Occidental 42,2 millones de terminales -baja un 3% respecto a hace un año- de los que 21,8 millones eran «inteligentes». Sus ventas han subido un 48% y sólo la estrepitosa bajada del 29% lastra el montante total.

Por empresas, Samsung se ha hecho con un 33% de la cuota de mercado gracias a las exitosas ventas de su gama Galaxy que sube sus cifras un 50%. Nokia se sitúa en segundo lugar con un 21% de la cuota (frente al 37% de hace tan sólo un año) ya que sus ventas bajan un 44%. El tercero en discordia es Apple con un 11% y una subida de cuota del 5%… con sólo dos modelos en el mercado.

En cuanto a las cifras totales de smartphones el mapa cambia ligeramente y si bien Samsung sigue siendo el líder  con 4,8 millones de teléfonos entregados y un incremento del 700% el segundo es Apple con 4,6 millones de unidades vendidas y un nuevo lanzamiento a punto de anunciarse que puede desequilibrar la balanza a su favor. En la tercera plaza HTC se aprovecha de su alianza con Google para arrebatarle el tercer puesto a las BlackBerrys de RIM.

Por sistemas operativos Android sigue dominando el mercado por completo mientras los analistas esperan la reacción de los consumidores cuando la comercialización de terminales Nokia con SO Windows Phone 7 salgan al mercado. De momento su cuota en este nicho pasa del 39% (primero en 2010) a poco más del 23% (acumula un 60% de caída).

Vuelta al cole, renueva tu PC

Llega el otoño y con el la vuelta al trabajo, a la universidad o al colegio. Ante esto las empresas informáticas nos presentan sus mejores productos adaptados a todas las necesidades para hacernos más fácil la vuelta de las vacaciones. Después de unos días visitando nuestras tiendas favoritas, aquí tenéis los mejores PCs del momento:

