Premios Acicae Automoción, celebrando un cuarto de siglo del motor en Euskadi

La industria del motor, tanto de componentes como fabricantes, tiene y ha tenido siempre un peso específico enorme dentro del sector en Euskadi. Actualmente, ACICAE, el cluster de la automoción en nuestro territorio, aglutina a más de 300 empresas -48 de ellas multinacionales- que facturan más de 18.000 millones de euros (nuestro PIB en 2017 superó por poco los 71.000 millones) y emplean en sus más de 280 plantas en todo el mundo a más de 80.000 personas.

Cifras que demuestran el enorme músculo y capacidad de innovación de compañías como CIE Automotive (que recientemente pasó a formar parte del IBEX-35), IDOM, Irizar, KPMG, Maier, Bridgestone Hispania, Binary Soul, Elkargi, Eulen, Fagor Ederlan, Gestamp, etc. Empresas de todo tipo que tienen en común consolidar la industria vasca del motor como un referente continental.

Por eso, aprovechando el vigésimo quinto aniversario del nacimiento de ACICAE, la asociación ha decidido hacer una reflexión sobre el estado de esta industria y recopilar los logros obtenidos durante el último cuarto de siglo así como los retos venideros en los próximos años. Los premios ACICAE-Automoción son la excusa perfecta para ello.

Con el AIC-Automotive Intelligence Center como escenario de excepción, el día de hoy comenzará con una serie de conferencias sobre la Historia de la Industria de la Automoción abiertas a todo aquel que quiera asistir. Manuel Lange, Doctor Ingeniero Industrial e Historiador y Secretario General de ASEPA, realizará una radiografía y un viaje en el tiempo por la Industria del Motor en España.

Miguel Martín, Historiador y Médico ergónomo hará el mismo ejercicio centrándose en la Industria del Motor en Euskadi. Por último, Antón Pradera, presidente de CIE Automotive presentará a los asistentes proyectos singulares de la industria. Modelos muchas veces poco conocidos para el gran público pero que aportaron su granito de arena para entender el automóvil como lo hacemos hoy.

A las 18:30 llegará uno de los platos fuertes del evento. El Lehendakari inaugurará la Exposición de Vehículos Fabricados en Euskadi. Finalmente, a las 20:00 comenzará la cena oficial y la entrega de unos premios cada vez más prestigiosos que buscan no solo el aplauso de los compañeros de profesión sino dar a conocer al gran público las virtudes de una industria que ha cambiado por completo nuestra sociedad y nuestra economía. Un sector en continua evolución que a día de hoy se encuentra frente al enorme reto medioambiental y la necesidad de seguir siendo un tractor de una economía cada vez más digitalizada y tecnificada.

Es precisamente en este escenario donde se antoja más importante el papel de instituciones como ACICAE que permitan colaborar a empresas de sectores diferentes pero con un objetivo común, llevar la industria (automotriz) vasca a un entorno 4.0 que la siga haciendo un referente europeo.

CIE Automotive, el reconocimiento a la innovación y el respeto al medio

Aunque la historia de CIE Automotive es relativamente corta -el proyecto comenzó en 1996 con la creación de INSSEC y su participación en Corporación Industrial de España aunque el nacimiento del grupo no se da hasta la fusión entre el Grupo Egaña y el Grupo Aforasa- su huella en la economía vasca es cuando menos relevante.

La multinacional es un proveedor y subconjuntos para el mercado global de automoción con un especial énfasis en el uso de tecnologías complementarias así como diversos procesos asociados. Dominion, la otra unidad de negocio del Grupo se centra en buscar multiservicios y soluciones que optimicen la eficiencia en los procesos productivos a través de la innovación.

Con 98 centros productivos repartidos por los cinco continentes, las plantas de CIE Automotive están presentes en 17 países. Su unidad de “smart innovation”, Dominion, está presente en 30 países. Entre sus clientes se encuentran empresas como Renault, Daimler, Chrysler, Ford o Volkswagen, así como proveedores como  Magna, ZF, Schaeffler, Nexteer o Faurecia.

Con certificados de calidad en 17 países, la preocupación por minimizar su huella de carbono es una de las señas de identidad de la empresa: su sistema de reciclaje de virutas de aluminio así como la reutilización de la chatarra o la gestión del agua convierten a la compañía en una referencia en el sector industrial.

