Kodak y Samsung, polos opuestos

Son dos gigantes del mercado tecnológico pero esto es lo único que tienen en común dos multinacionales que son el vivo ejemplo de la transformación que está sufriendo este universo. KodakSamsung representan, mejor que nadie, el pasado, el presente y el futuro de nuestros dispositivos.

Beneficios récord para los coreanos…


Sus cifras parecen abrumar a todo el mundo -menos en Cupertino-. En el último trimestre del año su beneficio neto alcanzó los 3.500 millones de euros. Un 22% más que el periodo anterior… y todo indica que el crecimiento seguirá a este ritmo. La clave, sin duda, su división de teléfonos móviles. Su filial comercializó 35 millones de terminales entre octubre y diciembre, un 25% más que el trimestre anterior cuando, por primera vez, superaron a Apple, su gran rival.

Lo más curioso es que los dos grandes dominadores de este mercado son novatos en el negocio. Los californianos no empezaron a vender el iPhone hasta 2007 y los coreanos, aunque estaban en el mercado desde los 90 no se volcaron en los teléfonos inteligentes hasta 2006 y no vieron beneficios hasta 2010. Sólo un año después los terminales suponen el 36% del beneficio global de la empresa.

Parece que ni siquiera los litigios entre ambas empresas -que han bloqueado, incluso, las ventas de dispositivos en algunos países- mitigarán los ingresos de los mismos. De hecho, BNP Parisbas prevé unas ventas para Samsung de 170 millones de terminales en 2012 casi el doble de los 97 que comercializó en 2011. Su extensa gama de productos es fundamental para cimentar estos números. Parece que sólo la enorme crisis que estamos viviendo en Occidente y la caída de precios de las pantallas planas puede suponer un problema en los beneficios del primer fabricante electrónico mundial.

… y apuros para los neoyorquinos


Si Samsung se presenta como una empresa joven, dinámica, con un catálogo atomizado y proveniente del nuevo motor económico mundial -Asia-, Kodak representa la reconversión que los países del otrora «primer mundo» están sufriendo.

La que antaño fue la gran empresa fotográfica mundial -su enorme colección de patentes y su reputación lo confirman- está pasando por unos de los peores momentos de su larga trayectoria. La Bolsa de Nueva York (el mayor mercado de valores del planeta) ha amenazado con expulsarla del parqué si no consigue en el próximo medio año que sus acciones cierren por encima del dólar.

El valor bursátil de la empresa fundada en 1892 está por debajo de los 176 millones de dólares (Apple, por ejemplo, supera holgadamente los 300.000 millones) y ni siquiera su anuncio de acogerse a la Ley de Suspensión de Pagos estadounidense parece haber animado a los accionistas.

Antonio M. Pérez, el CEO español de Kodak, ha planteado una doble estrategia para salvar a la compañía: por un lado la venta de una buena parte de su cartera de patentes, valorada en más de 3.000 millones y, por otro, centrarse en el negocio de las impresoras. No obstante, parece que ambas opciones tienen tantos problemas como beneficios.

La primera está prácticamente bloqueada desde que la Comisión de Comercio Internacional haya pospuesto hasta septiembre de este año su decisión sobre el litigio que los de Rochester mantienen contra RIM y Apple a los que reclama 1.000 millones de dólares por utilizar su tecnología para implementar cámaras fotográficas en teléfonos y tabletas. Las esperanzas para la empresa residen en la reciente victoria que obligó a Samsung a abonar 650 millones de dólares por vulneración de patentes.

Pérez ha reiterado muchas veces que no tienen intención de fabricar terminales, pero sí de cobrar lo que corresponda por sus patentes. Sobre todo si tenemos en cuenta que fue Kodak la inventora de la cámara de fotos digital. El 85% de las cámaras del mercado utilizan tecnologías registradas por los americanos. Es por ello que tanto Microsoft como la propia Samsung han mostrado un especial interés en hacerse con dichas patentes.