  • Para principiantes: dispositivos hasta 600€ con una buena relación calidad precio, manejables y, sobre todo, ideales para los que se compran su primer ordenador.
    • HP G6-1118SS: con un procesador Intel Core i3-2310M a 2,1 Ghz, 4Gb de RAM DDR3 y un disco duro de 500 gigas, este portátil  de 15,6 pulgadas disfruta de una tarjeta gráfica ATI HD con 512 megas dedicados. Su sistema operativo, cómo no, Windows 7, hace de e´l un equipo ideal para quienes no quiere excesivas prestaciones, excesivos problemas… ni excesivo precio. PVP: 499€.
    • HP G6-1140SS: el hermano mayor del anterior equipa un potente procesador i5-2410M de Intel a 2,3 Ghz. Dispone del mismo disco duro y la misma memoria RAM, aunque goza de una tarjeta gráfica ligeramente superior, una Intel HD. Su precio, sin embargo, es el mismo, 499€. También tiene una pantalla de 15,6 pulgadas.
    • Asus A53SJ-SX462V: los japoneses proponen un equipo con procesador Intel i3-2310M y 4Gb de RAM DDR3. Su disco duro es algo menos capaz que el de los anteriores y se conforma con solo 320 gigas. Su tarjeta gráfica también es menos potente y se conforma con una nVidia GT520M con 512 megas dedicados. A cambio, sólo pagaremos 459€.
    • Toshiba C660-1U1: Toshiba nos presenta un miembro más de su conocida familia Satellite. Se trata de un dispositivo con procesador i3-380M de Intel a 2,53 Ghz que disfruta de 4 gigas de RAM DDR3 y 500 gigas de disco duro. Lo mejor, la tarjeta gráfica Intel HD y su contenido precio de 499€.
  • Para adictos a lo multimedia: sin ser equipos de alta gama permiten buenas prestaciones para jugar, ver películas, acceder a internet y escuchar música. Algo más ligeros que los anteriores, se caracterizan por sus rápidos procesadores y sus excelentes tarjetas gráficas. ¿Su precio? Hasta 800€
    • Asus A73SV-TY125V: con un procesador Intel i5-2410M y otros 4 gigas de RAM DDR3, este Asus con 500 gigas de disco duro entra por la puerta grande de las prestaciones gracias a su tarjeta gráfica nVidia GT540M con 1 giga de RAM DDR3 dedicado. Todo ello por sólo 599€. Sus 17 pulgadas lo hacen menos ligero que sus rivales pero inmejorable para trabajar con él.
    • HP G7-1107SS: su procesador a 2,3 gigas Intel i5-2410M, sus 4 gigas de RAM DDR3 y su tarjeta gráfica de alta definición ATI HD6470M con 1 giga de DDR3 dedicado redondean un equipo con pantalla LED retroiluminada de 17,3 pulgadas, 640 gigas de disco duro y sólo 649€ de precio.
    • HP G6-1127SS: la versión ligera del anterior comparte con él prestaciones a pesar de un menor disco duro -sólo 500 gigas- y una pantalla con la misma calidad pero menos pulgadas: 15,6. Su precio también baja hasta los 599€.
    • Toshiba L775-130: sin duda, uno de los mejores de su nicho. Su potente procesador Intel i5-2410M cuenta en esta ocasión -a diferencia de los anteriores- de una aplicación «turbo» que eleva su velocidad hasta los 2,9 ghz. La memoria sube hasta los 6 Gb de DD3 -más que cualquier Mac- y su disco duro -ampliable- se va hasta los 640 gigas. Su excelente tarjeta gráfica nVidia GT525M con 1 giga dedicado y su nítida pantalla LED de 17,3 gigas permiten el visionado de los contenidos en alta definición. Excelente equipo que sólo flojea en su peso y su precio (799€).
  • Para usuarios avanzados: ordenadores pensados para los que quieren lo mejor en su herramienta de trabajo. Desde 700€ estos equipos procuran un rendimiento excelente, gran velocidad de procesado y una inusitada capacidad de almacenamiento. Incluso su peso es reducido. Una buena elección en todos los casos.
    • Sony Vaio CB2M8E: la única empresa de portátiles con diseño y hardware capaz de sonrojar a Apple presenta un equipo que lo tiene todo. Un procesador Intel Core i5-2410M con función Turbo Boost que eleva su rendimiento hasta los 2,9 Ghz, SO Windows Home Premium de 64 bits, 15,5 pulgadas de pantalla LED HD retroiluminada, 8 gigas de memoria RAM DDR3, 500 gigas de disco duro (hay una versión con 1 tera, pero nos parece excesiva), lector de BluRay, tarjeta gráfica Intel HD Graphics 3000 + AMD Radeon HD 6630M con 1 giga VRAM dedicadas, etc. Lo más sorprendente, su precio, 799€. El rival más duro de esta comparativa gracias a sus puertos HDMI y Thunderbolt. Probablemente, el mejor portátil del mercado en su rango de precio.
    • HP dv7-6171SS: Hewlett-Packard propone un equipo con 6 gigas de RAM DDR3, procesador Intel Core i7-2630QM de cuatro núcleos a 2 ghz, 750 gigas de disco duro, tarjeta gráfica ATI HD6770M, con 2 gigas de memoria GDDR5 dedicados, pantalla LED HD de 17 pulgadas, varios puertos HDMI al que sólo penaliza su excesivo peso (supera los dos kilos) y que no puede equipar BluRay. Aún así, un PC excelente por 899€.
  • Alto rendimiento: si el precio no es problema no te pierdas estos dos equipos que, aunque superan ampliamente los 1.500€ equipan todo lo que un PC puede llevar «encima». Una delicia.
    • Toshiba F750-10M: este miembro de la familia QOsmio de Toshiba equipa un procesador de cuatro núcleos Intel Core i7-2630QM con 8 gigas de RAM DDR3, disco duro de 500 gigas y otros 4 extras de formato SSD, tarjeta gráfica nVidia GT540M, con 2 gigas de RAM DDR dedicados, grabador de BluRay, pantalla HD 3D y sintonizador de TDT. 1.699€ es el precio a pagar por un PC impensable hace sólo unos meses.
    • Asus G74SX-91089V: los japoneses rizan el rizo con un equipo con el mismo procesador i7-2630QM que el anterior y la misma memoria RAM DDR3 de 8 gigas al que le añaden 1,28 teras de disco duro, tarjeta gráfica nVidia GTX560M con 3 gigas de memoria GDDR5 dedicados, teclado retroiluminado y tecnología LED 3D HD para su monitor de 17 pulgadas. La propia empresa lo denomina «el nuevo rey del Gaming» gracias a su sobresaliente rendimiento multimedia. Cuenta con certificado THX y, cómo no, grabadora de BluRay. Vale hasta el último céntimo de los 1.799€ que cuesta. Prácticamente insuperable.
    • Sony Vaio VPCF22C5E: sólo Sony podía hacer el equipo multimedia definitivo. Con un procesador de cuatro núcleos Intel Core i7-2630QM a 2 ghz, 8 gigas de RAM DDR3, regrabadora de BluRay, pantalla Full HD de 16,4 pulgadas LED retroiluminada con tecnología Bravia y cámara de vídeo y fotos Exmor de 1,3 megapíxeles para la web, tarjeta gráfica nVidia GTX560M con 3 gigas de GDDR5 dedicados y sistema de sonido HD surround. Insuperable. Se puede configurar a medida… y superar fácilmente los 2.000€.

