Sony MHC-V7D, ¡más madera!

La fórmula puede no parecer nueva, un sistema de audio integrado con bastante potencia, buena conectividad y un diseño llamativo pero sofisticado. ¿Qué hace entonces especial al Sony MHC-V7D? Que aunque no crea nada nuevo, casi todo lo hace mejor que los demás. Ocupa poco más que un altavoz de una cadena musical, permite gestión por gestos o controlarlo desde el móvil o tableta y su sonido… bueno, su potencia alcanza los 1.440w.

Que Sony haya vendido algunas de sus divisiones recientemente ha hecho que para muchos medios y consumidores se haya convertido en un fabricante por detrás de los dos gigantes coreanos. Pero nada más lejos de la realidad. La capacidad de diseño, la experiencia y las tecnologías en las estanterías de los japoneses y su calidad de construcción siguen siendo la referencia en todos los segmentos de mercado.

Y este centro de sonido es el mejor ejemplo. La tecnología Sony Smart High Power permite aumentar la presión acústica y eso… hace que los graves sean espectaculares. Puede hacer que tu casa retumbe sin la más mínima reverberación. Todo en su sonido es fluido y nítido. En eso tiene mucho que ver la capacidad de personalización del mismo. La configuración es sencilla, sin necesidad de muchos conocimientos en la materia gracias al sistema Clear Audio+ que optimiza siempre todo con un simple toque.

Como es obligatorio, el equipo no es un elemento aislado sino que está diseñado y pensado para interactuar con otros equipos domésticos. El MHC-V7D está preparado para interactuar de forma autónoma con el televisor y el reproductor. De este modo, su ecualizador tiene varias opciones automáticas para adaptarse al contenido. Por lo que pudimos ver en la demostración su modo fútbol -vale para cualquier evento deportivo- es sencillamente espectacular. La experiencia ambiental es la más parecida posible a un campo en directo.

Lo mismo ocurre con su «modo DJ» que permite personalizar las canciones con diversas herramientas  como añadir aplausos, gritos, saxos, reggaes e incluso comentarios y animaciones con nuestra voz. Para ello cuenta con dos entradas de micrófono. Por cierto, esta posibilidad casa perfectamente con el sistema de luz integrado que permite crear efectos de luz asociados a la música.

Lo más espectacular junto a su sonido, sin embargo, es su gestión por gestos o desde otros dispositivos móviles. Para pasar de canción, subir el volumen, ajustar algún la iluminación, etc. podemos emplear gestos bastante intuitivos. Pero si queremos algo más clásico, la tecnología NFC y el Bluetooth permitirá que hagamos todo esto además de escuchar canciones desde los dispositivos móviles. Solo necesitaremos una aplicación gratuita disponible para iOS y Android.

Por cierto, la marca ha anunciado que si este one-box se os queda corto, podréis utilizar el sistema Party Chain para vincularlo a otros equipos High Power de su catálogo y crear un sistema de sonido verdaderamente pro. ¿Su precio? 649€. Muy apetecible.

Denon AVR-X500 y SYS 5.1, todo fluidez

Después de analizar diferentes opciones de imagen y sonido de algunos fabricantes generalistas hoy nos toca el turno de centrarnos en el complemento perfecto para aquellos que huyan de los todo en uno. En esta ocasión presentamos una dupla del fabricante nipón Denon que formará el equipo perfecto con un reproductor BluRay 3D y una televisión Full HD o 4K con sistema 3D.

El equipo AVR-X500, a pesar de ser el de acceso al catálogo del fabricante brinda una potencia de 140W a cada uno de los canales 5.1 del conjunto SYS-391HT que también os presentamos hoy. En total 800 W de potencia contando el subwoofer que serán una delicia de sonido en cada uno de los visionados que hagamos desde el sofá.

Con cuatro entradas HDMI (una de ellas frontal para conectar si queremos un dispositivo externo -incluido uno móvil-) con compatibilidad 3D y otra salida HDMI, es apto para audios con certificados Dolby True HD y DTS HD. Sus convertidores D/A de 192 kHz y 24 bits trabajan con todos los canales para garantizar un sonido de alto rendimiento, fluido y estable.