Precisamente el dinero que obtienen de estos derechos lo reinvierten en su [Enlace roto.] que tiene en los periféricos para ordenadores su mayor baza. En especial las impresoras un negocio en el que, a pesar de haber grandes fabricantes -Epson, Canon, HP, Brother, etc.- no hay un dominador claro. Parece que los próximos meses -en noviembre se cierra el año fiscal- se presentan vitales para la supervivencia de un nombre histórico en el mercado tecnológico y audiovisual.

2011, los mejores gadgets del año

Un año más hemos de recapitular los mejores dispositivos que han llegado a nuestras manos. Al igual que hace doce meses nos centraremos en productos que sean interesantes no sólo por sus prestaciones sino también por su relación calidad precio. Televisores, Home Cinemas, videocámaras, cámaras de fotos, tablets, reproductores de música portátiles, marcos de fotos digitales, smartphones, auriculares y muchos más gadgets que no sólo nos hacen la vida más fácil, sino también más entretenida.

Mejor televisor del año


Serie D8000 de Samsung: si el año pasado su antecesora nos maravilló por su diseño, su calidad de imagen (también 3D) y su sorprendente precio, este año la D8000 nos muestra una vez más por qué Samsung es uno de los mejores fabricantes del mercado. A todo lo anterior le suma un marco aún más minimalista, una resolución sólo por debajo de las 4K y una conectividad impresionante. ¿Qué nos preparan para 2012 los ingenieros coreanos? Lo esperamos ansiosos.

Mejor Home Cinema con BluRay integrado del año


LG HX976TZW: este año los de Samsung no han podido hacer «doblete» y el premio se ha ido a la cercana Bulsán. A su extraordinario diseño hay que sumarle una calidad sonora a la altura de equipos mucho más caros. Además, es la demostración de que los equipos Bluetooth son el futuro. Su acabado minimalista en negro piano, su reproducción de 3D pasivo, su conectividad con contenidos streaming y su total compatibilidad multiformato hacen que adoremos este equipo de sólo 699€.

Mejor videocámara HD


Canon Legria HFS21: puede que 1.159€ por una cámara puedan parecer mucho dinero pero su memoria Flash de 64 gigas -ampliable hasta 96 vía tarjetas SDHC- su pantalla táctil de 3,5 pulgadas y, sobre todo, su sensor CMOS Full HD la convierten en la mejor del mercado. La resolución de sus imágenes -incluso en condiciones de luz escasa- te harán sentir como Michael Bay. Sencillamente insuperable.

Mejor cámara fotográfica del año


Olympus PEN E-P3: si el año pasado nos decantamos por la SP-800UZ por su excelente zoom óptico y su buen sistema de estabilizadores de imagen este año nos decidimos por la gama PEN. Por 799€ (sin contar los objetivos) los nipones unen en este equipo lo mejor de las DSLR -potencia y velocidad- en el tamaño de una compacta. Gracias a sus objetivos intercambiables la E-P3 puede reenfocar hasta 120 veces por segundo nos ofrece una pantalla OLED táctil un sensor CMOS de 12,3 pulgadas así como una decena de filtros artísticos y la posibilidad de registrar vídeo Full HD. Indispensable.

Mejor videoconsola del año


Microsoft Xbox 360: puede que los teléfonos y los sistemas operativos ya no les salgan tan bien como antes a los de Redmond, pero su diseño, su conectividad con los smartphones y los PCs, la enorme tienda Zune y, sobre todo, el mejorado Kinect -así como un súper catálogo- hacen que, por una vez, nos decantemos por Microsoft. Sólo les falta el BluRay (y nos tememos que tardará mucho en llegar) para ser perfecta. Xbox Live, sin duda, determinante. Y además es más barata que la PS3 (249€).