Ahora sólo falta que busquéis el vuestro, hay uno para cada uno. Yo, sin duda, me quedo con el Sony CB2M8E, rápido, ligero, barato, elegante y con todo lo necesario -y mucho más-. Acierto seguro.

Eee Pad y E7, Asus y Nokia lanzan sus novedades

Quedan pocos días para el verano, época de asueto y descanso en el que las ventas de dispositivos tecnológicos bajan rápidamente. Todos cambiamos el ordenador, el netbook o la tableta por las chanclas y la toalla. Por eso Asus y Nokia se apresuran a lanzar sus últimas novedades antes de que llegue el estío y, con él, las vacaciones.

Eee Pad, ¿netbook o tableta?


Los netbooks hicieron que Asus -afamada empresa de componentes en sus orígenes- conociera un éxito sin precedentes. Algunos expertos van más allá y dicen que fueron estos pequeños gadgets los que pusieron a la empresa taiwanesa en el mapa de los consumidores.

En cualquier caso, el éxito de los microordenadores ha sido bastante efímero y se ha visto cortado de raíz con la aparición de las tabletas. Para no perder la senda del éxito Asus ha decidido crear un producto con lo mejor de ambos mundos: el Eee Pad.

La primera parte de este aparato es una tableta que sigue los estándares de la referencia del mercado -iPad- y lo hace con una pantalla de 10 pulgadas, un procesador de doble núcleo NVIDIA Tegra 2 y dos cámaras, una en cada lado del dispositivo. Incluso su peso está en la media de su segmento: 680 gramos. Por supuesto, equipa ranura de expansión para tarjetas microSD -así como la posibilidad de cargar contenidos en Flash-.

En cuanto a su software, se trata de Android 3.0 que se actualiza automáticamente a la versión 3.1 en cuanto encendemos el dispositivo y nos enlazamos a una red WiFi sin necesidad de pasar por el ordenador. La única carencia que le encontramos es la ausencia -por el momento- de una versión 3G que lo independice aún más de sus hermanos mayores, los ordenadores portátiles y de sobremesa.

Lo interesante viene en la segunda parte de la descripción: un teclado QWERTY físico que se acopla por la parte inferior de la tableta (a diferencia del artilugio de Apple, la postura natural de Eee Pad es horizontal, no vertical) y recrea un juego de bisagras que nos permite convertirla en un pequeño netbook. Además de la obvia mejora en la escritura, añadir el teclado les ha permitido adherir una segunda batería que aumenta la autonomía del Eee Pad de 9 a 16 horas, récord en el mercado tanto de tabletas como de netbooks.

El Eee Pad, que ya está en las tiendas, marca una tarifa de 399€ para la versión de 16 gigas. Si se opta por acompañarlo del teclado -bastante recomendable- el precio subirá otros 100€. La versión de 32 cuesta 499€ (599€ convertido en netbook). Todo un acierto que permite a Asus diferenciarse ligeramente de la competencia.

Nokia E7, vuelve la moda del teclado físico


Si antes hablábamos del netbook desmontable o la tableta con teclado de Asus, ahora le toca el turno a Nokia y su apuesta en la gama alta de telefonía, el E7.