Por todo ello, el reconocimiento de la empresa vasca en forma de acceso al Ibex 35 ha sido recibido como “una motivación para seguir con la misma estrategia” además de un incremento de la visibilidad para acceder a clientes potenciales extranjeros a los que es complicado llegar si no se está en los principales índices bursátiles.

“Mantener el enfoque industrial”, seguir siendo una de las empresas tractoras de referencia en la industria vasca y un ejemplo en gestión ambiental, innovación, investigación y calidad serán las prioridades de la empresa.

Los criterios que se tienen en cuenta para que una empresa forme parte del selecto Ibex 35 son que tengan un valor bursátil elevado así como una “negociación activa” por parte de los inversores. Además, se busca que sean compañías con una “gran representatividad” en el Estado.

La empresa de componentes con sede en Bilbao tiene un capitalización de más de 4.500 millones de euros y en 2017 obtuvo un beneficio neto de 215,4 millones de euros, un 32,7% más que en 2016 por lo que no es de extrañar que, en lo que va de año, se haya revalorizado más de un 50% y un 360% desde el cierre de 2013.

CIE Automotive lleva tiempo siendo una de las referencias de los fondos de inversión estatales que siempre han aplaudido su fuerte capacidad exportadora así como que sea una empresa con fuertes accionistas de control

GTS, solución integral de formación para industria 4.0

A puertas de la BIEMH más digitalizada en sus 30 ediciones, es momento de recapacitar sobre el papel de las herramientas de virtualización y capacitación pensadas para la industria. Soluciones que más allá de realizar una propuesta adaptada a cada cliente, permiten una configuración exclusiva y a medida en función de la realidad y las necesidades de cada caso.

GTS de Binary Soul es la máxima expresión de este concepto. Una plataforma de formación de operarios que además de facilitar el aprendizaje de los procesos productivos mediante una formación gamificada, permite que las personas puedan trabajar en entornos industrializados. Esto, teniendo en cuenta el profundo proceso de reconversión que está viviendo el sector, supone una enorme ventaja competitiva gracias al ahorro de tiempo, de costes y a la capacidad de prever posibles problemas en los procesos productivos.

Las virtudes de una solución así, no obstante, van más allá de ese ahorro de costes (al tratarse de una propuesta servitizada el cliente paga solo por lo que usa) y los beneficios son tanto tangibles como intangibles.

Entre los primeros destacan una formación sin riesgos puesto que aprender en un entorno virtual es mucho más seguro que hacerlo con maquinaria real -tanto para los operarios como para la propia maquinaria-. Asimismo, permite evitar parones en la producción derivados de tener que emplear parte de nuestro equipamiento en formaciones. GTS, incluso, posibilita la formación antes de la puesta en marcha de un proceso.

Entre los intangibles -más difíciles de cuantificar pero igual de importantes a la hora de conseguir un resultado final satisfactorio-, se encuentra la motivación. El componente de gamificación genera un aprendizaje más orgánico con una mejor experiencia de usuario y, además, requiere de menos esfuerzo para el aprendiz que un sistema convencional.

 

GTS facilita el acceso a toda la información generada por los empleados y permite evaluar su progresión con tests gamificados a medida.

 

Por otro lado, al tratarse de un sistema basado en la nube, su despliegue puede realizarse de forma instantánea en múltiples lugares con una puesta en marcha rápida y sencilla. En definitiva, es un proceso sin barreras: multilenguaje, multidispositivo, seguro y sin límites de almacenamiento.

Y este último punto es importante puesto que una de las principales fortalezas de GTS como herramienta es que se constituye como un pilar sobre el que construir procesos formativos completos en los que plasmar el know how de cada compañía de forma independiente y segura.

Gracias al diseño modular se pueden añadir características y funcionalidades personalizadas para crear un sistema de formación individualizado para cada empresa. Además, Binary Soul puede digitalizar los procesos (ya existentes o a implementar) y desarrollar las herramientas de formación necesarias -cursos, por ejemplo-.

Son ya tres los grupos industriales de referencia en su sector que, a modo de early adopters, están pilotando la plataforma en algunas de sus plantas. Se trata de Maier, CIE Automotive y Fagor Ederlan. Empresas que han confiado en esta ventaja competitiva y que ya están disfrutando de sus virtudes de primera mano.