Mejor sistema operativo del año


Apple iOS 5: aunque dudamos hasta última hora entre elegir un entorno móvil o uno «fijo» nos decantamos por los primeros debido a su mayor implantación y manejabilidad. Su peso específico es tal que hasta los segundos intentan integrarse con los primeros (Lion X y Windows 8 son claro ejemplo). Esta vez, a pesar de la gran mejora que supone Android 4 y, sobre todo, Windows Phone 7.5 Mango, respecto a sus predecesores, nos decantamos por el primero -con permiso de Web OS-. Es sencillo, rápido, intuitivo, sencillo y, sobre todo, estable y seguro. Sólo le queda evolucionar ligeramente el interfaz para que sus rivales no tengan nada que hacer. Apple sigue dominando.


Mejor tablet del año


Apple iPad 2: puede que cada vez los rivales estén más cerca. Que cada vez haya más competencia, que se espere con ansiedad de la llegada del «3» pero, sin duda, hasta que esto ocurra, es la tableta por excelencia. Fugaz, elegante, intuitivo… Sigue siendo el mejor trozo «portátil» de tecnología del mercado y su conjunto cristal-aluminio-smart cover sigue siendo insuperable. iOS 5, AppStore e iTunes hacen el resto. El único que, siendo más antiguo que la competencia consigue que ésta parezca obsoleta.


Mejor reproductor portátil del año


Apple iPod Touch 7G: hace un año dimos como ganador a su hermano el Nano por la diferencia de precio. Este año, con la bajada que ha sufrido su tarifa (desde 189€) el Touch se convierte en un perfecto compañero de viaje. Además, su renovado diseño hace de él, sin duda, el mp5 definitivo.

Mejor smartphone del año


Apple iPhone 4S: ningún año los rivales habían estado tan cerca del iPhone. El Galaxy S II fue casi el mejor durante semanas. El bestial HTC Sensation y su superprocesador son casi igual de rápidos que el A5. El LG Optimus 3D ofrece imágenes tridimensionales y el Sony Ericsson Xperia Arc S es el mejor terminal venido nunca de Japón. Pero el lanzamiento póstumo -ya no estaba Steve Jobs- de la versión 4S dio al traste con todo ello. Su procesador es ágil, su capacidad óptima, su integración con la nube excelente, su cámara, la mejor, su software -Siri incluido- está años luz sobre Android y Windows Phone (BlackBerry OS y Symbian Belle no están en esta liga)… además, es el más deseado y el más vendido. Eso sí, esperemos que el 5 dé un verdadero salto o Apple tendrá problemas.

Mejores auriculares del año


Sennheiser HD 449: su diseño circumaural les permite aislar el sonido de cualquier ruido exterior y su diseño ergonómico les permite una comodidad excepcional. Su diafragma de neodimio amplifica las frecuencias acústicas y su cable de 1,6 metros lo hace especialmente apto para smartphones y reproductores portátiles de gran capacidad. Los ingenieros de sonido alemanes lo han vuelto a hacer. Excelentes… y sólo cuestan 90€.


Mejor marco de fotos digital del año


Sony DPF-WA700: puede que su pantalla táctil no te sorprenda. Es posible que su panel táctil de 7 pulgadas LCD de alta definición tampoco. Su «disco duro» de 1 giga es bastante habitual… pero no tanto su conexión de radio por internet, su conectividad WiFi, su programa de información meteorológica y su software de reproducción de vídeo en alta definición. El temporizador de apagado y encendido sólo redondean un gadget de 185€. Brillante.


Mejor app del año


Google Body: si hay algo por lo que nos gustan los smartphones es por las aplicaciones. Convierten nuestro dispositivo favorito en lo que queramos. En un negocio que mueve miles de millones cada mes no podía faltar un premio. Esta vez nuestra elegida es Google Body. Gracias a ella podrás desmenuzar un cuerpo humano desde cualquier dispositivo Android (qué pena para los iOS adictos). Podrás observar los músculos, órganos o huesos… en 3D. Además, el prodigioso software permite acceder a diferentes capas de profundidad, navegar por las áreas del cuerpo que prefieras y pinchar cada elemento para aprender más de él. Lo mejor (por lo menos para nosotros) es que permite hacer búsquedas textuales para encontrar partes del cuerpo cuya ubicación desconoces. El programa creado entre Google y Zygote es, sencillamente, espectacular. Y además didáctico.