Como hemos dicho, este miembro de la familia X de Denon hace un equipo perfecto con el conjunto SYS-391 HT con unos altavoces con un rango de frecuencia de 150 a 20000 Hz y una impedancia de 6 Ohmios, excepto el subwoofer de 100 watios que cuenta con un rango de 35 a 150 Hz y una impedancia de 22 ohmios.

Lo mejor, es que la nueva familia, además, cuenta con un software mucho más sencillo, manejable e intuitivo y unos nuevos displays que permiten una lectura mucho más rápida incluso desde el sofá. Esto, que puede parecer secundario, es un factor fundamental para colocar el conjunto a la altura de los todo en uno, que no ofrecen mejor rendimiento pero sí una experiencia de uso mucho más agradable.

 

Samsung, mejorando su experiencia multimedia

Son muy pocos los que ponen en duda que Samsung ha pasado de ser un fabricante que destacaba en el sector tecnológico por sus precios a ser el total dominador de casi todos los mercados en los que entra. El gran fabricante de electrónica de consumo es un referente en paneles para televisiones (curvos y planos), domina el sector de los dispositivos móviles con mano de hierro e incluso goza de los electrodomésticos con la domótica más avanzada. Tan sólo le quedan algunos nichos para demostrar que puede mirar cara a cara a cualquier fabricante por muy premium que sea su historia.

Uno de esos últimos nichos es el de los equipos de imagen y sonido. Home cinemas, barras de sonido, novedosos Soundstands, audio inalámbrico multiroom, o los equipos Giga Sound que se unen a una colección de reproductores BluRay de última generación para hacer de su experiencia multimedia una de las más completas -y satisfactorias del mercado-. Os presentamos a esta gran familia.

  • Barras de sonido. Durante mucho tiempo fabricantes como Sony o Philips achacaron que los televisores Samsung podrían disponer de los mejores paneles pero que su experiencia de audio era muy decepcionante. Aunque este problema se ha solventado sobradamente con los equipos de los últimos años, este handicap hizo que los ingenieros coreanos desarrollaran solventes barras de sonido para completar el audio mediante una conexión segura y rápida vía Bluetooth. Su secreto es integrar válvulas de vacío (una de las características del mejor sonido analógico) con los sistemas Surround digitales en los equipos lo que, unido a los altavoces, permiten un sonido más natural y nítido que se despliega en todas direcciones. Las escalas verticales estratifican los tonos y, al unirse a las imágenes de televisión, crean una experiencia mucho más natural.

Modelo HW-H750, nuestro favorito
  • SoundStand. A simple vista parece complicado que un equipo con un perfil tan delgado pueda integrar ocho altavoces (incluidos los subwoofers) que, además, gracias a su espacio tan estrecho (35 mm) conducen las ondas de audio en un ángulo más adecuado para provocar una inmersión sonora de mayor calidad gracias a una reflexión mínima. Compatible hasta con televisiones de hasta 55 pulgadas, cuenta con la Tecnología Cross Over Activa que amplifica por separado altas y bajas frecuencias y mejora el nivel de detalle de cada nota.

SoundStand HW-H600
 
  • Wireless Audio Multiroom. El concepto puede parecer sencillo pero no lo es. Distribuir altavoces por distintos puntos de la casa para oír lo que queramos (lo mismo o algo diferente en cada uno de ellos) y que, si los reunimos en una misma habitación, se convierte en un sofisticado equipo multicanal. Además, gracias a su tecnología Wireless permite escuchar cualquier lista de reproducción desde cualquier dispositivo. Es tan «sencillo» como conectar el hub que vincula los altavoces a un router, distribuirlos como queramos por la casa y descargar en nuestros smartphones la aplicación (sí, también está en iOS). Además, son un diseño para la vista. No nos extraña que se hayan llevado un premio al mejor producto de audio de este año para la EISA.

