HTC y Blackberry, los que faltaban

En pleno Mobile World Congress de Barcelona referido a telefonía móvil la taiwanesa HTC y la canadiense BlackBerry se han apuntado al enorme negocio de las tabletas.

Bajo el nombre «Flyer» y equipada tanto con sistema Android como Windows -a elección del comprador-, HTC ha presentado un potente dispositivo que se caracteriza por incorporar, además de una pantalla táctil de última generación, un lápiz capacitivo con tecnología Scribe que permite tomar notas sobre una página web o un archivo multimedia.

Con 7 pulgadas de tamaño y sólo 420 gramos de peso, puede conectarse a una televisión y funcionar como control de la misma, o como simple pantalla «repetidora». Y ya que han sido los últimos en llegar, han tirado la casa por la ventana añadiéndole un servicio de vídeo bajo demanda -HTC Watch- y un servidor de juegos streaming con su sistema OnLive.

HTC Watch tendrá en breve disponibles cientos de canales que serán visibles mediante una conexión de alta velocidad HSDPA+.

BlackBerry 4G

Research In Motion -RIM- fabricante de las famosas BlackBerry no se ha querido quedar atrás y ha lanzado también su Playbook que dispondrá de tecnología LTE (Long Term Evolution) para optimizar la conectividad sin cables para tecnología móvil o, lo que es lo mismo, el esperado 4G.

En la primera mitad del año presentarán una primera variante que podrá navegar por la Red acoplado a cualquier BlackBerry o mediante una conexión WLAN. Su objetivo, de momento, es que los empresarios -principales clientes- puedan leer sus correos electrónicos más cómodamente desde una pantalla de 7 pulgadas, así como disfrutar de un sistema de navegación rápido que soporta Flash y que permite visionar contenidos en Alta Definición.

Aplicaciones, las reinas del Mobile World Congress

Como cada año -de momento- Barcelona ha sido la sede del Mobile World Congress, la feria de móviles más importantes del mundo. Y ante la incertidumbre que rodea a todos los sectores, sólo se da por seguro que el sector de las aplicaciones para estos dispositivos, el App Planet, crecerá exponencialmente. Durante 2009 se descargaron 6.400 millones y las expectativas de crecimiento indican que durante este año se rondarán los 10.000 millones.

Samsung, Nokia y BlackBerry son los tres fabricantes que más han apostado por este mercado, aunque la presencia de MacWorld Mobile (Apple no está en esta feria) y de Android Market es más que destacable.

Sin embargo, como ocurre con todo lo relacionado con la tecnología, las cifras son muy diferentes por continentes. Así, aunque Asia es el principal cliente de estos productos -un 36% de las descargas se dan allí-, si se mide por ingresos, es Estados Unidos el principal destino con un 41,6% de las compras planetarias. Aún así, se prevé que en 2014 tomará el relevo al gigante norteamericano.

Por fabricantes, el despliegue de Nokia ha sido el más llamativo. El lanzamiento del flamante N8 ha sido todo un revulsivo para Ovi -la tienda de aplicaciones finesa- que ha pasado en un sólo año de las 8.000 a las 25.000 aplicaciones. A pesar de ello, estas cifras están todavía muy lejos de las 130.000 de Android Market -Google- y de la AppStore de iTunes.

Precisamente, el éxito de ésta última ha quedado patente con la descarga de la aplicación número 10.000 millones, según publicaba el pasado sábado 22 la revista Time. Las ventas de 10 millones de iPhones desde su lanzamiento en 2007, así como los buenos resultados de ventas del iPad -dueña del 95% del mercado mundial de tablets-.

El afortunado comprador de esa aplicación recibirá, según a anunciado la propia Apple una tarjeta regalo de 10.000 dólares para gastar en su tienda online. Seguro que podrá aprovecharlos con el nuevo catálogo de películas y series de televisión que implementa la tienda de la manzana.

BlackBerry Torch 9800, dos teclados mejor que uno

Hasta ahora la empresa canadiense RIM había tenido como público objetivo a ejecutivos de las grandes firmas que necesitaban acceder a sus cuentas de correo electrónico en cualquier momento y en cualquier lugar. Y en su mercado se convirtió en la referencia con un servicio de mensajería insuperable (lo siento por los incondicionales de la Serie E de Nokia e, incluso, del correo Push de iPhone). Pero, precisamente, este gran éxito provocó que las demás prestaciones de los terminales fueran secundarias para la compañía. Las cámaras fotográficas y las aplicaciones eran su talón de Aquiles. Su teclado qwerty, el secreto de su éxito.

Pero en unos meses todo esto ha cambiado: sus clientes ya no son ejecutivos y altos cargos ávidos de conocer el devenir de las divisas, sino jóvenes que quieren comunicarse con sus amigos y conocidos gracias al eficaz (y sobre todo gratuito) BlackBerry Messenger. Además, pueden sincronizar sus cuentas de correo y disponer de las obligadas aplicaciones para redes sociales.

Y en una época donde el iPhone es el referente y los Android el camino -Windows Phone7 todavía es muy «joven»- los de la doble B han echado el resto. ¿Por qué disfrutar sólo de un teclado físico si, para navegar por Internet, también vale una pantalla táctil? La respuesta, la potentísima BlackBerry Torch 9800.

Han trabajado sobre el anterior sistema operativo y lo han adaptado a las nuevas necesidades. El BlackBerry OS 6 es mucho más rápido que el anterior y mantiene su carácter estable, sencillo e intuitivo. Han potenciado su capacidad multimedia con una memoria interna de 8 GB ampliable hasta 32 con una ranura de expansión para tarjetas SD. Han incluido una pantalla multitáctil (moviendo los dedos ampliamos y disminuimos el tamaño de las imágenes, al modo iPhone) y mejorado considerablemente el reproductor de música y vídeo.

Además, y siguiendo su tradición de conectividad total, permite integrar en un sólo sistema todas nuestras redes sociales, cuentas de correo, chats y comentarios en una sólo aplicación, lo que hace que sea mucho más sencillo controlar los contenidos de todas ellas.

La cámara también ha sido mejorada y ahora los cinco megapíxeles de resolución van acompañados de un flash LED y un estabilizador digital de imagen -inferior en funcionamiento al óptico de las cámaras de fotos, pero muy superior al de otros smartphones- que permite captar fotos en once modos diferentes, así como grabar imágenes en movimiento.

Para hacer frente a los Android y iPhones también ha fortalecido el programa de navegación. Ahora podemos ver varias hojas a la vez gracias a la navegación por pestañas, iconos y nombres personalizados en el sistema de búsquedas. Los menús gráficos han ganado definición y, además, permiten personalizarse hasta límites insospechados. Y para que no nos quedemos con las ganas, han mejorado también la batería -ya de por sí duradera en los demás modelos de la casa- y han ampliado su autonomía hasta las 5,5 horas en conversación, 27 en reproducción de música y 6 de vídeo.

Todo ello, además, acompañado del obligado Bluetooth, WiFi, módem anclado, GPS, suite de trabajo de BlackBerry y total compatibilidad con los demás sistemas operativos (ventajas de llevarse bien con Apple, Microsoft y Google).

En el Estado, de momento, sólo la tendrá Movistar, a un precio desde 99€ para particulares, aunque según varios blogs en Internet, pronto podría llegar a Vodafone y otros competidores.

Parece que han llegado tarde a este mercado, pero que han llegado para quedarse.