Mejor ordenador del año


Apple MacBook Air 2011: dejamos para el final la que es, para nosotros, la categoría más importante. De ellos viene toda la evolución tecnológica y, aunque parezca que no, de ellos depende que siga siendo así. Nacido como el primer ultraportátil cuando ni siquiera existía esta denominación, el equipo de Apple es la redefinición del mercado por sí mismo. Con un grosor de 17 milímetros (sí, has leído bien), en su interior late un salvaje procesador Sandy Bridge de Intel así como almacenamiento en estado sólido. ¿Su traducción? Velocidad extrema -sus puertos Thunderbolt lo confirman como el más rápido, con mucha diferencia, del mercado-. Si unimos esto al sistema Mac OS Lion X y un trackpad multitáctil la fusión con el mundo de las tabletas se confirma. Lo mejor, aún así, es poder acceder al mejor ordenador del mundo por sólo 949€. Bestial.

Mención especial del año


A modo de postdata nos referiremos al «invento» del año que revolucionará nuestro modo de ver la tecnología. Se trata de la nube. Algunos lo llaman «iCloud», otros Amazon Cloud o Skydrive… en cualquier caso, poder unir todos los contenidos de todos nuestros dispositivos en cualquier lugar en cualquier momento es, sin duda, la revolución tecnológica del año. Por primera vez lo importante son los procesadores y no los gigas de disco duro. Una nueva era ha llegado.

Cámaras, fotografía tus vacaciones

Se acerca el verano, llegan las vacaciones, los viajes, las cenas, los buenos ratos en la playa. Llega el momento de que los guardes con tu cámara de fotos y los recuerdes más adelante. Aquí te damos cuatro ejemplos de cuatro maravillosas cámaras -cada una para un tipo diferente de fotógrafo– para que no se te escape ningún recuerdo.

  • Samsung SH100: por sólo 199€ podrás disfrutar de una pequeña compañera de viaje que cubrirá, con creces todas tus necesidades. Dotada con WiFi y DLNA te permitirá, entre otras cosas, compartir tus fotos en la red, conectarla a un dispositivo móvil para que funcione de control remoto o sistema de GPS -siempre y cuanto también funcione con Android, ellos recomienda en Galaxy S- o hacer copias de seguridad de tus fotos y vídeos en el PC. Su sensor de 14,2 mpx y su objetivo de 26 a 130 mm (nada mal para una cámara compacta) se une a un práctico estabilizador de imagen digital y a un zoom óptico 5x. Su sensor CCD te permitirá grabar vídeo HD 720p y su pantalla táctil de 3 pulgadas redondean un producto de sólo 119 gramos de peso.

  • Panasonic Lumix DMC-FT3: otra compacta -aunque un poco más pesada y grande-, aunque esta vez pensada para los deportistas. GPS, altímetro, barómetro, brújula y vídeo HD son algunos de los dispositivos que equipa esta Panasonic de 399€ con sensor CCD de 12 mpx. Su objetivo de 28 a 128 mm y su estabilizador Power O.I.S. unidos a una velocidad de obturación de 8-1/1.300 segundos, un zoom óptico 4,6x y una sensibilidad de entre 100 y 6.400 ISO garantizan imágenes de calidad en cualquier situación. Su pantalla de 2,7 pulgadas facilita el uso de un interfaz que podría ser más intuitivo pero que, en general, es bastante sencillo. Por cierto, el objetivo corre de la mano de Leica, toda una garantía que se apoya en la contrastada función de autoenfoque de Panasonic.