El modelo nórdico que tiene en el punto de mira a los que creen que el iPhone es demasiado lúdico y las BlackBerrys poco glamurosas aplica una solución práctica del siglo pasado -el primero en tener un teclado practicable fue su «abuelo» homónimo de 1996-.

Con un precio de 495€ libre -en la línea de otros modelos de gama alta como el iPhone 4 o el Samsung Galaxy SII- el dispositivo nos otorga además una potente cámara de fotos con lente Carl Zeiss y un sistema operativo menos rápido y algo más complicado que los exitosos IOS y Android pero igual de fiable: el clásico Symbian.

El sistema de sonido Dolby, sus 64 gigas de capacidad de almacenamiento y su procesador Scorpion + Adreno así como la ranura de expansión y el puerto USB OnTheGo redondean un buen producto que se presenta como alternativa «exótica» -a pesar de ser un modelo del primer fabricante mundial- en un terreno dominado por la competencia. Una buena alternativa.

Portátiles ultraligeros, ¿hay alternativa al MacBook?

La misma semana en la que se ha hecho público el histórico [Enlace roto.] -un 25% en el sector privado y casi un 18% en el cómputo total, se trata de la primera caída desde 2009- según un informe de la consultora Gartner, se ha dado a conocer el incremento millonario en la venta de tabletas -esta consultora no los considera ordenadores-.

Los datos son especialmente crueles con los fabricantes de equipos ultraligeros (nicho especialidad de Acer y Asus) y particularmente buenos para Apple que parece, una vez más, estar al margen de la palabra crisis y se convierte, por primera vez junto con Samsung, en uno de los cinco primeros fabricantes del Viejo Continente.

Asimismo, un [Enlace roto.] llevado a cabo por Canalys -que sí contabiliza las tabletas, y por tanto el iPad, como ordenadores- especula con la posibilidad de que Apple se convierta en el primera fabricante mundial de estos dispositivos en 2012.

Es por ello que, del mismo modo que hicimos con el iPod y el iPad, nos preguntamos si existe una alternativa real al portátil ultraligero de moda, el MacBook. Aquí tenéis algunas de las opciones más interesantes del mercado:

  • Asus U36J: por 849€ la empresa nipona ofrece un netbook con una pantalla LED de 13,3 pulgadas y una resolución de 1.366×768 que unido a un procesador Intel i3-380M a 2,53 Ghz y 2 gigas de memoria DDR3, así como una tarjeta gráfica nVidia GeForce 310M permiten un visionado de imágenes mejor que la media. Su disco duro de 500 gigas y sus 3 puertos USB 2.0 casan perfectamente con los puertos VGA y HDMI. Lo mejor su peso de sólo 1,44 kilos. Lo peor, su escasa batería. Buena relación calidad precio.
  • HP Pavilion DV3-4050es: La opción de Hewlett Packard es ligeramente más barata (799€) pero igual de potente: procesador Intel i3-350M a 2,27Ghz, 4 gigas de DDR3 para la memoria, 300 Gb de disco duro y un sinfín de puertos HDMI, USB, Ethernet, lector de tarjetas, unidad óptica, etc. Como viene siendo costumbre en la casa, buena autonomía, mal peso -2,1 kilos- para un equipo con una buena pantalla de 13,3 pulgadas LED con una resolución de 1.280×800 píxeles.
  • Packard Bell EasyNote Butterfly S: por el mismo precio que el anterior Packard Bell nos oferta un equipo con procesador Intel i5 a 1,8 Ghz, 4 gigas de memoria DDR3, 250 gigas de disco duro -necesitarás sin duda uno externo o trabajar en la nube-, una tarjeta gráfica Intel HD Graphics y un peso de 1,73 kilos. La mala noticia es que bajo su envoltorio de diseño respira una batería con muy poca autonomía que hará que tengas que llevar el cargador contigo a todas partes.
  • Dell Vostro V130: con este equipo sobrepasamos por primera vez los 1.000€ para encontrarnos con un ultraligero con un procesador Intel i3 a 2,53 Ghz, una memoria de 4 gigas DDR3, un disco duro de 320 gigas -sigue siendo algo escaso para este precio-, un sistema gráfico Intel HD Graphics así como una batería de seis celdas de Ion-Litio que tiene bastante más autonomía que los anteriores. Las conexiones HDMI, VGA, eSata, USB 2.0, Gigabit Ethernet y el lector de tarjetas SD redondean un equipo de 1,59 kilos que tiene en su hardware sus mejores virtudes.
  • Sony Vaio VPC-SB1Z9E/B: la multinacional nipona pide 1.300€ por el equipo con una filosofía más parecido al MacBook. Componentes de primera calidad como el procesador Intel i5-2410M a 2,3 Ghz, 6 gigas de RAM DDR3, 500 gigas de disco duro, lector de BluRay, tarjeta gráfica HD AMD Radeon, conectividad 3G, 2 puertos USB 2.0, 1 puerto USB 3.0, lector de tarjetas, ranura de expansión, gigabit Ethernet y una pantalla LED de 13,3 pulgadas con una definición de 1.366×768 en un envoltorio de 1,75 kilos. El sistema operativo, como en los demás es Windows 7 Professional-64 bits. Una maravilla que cuesta cada euro que piden por él.
  • Toshiba Portégé R830: el más caro de esta comparativa -y por segunda vez un producto más costoso que el de Cupertino- es un ultraligero de 13,3 pulgadas con un procesador digno de un equipo de sobremesa -Intel i5 2520M a 2,9 Ghz- y 4 gigas de DDR3 con una unidad de estado sólido de 128 gigas, lector de DVD tarjeta gráfica Intel HD Graphics, conectividad 3G y una amalgama de puertos USB, USB 3.0, HDMI, eSata, Ethernet, etc… que no son suficientes para que el equipo supere los 1,56 kilos. La alternativa más sólida y costosa junto con el Vaio al MacBook.
  • MacBook Air 13: por 1.199€ Apple ofrece su equipo más ligero. 1,32 kilos que albergan una pantalla LED retroiluminada de 13,3 pulgadas con una resolución de 1.440×900 píxeles (la más alta de la comparativa), así como un procesador Intel Core 2 Duo a 2,13 Ghz y 2 Gb de memoria DDR3, así como una unidad de estado sólido de 128 gigas ampliable mediante tarjetas SD. Para los que piensen que son cifras escasas, han de tener en cuenta que se trata de un equipo que trabaja con el novedoso Mac OS X Snow Leopard, más rápido y ligero que el Windows 7 de Microsoft. El sistema gráfico se deja en manos de una tarjeta nVidia GeForce 320M y como salida de vídeo cuenta con un puerto Mini DisplayPort que, previo pago, podrá servir de adaptador HDMI. 2 puertos USB 2.0 se nos antojan escasos como únicas conexiones con el exterior y echamos en falta los maravillosos ThunderBolt del iMac. En cualquier caso, por relación calidad-precio y, sobre todo, por software, sigue siendo una de las referencias de este disputado y decaído mercado.

Tabletas, ¿hay alternativa al iPad?

Del mismo modo que hace unos días analizamos si había alternativa al iPod en el mercado de reproductores portátiles, nos disponemos ahora a descubrir si hay alguna opción frente al iPad, creador y dominador del mercado de las tablets.

A pesar de que muchos expertos, blogueros, revistas especializadas e, incluso, competencia le auguraron un futuro fugaz, las cifras hablan por si solas: después de vender casi 5 millones de la primera edición, todas las dudas sobre un producto con escasa conectividad -el principal defecto que se le achaca- y nombre poco afortunado -una de las acepciones de Pad en inglés es toallita higiénica, lo que hizo que muchos lo llamaran iTampon– se desvanecieron y paso de ser una versión vitaminada de un iPod Touch a convertirse en uno de los productos estrella de la casa de la manzana.

La pregunta que nos hacemos es si este éxito viene por méritos propios, por deméritos de la competencia o por ambas. Veamos cuáles son las alternativas en el mercado estatal para el iPad2.