Altavoz inalámbrico Multiroom M7
  • Sistemas Giga Sound. Sólo dos cifras deberían dejar claro que hablamos de artillería pesada: 2300 vatios de potencia y 105 dB de nivel sonoro (el mismo que el despegue de un helicóptero). Potencia de sonido con mayúsculas aderezado con todo un espectáculo de luces en sus altavoces gracias a su software DJ Beat Mode. Gracias a la conectividad inalámbrica permite vincularse a cualquier televisor Samsung… y tiene modo fútbol. ¿Quién necesita ir al estadio para oír rugir a la grada?

Modelo MX-HS8000
  • Home Cinema BluRay. La tecnología Audio HD permite una espectacular calidad de sonido. Bajos profundos, agudos nítidos y puros además de una enorme sensación de calidez. La incorporación de válvulas de vacío en algunos equipos (como el H7500WM) permite unas notas altas mucho más naturales. 5.1 canales, compatibilidad con BluRay 3D, tecnología DTS Neo Fusion II que permite la difusión de haces sonoros verticales para crear una experiencia más natural. En definitiva, equipos con un precio sorprendente y una calidad de sonido muy superior a la de otras marcas más afamadas (hasta 1000 vatios) con un diseño a la última.

Home Cinema BluRay 3D H5500, la mejor relación calidad-precio

 

JayBird Freedom Sprint, por y para el deporte

Hace meses que escribimos sobre diferentes opciones que tienen los deportistas -en este caso runners- para escuchar música mientras realizan sus entrenamientos. La opción de un equipo Bluetooth con enganche tras la nuca nos pareció el más indicado y uno de nuestros favoritos era el modelo Freedom Sprint de JayBird, un fabricante especializado es sistemas de audio para deportistas que, entre otros, es proveedor oficial del equipo de triatlón estadounidense.

Ahora, por fin, nos hemos hecho con unos y hemos tenido el placer de probarlos a fondo así que os dejamos el análisis de los mejores auriculares que hemos disfrutado hasta el momento. Lo primero que llama la caja -suele ser un buen síntoma de la calidad del producto- es su trabajado packaging. Una caja en formato de libro que incluye un juego de tres pares de almohadillas y tres juegos de tapones de auriculares (en tres tallas diferentes); ganchos para la sujeción externa en la oreja; un cable USB estándar para cargarlo en cualquier equipo o con un adaptador; y una elegante funda de transporte magnetizada que permitirá transportar todas las opciones en muy poco espacio.

El diseño de los auriculares (en esta segunda versión bastante más ligeros y pequeños según el propio fabricante) está pensado para la práctica de deportes activos. Desde la composición y forma del tapón (resistente al sudor y ergonómico para que se introduzca más eficazmente en el pabellón auricular sin molestar) hasta los controladores de 8 mm que ofrecen un control de audio óptimo en cualquier escenario y que bajos cálidos para eliminar la sensación de fatiga. Incluso el cable, plano, elimina la posibilidad de enredos que distraigan al deportista o le hagan sentir incómodo.

Como cualquier equipo con el sello de garantía de Apple (son unas de la referencia de la Store online de la casa a pesar de la compra de Beats), también permiten responder llamadas y controlar todas las variables del reproductor de música sin necesidad de manipular el iPhone, iPod o iPad, además de ser compatible con los servicios de voz de iOS.

Si nos ceñimos a las especificaciones del equipos se confirman las sensaciones que tenemos después de su uso: excepcional ligereza a pesar de su calidad de sonido (10 gramos); tamaño extremadamente manejable (1,3 cms de alto y fondo y 1,6 de ancho); muy buena autonomía -aunque en la web empiezan por las 250 horas en espera, nos quedamos sin duda en las 4,5 horas a pleno uso, mucho más que suficiente para un amateur-; y unas notables cualidades sonoras que incluyen un rango de frecuencia de 20 Hz a 20 kHz y una sensibilidad de 114 dB.