  • Olympus PEN E-PL2: esta Micro Cuatro Tercios de 599€ sirve de acceso a las cámaras réflex así como de sustituta de la anterior E-PL1. Su toque retro sigue siendo su seña de identidad a simple vista, pero lo mejor, está en su interior. Su objetivo retráctil oculta un sensor de 17,3 x 13 mm y una resolución de 12,3 mpx. Su pantalla de 3 pulgadas nos permitirá disfrutar con los vídeos HD (1.280 x 800) que grabemos y su sensibilidad de entre 200 y 6.400 ISO y su sistema de disparo continuo así como los «filtros artísticos» que caracterizan a la gama PEN son sólo mejoras en unas imágenes francamente buenas. Una vez más Olympus ha hecho una gran cámara que le ayudará a captar clientes -más que a hacer que los propietarios de la E-PL1 adquieran la nueva-.

  • Canon EOS 600D: la réflex de referencia en el mercado se renueva. Entre las mejoras destacan un nuevo sensor CMOS con una resolución propia de una cámara profesional -18 mpx-, un tamaño de 22,3 x 14,9 mm y una sensibilidad extraordinaria de entre 100 y 12.800 ISO. Permite grabar vídeo Full HD (1.920 x 1.080) a 30, 25 o 24 frames por segundo y tiene una velocidad de disparo continuo de 3,7 fotogramas por segundo. Su peso va en consonancia con todas estas cualidades: 570 gramos que harán que en ocasiones pienses en un buen trípode para las panorámicas. Otra de las novedades más llamativas es la integración de Flash Wireless, un sistema que permite sincronizar el dispositivo con flashes externos -aunque sólo es compatible con luces de la casa-. Su pantalla practicable, la inclusión de filtros creativos y su editor de clips ponen la guinda a una cámara un poco más grande que las de la competencia y pensada para aficionados de la fotografía por su precio: 799€.

Ya tenéis las opciones, ahora sólo os queda el viaje.

Panasonic FZ 100, lo mejor de dos mundos

A todos los que somos aficionados a la fotografía sin llegar a ser unos «profesionales» se nos formula una pregunta cuando queremos renovar nuestro equipo: ¿réflexcompacta? Sin embargo, cada vez son más las marcas que procuran crear productos a medio camino entre ambas. Buen ejemplo de ello son las cámaras puente o súper zoom. Una de las últimas acaba que de salir al mercado tiene buena pinta y mejor apellido: Lumix FZ 100.

La FZ 100 es un dispositivo ideal para aquellos usuarios que quieren una máquina de buenas prestaciones, un objetivo de mucho recorrido y, sobre todo, no realizar un gran desembolso por todo ello: 499€ es el precio recomendado por los japonenes a los distribuidores.

A simple vista parece una réflex compacta y su diseño facilita un buen agarre y un manejo sencillo y rápido. Un gran dial principal y unos botones muy intuitivos -también «simulan» los de sus hermanas mayores- se unen a una estructura en plástico con algunos detalles metálicos para dar con un acabado bueno. La pantalla LCD de tres pulgadas es desplegable para facilitar los encuadres, autorretratos y para funcionar como protector de la propia cámara cuando se cierra.

El interior

Pero como en casi todos los dispositivos tecnologicos, lo importante está en «el interior». El objetivo equipa una óptica Leica con 24 aumentos que ofrece un angular entre 25 y 600 milímetros. Eso sí, como en toda cámara bridge hemos de entender que la resolución final cuando «forzamos» la máquina es inferior a la de una réflex media, pero muy superior a la de cualquier compacta con lentes intercambiables.

La cámara también equipa conexiones como la zapata superior sobre el flash desplegable, una digital para transferir al ordenador, conexión HDMI para un televisor en alta definición, para micrófono y mando remoto.

La calidad de las imágenes es buena gracias a un sensor de 14 megapíxeles, aunque rinde peor en ausencia de luz -como casi todas las cámaras no profesionales- cuando el ruido de la imagen se deja notar.

La FZ 100 también nos permite captar vídeo en alta definición (1.080p) gracias a un botón de función directo. La resolución del mismo es buena en condiciones de buena luz, aunque desentona demasiado cuando está falta.