  • Motorola Xoom: desde la propia compañía lo han llamado el «iPad killer», ¿el motivo?, la antaño dominadora del mercado de telefonía móvil ha echado el resto en el hardware y se ha aliado con Google para que su Android 3.0 mire a la cara al iOS 4.3 de Apple. Cuenta con una pantalla de alta definición de 10,1 pulgadas -misma dimensión que el iPad2-, está equipado con giroscopio, bruja digital, acelerómetro, sensor de luz ambiental y una pléyade de prestaciones que hacen sonrojar a la competencia. En cuanto a conectividad, 3G y WiFi y la promesa de una actualización de software en verano que lo hará compatible con el 4G. Su autonomía es de 9 horas gracias a su procesador Nvidia Tegra 2 de doble núcleo y 1 Ghz, su memoria de 1 giga de RAM y su disco duro de 32 Gb. La ventaja respecto al iPad viene en su cámara trasera de 5 mpx que permite grabar vídeo en alta definición así como la cámara frontal de 2 mpx para videoconferencias. Ya se puede reservar en The Phone House por 579€. ¿El problema? El sistema operativo está más expuesto a virus que el iOS de Apple. Por lo demás, un precio alto -aún así más bajo que en el iPad- por una gran máquina. Tendremos que esperar si es capaz de quitar el halo de icono a su gran rival.

  • Samsung Galaxy Tab 10.1: del mismo modo que el Galaxy S es el único smartphone que ha conseguido convertirse en una alternativa real al iPhone y el Galaxy Player 50 al iPod Touch, el Galaxy Tab es la única tableta que le ha podido arrancar mercado al iPad. Actualmente sólo se comercializa en el Estado en la versión de 7 pulgadas: para algunos más manejable para otros -con Jobs a la cabeza- demasiado pequeña para trabajar o ver algo en su fantástica pantalla. Equipado con Honeycomb 3.0 tiene una cámara trasera de 8 mpx con autofocus y flash LED y una frontal de 2 mpx. En cuanto a conectividad presume de ser compatible con HSPA+ a 21 megas por segundo, llevar Bluetooth 2.1 además de WiFi. Su procesador de doble núcleo a 1 giga le da suficiente velocidad para sus funciones multitarea. Entre otras aplicaciones, permite la impresión móvil así como toda la artillería de Google -como navegación GPS multipanel en 3D-. Disponible con capacidad para 16 o 32 gigas, en el Estado lo comercializan tanto Movistar como Vodafone a partir de 349€ con una tarifa plana de 5GB de 39,90€ al mes.

  • Acer Iconia Tab A500: otro dispositivo equipado con Honeycomb en el que late un procesador Nvidia GeForce que soporta Flash a 1 Ghz con 1 giga de memoria DDR2, pantalla de 10,1 pulgadas y resolución 1.280×800. Bluetooth, WiFi, 3G, HDMI, USB y ranura de expansión lo hacen perfectamente conectable con cualquier otro dispositivo del mercado. Su gran baza, sin duda, el precio: 479€ que lo colocan en primera línea, no sólo frente al iPad, sino respecto a sus hermanos de sistema operativo.

  • Asus Eee slate EP121: la única tableta de la comparativa que se queda en manos de Windows Phone 7. Su pantalla es ligeramente superior a la de sus rivales con 12,1 pulgadas, aunque su resolución es la misma: 1.280×800. Permite un almacenamiento máximo de 64 Gb SSD y en su interior late un procesador Intel i5 470 UM a 1.33 Ghz de doble núcleo y segunda generación que lo convierte en un dispositivo multitarea y que gracias a la tecnología TurboBoost le dota a la tableta de una velocidad superior a la de la mayoría de sus rivales. Equipa un lápiz óptimo, puertos USB, micro HDMI, miniJacks, ranura de expansión de tarjetas, así como dos cámaras, siendo la frontal de 2 mpx. Sólo tiene un pero: tanto equipamiento pesa 1,16 kilos. Poco «portátil».

Como vemos la competencia es cada vez más fuerte. Las distancias en cuanto a hardware se han acortado considerablemente y los softwares son cada vez más similares no sólo en cuanto a interfaz, sino en cuanto a prestaciones, aplicaciones y funcionamiento. Los precios también se acotan. Ahora sólo queda saber si también lo harán las ventas. Lo malo, es que en economía hay muchos ejemplos de que el que da primero da dos veces.