En su uso diario destaca la excelente conexión Bluetooth. Es cierto que funciona mejor desde el brazo derecho (es en ese auricular donde está el sistema que lo une al smartphone) pero aún así, el funcionamiento es perfecto en cualquier ambiente. Los controles están ubicados en una parte muy accesible del equipo y son fáciles de manejar. ¿Algo que pudiéramos pedirle? Una app a JayBird que nos permitiera saber el nivel de carga y si la conexión es la más óptima. Por lo demás, una compra recomendable que sólo nos dará satisfacciones. Un equipo de diseño pensado por y para el deporte.

Lexus y Mark Levinson, música maestro

Cuando Toyota decidió que era hora de mostrar al mundo lo que sus ingenieros eran capaces de desarrollar creó la marca Lexus. Acrónimo de Luxury EXportations for the United States, crearon modelos cargados de tecnología, motores eficientes y acabados que no tenían que envidiar en nada a la triada Mercedes-Audi-BMW.

 

En Japón tuvieron en cuenta que la música y el placer de conducción llevan unidos décadas desde que Cadillac empezó a implementar los primeros ¡tocadiscos! en sus modelos de lujo. Así, a principios de los ’90 la filial comenzó a buscar en el mercado de sonido de alta fidelidad un socio de primera para incorporar los mejores equipos de audio disponibles en sus vehículos.

 

La compañía elegida fue Mark Levinson, una pequeña empresa fundada por un músico de vocación que en 1968, con sólo 21 años, se convirtió en leyenda al construir el mezclador del Festival de Woodstock. En 1972 fundó Mark Levinson Audio Systems que cuatro décadas después se mantiene como una de las referencias en el ámbito de las compañías de audio de alto rendimiento.

 

El modelo elegido para comenzar su andadura juntos fue el LS, el buque insignia de la casa. El sistema implementado contaba con 19 altavoces y 7.1 canales que incorporaban varios amplificadores «ultra-eficientes». Desde entonces la colaboración de ambas compañías ha sido inseparable.

 

El siguiente reto llegó con los híbridos -la gama estrella de la filial de Toyota-. Diseñados para proporcionar una conducción silenciosa y refinada, se presentaron como la oportunidad perfecta para que la casa americana ofreciera a los clientes una experiencia más cercana a la de una sala de conciertos que a la del habitáculo de un turismo. De hecho, según Levinson, replicar en una sala la calidad de sonido de los 13 altavoces y el amplificador clase D del CT200h requeriría una inversión de más de 100.000€ en un equipo HiFi de última generación.

 

Así, el último miembro de la familia, el exitoso compacto CT200h cuenta con una adaptación de 13 altavoces con sonido envolvente 7.1 que admite cargar música desde CDs, USB, cualquier dispositivo multimedia e, incluso, música en streaming desde un smartphone gracias a la conexión Bluetooth 4.0.

 

Mark Levinson (ahora propiedad de Harman Kardon) ha trabajado en un factor de distorsión bajo que proporciona una alta potencia al sonido y mantiene la pureza y resolución del mismo. Los datos hablan por sí mismos: 250 vatios con una distorsión armónica de menos del 0,1%. Además, para minimizar el consumo -clave en cualquier híbrido- han aplicado la tecnología GreenEdge que permite duplicar la potencia de sonido con un consumo igual al de un equipo profesional.

 

Todo ello se ha concebido -según las dos compañías- siguiendo tres premisas: alta resolución, que permita distinguir individualmente cada instrumento; alta estabilidad, para identificar fácilmente la procedencia de cada instrumento y de los tonos; y excelente armonía, con un sonido de alta elongación, reverberación y profundidad.

 

El trabajo de Levinson con cada modelo -no sólo gama, sino dependiendo de la motorización de cada una de ellas- hace que los altavoces se coloquen en puntos diferentes, cuenten con una sintonización exclusiva y una potencia relativa diferenciada. Así, el LS600h incorpora 19 altavoces y un sonido envolvente 7.1; la berlina GS450h, suma 17 altavoces de 835w y el SUV RX 450h y la berlina media IS200d, 15 altavoces con sistema Surround 7.1.

 

Desde 2001, Levinson y Lexus tienen un acuerdo de colaboración de 50 años que hace que sólo la gama de lujo de Toyota pueda equipar la tecnología del fabricante de New Haven. Calidad suprema de por vida.