En general es una buena inversión para aquellos que quieren entrar en el mundo de la fotografía sin desembolsar mucho dinero. Disfrutarán jugando con los encuadres y el zoom.

Lo mejor de 2010

Aunque mi experiencia tecnológica sea corta en Internet -y también en lo personal- pediré a los expertos que me permitan premiar los que yo creo que han sido los mejores gadgets de este año que termina hoy.

Como en todos los posts que compartimos hablaré siempre de productos interesantes, no sólo por su diseño y prestaciones, sino también por su precio: asequibles dentro de estos tiempos de crisis. Así, las categorías serán las de los dispositivos más demandadas normalmente por los usuarios. Aquí vamos:

Mejor televisor del año


Serie C8000 de Samsung: diseño, medio ambiente, contraste dinámico espectacular, sonido poderoso, resolución de imagen sin límites y todo por menos de 2.000€

Mejor Home Cinema con BluRay integrado del año


Samsung HT-C6930: premio europeo EISA, Dolby True HD, BluRay en 3D, 1330 vatios repartidos en un 7.1, iDock y varios periféricos por unos 1.000€

Mejor Cámara de Vídeo de Alta Definición del año


Sony HDR-CX116E: memoria interna de 8 gigas ampliable hasta 256 con memoria extraíble. Óptica Carl Zeiss con hasta 25 aumentos y sensor de alta definición con sistema Exmor R para captación de imágenes con poca luz. Estabilizador de imagen óptico SteadyShot para imágenes en movimiento y función iAuto para principiantes. Todo ello por 499€.

Mejor cámara fotográfica puente del año:


Olympus SP-800UZ: óptica de entre 24 y 840 mm integrada. Zoom óptico 30x con estabilizador de imagen óptico, grabación de vídeo HD, resolución de 14 megapíxeles, pantalla LCD formato panorámico 16:9, flash LED y procesador de imagen TruePic III. Por 399€.

Mejor tablet del año:


Apple iPad: a pesar de sus 700 gramos, tiene pantalla multitáctil de casi 10 pulgadas, con resolución HD, entre 16 y 64 gigas de memoria,  procesador Apple A4 de 1 gigaherzio, acelerómetro, sensor de luz, giroscopio, batería de hasta 9 horas para navegar por la red, altavoz integrado, etc… así como miles de aplicaciones diseñadas sólo para él. Desde 488€.

Mejor reproductor portátil de música del año:

Apple iPod Nano 6G: meter en un centímetro cuadrado de 10 gramos de peso una pantalla táctil de 240×240 píxeles, 16 gigas de memoria, radio, acelerómetro, podómetro, una batería para hasta 24 horas de reproducción de audio y una pinza para que no se pierda se merece un premio. Desde 159€.

Mejor marco de fotos digital del año:

Samsung 800P: 2 gigas de memoria interna, ranura de expansión, puerto USB 2.0, conexión a la red y batería recargable, pantalla LED de 8 pulgadas de alta definición, contraste 500:1, mando a distancia, bluetooth, altavoces estéreo, reloj personalizable e incluso radio. Todo por 160€.

Mejor smartphone del año:

Apple iPhone 4: 32 gigas de memoria, pantalla retina, reproductor de audio de alta calidad, podómetro, radio, acelerómetro, giroscopio, batería optimizada, chip A4 de Apple a 1 giga, reproductor de alta definición, cámara de videollamada, pantalla multitáctil, aplicaciones, acceso de alta velocidad a Internet… ¿alguien da más? Libre desde 599€, con operadores desde 0€.

Mejores auriculares del año:


Panasonic RP-HTF600: su cable de 3 metros, su adaptador de 6,3 mm sobre el clásico de 3,5 mm, así como su entrada de doble canal -estéreo- se unen a una impedancia de 56 ohmios (excelente para reproducir música con una fidelidad magnífica) y a una respuesta de frecuencia de entre 10 y 28 kiloherzios. Ideales para reproducir en alta fidelidad tu música favorita… sin que nadie más se entere. Redescubrirás multitud de canciones. Por 59€.